Documento sin título
 
Ir a Posada de Mantecona
 


Esto es una barra

Esto es una barra



Esto es una barra

Esto es una barra
Última entrada:

Afluentes del Gelion

Esto es una barra

Relacionadas:
Ar-Adûnakhôr
Aglarond
Akallabêth
Alcarondas
Aman

Esto es una barra

 
Entradas: Número de EntradasNúmero de EntradasNúmero de EntradasNúmero de Entradas

Busca:

     
Númenor
 Lugar
Después de la Primera Edad del Sol, quedó un resto de la raza humana de los Edain, quienes se habían aliado con los Elfos en la Guerra de las joyas contra Morgoth. Como recompensa a su coraje, los Valar crearon una gran isla en mitad del Mar Occidental, para que estas gentes, llamados los Dúnedain, pudieran tener un país propio. Esta isla fue Númenor, Oesternesse en el lenguaje de los hombres, creada en el año 32 de la Segunda Edad, que fue el más poderoso de los reinos humanos de Arda. Se otorgó a los hombres de Númenor una esperanza de vida mucho mayor que la de los demás mortales, así como grandes poderes mentales y fisicos que hasta entonces sólo los elfos habían tenido. La isla de Númenor, que también recibía el nombre de Andor, «tierra de los dones», o Elenna, «tierra de la estrella», o Anadûnë, tenía la forma de una tosca estrella de cinco puntas. En su punto más estrecho tenía una anchura aproximada de cuatrocientos kilómetros, y en el más ancho de ochocientos, y se dividía en seis regiones. En el centro se encontraba Mittalmar, las «tierras interiores» que contenían: Arandor, «la Tierra del Rey»; Armenelos, la ciudad real; Meneltarma, la Montaña Sagrada, y el puerto de Rómenna. Cada una de las cinco penínsulas que surgían de Mittalmar constituía una región separada: Forostar, las «tierras del norte»; Orrostar, las «tierras del este»; Hyarrostar, las «tierras del sudeste»; Hyarnustar, las «tierras del sudoeste», y Andustar, las «tierras del oeste», cuyo puerto principal, Andúnié, significaba «crepúsculo». Númenor estaba bendita con la presencia de abundantes bosques de árboles de flores perfumadas. Tenía muchas llanuras hermosas y dos ríos principales: el Siril, que fluía hacia el sur desde las laderas de Meneltarma hasta desembocar en el mar cerca del pueblo pesquero de Nindamos, y el Nunduiné, que corría hacia el oeste, hasta Eldalondé el Verde, el más hermoso de los puertos de Númenor. Durante la Segunda Edad, Númenor alcanzó tal grandeza que sus reyes se envanecieron totalmente. Fueron corrompidos por las malvadas sugerencias de Sauron, y en 3319 el rey Ar-Pharazôn envió una gran flota contra los Valar en las Tierras Imperecederas. El resultado fue la completa destrucción de Númenor cuando el mar literalmente se tragó la isla. Esta época fue conocida como la del Cambio del Mundo, porque no sólo desapareció Númenor, sino que las Tierras Imperecederas fueron extraídas de las Esferas del Mundo y llevadas a una dimensión que estaba más allá de la comprensión de los humanos. Aunque una parte de sus habitantes escaparon del cataclismo y fueron a la Tierra Media, donde fundaron reinos e imperios, Númenor nunca volvió a resurgir. Durante muchas edades, las leyendas hablaron de ella como una tierra mágica y perdida que se encontraba sumergida en el mar, con los nombres de Akallabêth, Mar-nu-Falmar y Atalantë.
Enciclopedista: Akerbeltz - Editada el 16-06-2008 por Angband

 

Entrada Anterior: Nulukkizdîn
Siguiente Entrada: Númenóreanos

 



 

 
 
Esto es una barra
 



Listado de SugerenciasBibliografía y Referencias
Enciclopedistas de El Poney Pisador:

- Akerbeltz - Voronwë - Angband - Baranduin - Nenya - Silme - Llumdelest