Documento sin título
 
Ir a Posada de Mantecona
 


Esto es una barra

Esto es una barra



Esto es una barra

Esto es una barra
Última entrada:

Afluentes del Gelion

Esto es una barra

Relacionadas:
Ered Nimrais
Eriador
Helm
Isengard
Istari

Esto es una barra

 
Entradas: Número de EntradasNúmero de EntradasNúmero de EntradasNúmero de Entradas

Busca:

     
Dunlendinos
 Raza
En la Segunda Edad del Sol, vivía en los fértiles valles al pie de las Montañas Blancas una raza de hombres altos y de pelo oscuro. Se dice que durante muchos siglos desarrollaron una cultura separada de otros pueblos y construyeron muchas fortalezas de piedra. Ningún relato habla del destino de estos hombres, aunque desaparecieron, y en sus tierras sólo quedaron aquellos de sus descendientes que recibían el nombre de dunlendinos.

Mucho antes de que los dúnedain fundaran los reinos de Gondor y Arnor, el poder de los dunlendinos había disminuido. El pueblo se había dividido. Aquellos que permanecieron en Sagrario se convirtieron en aliados de Gondor; otros emigraron hacia el norte y se asentaron pacíficamente en las tierras de Bree. Pero la mayor parte de ellos se retiraron a las colinas y las llanuras de las Tierras Brunas, donde se convirtieron en un pueblo de organización tribal dedicado al pastoreo. Aunque conservaron su idioma y siguieron siendo feroces guerreros, se convirtieron en un pueblo bárbaro.

En el siglo veintiséis de la Tercera Edad, los hombres de Gondor cedieron a los éothéod (más adelante llamados rohirrim) una provincia llamada Calenardhon, pero los dunlendinos consideraban que les pertenecía a ellos por derecho. Los dos pueblos comenzaron a odiarse y, en el año 2758, un dunlendino de nombre Wulf se puso a la cabeza de una gran invasión de su pueblo contra los rohirrim y resultó victorioso. Pero fue a costa de un alto precio, porque al año siguiente los rohirrim se rebelaron y rechazaron nuevamente a los dunlendinos a las colinas, y Wulf resultó muerto.

Fue así que durante casi tres siglos los dunlendinos permanecieron en las regiones de las colinas y dejaron los fértiles valles a los rohirrim. Pero no olvidaron la ofensa, y los hombres altos y morenos de las Tierras Brunas hicieron un pacto maligno con el mago rebelde Saruman, quien había llevado multitud de grandes orcos (llamados uruk-hai) a Isengard. Y se recoge en la historia que, por medio de un acto maligno de hechicería, los dunlendinos fueron mezclados con los uruk-hai, y el resultado fue una descendencia maligna que recibió el nombre de Medio orcos. Los Medio orcos eran hombres de piel negra, con ojos de lince y rasgos malvados de orco.

Cuando el poder de Rohan y de Gondor pareció disminuir, este ejército se reunió en Isengard, bajo el estandarte de la Mano Blanca de Saruman, para combatir a los rohirrim. Los dunlendinos, con sus altos yelmos y negros escudos, avanzaron hacia la Batalla de Cuernavilla en el Abismo de Helm, junto a los uruk-hai y los Medio orcos.
Pero esta batalla fue un gran desastre para los dunlendinos; fueron vencidos y los feroces uruk-hai y Medio orcos fueron aniquilados. Los que no resultaron muertos no pudieron hacer otra cosa que pedir la paz y prometer no volver a rebelarse nunca contra los conquistadores rohirrim.

Enciclopedista: Akerbeltz - Editada el 13-04-2005 por Akerbeltz

 

Entrada Anterior: Belecthor II
Siguiente Entrada: Fiero Invierno

 



 

 
 
Esto es una barra
 



Listado de SugerenciasBibliografía y Referencias
Enciclopedistas de El Poney Pisador:

- Akerbeltz - Voronwë - Angband - Baranduin - Nenya - Silme - Llumdelest