Identificarse | Registrarse


Todos los horarios son UTC + 1 hora


Fecha actual Mar Dic 10, 2019 11:47 pm





Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: Música Lejana
NotaPublicado: Dom Nov 05, 2006 1:18 pm 
Montaraz nómada
Montaraz nómada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 01, 2006 3:21 pm
Mensajes: 12
Ubicación: Valinor
La puerta de la posada estaba cerrada. Desde fuera, parecía un lugar acogedor. Cálido como muchos otros que hubiera visitado antes. Se preguntó si allí encontraría algo diferente. Si encontraría algo que la instara a quedarse, y permancer. Una luz dorada fluía a través de las ventanas, y al entrar, voces estridentes y risas inundaron sus oídos. Tanto, que al principio las notas, suaves y cálidas, le pasaron desapercibidas. Llegaron como un rumor suave, y sin saber cómo, se internaron en su mente, acariciando sus sentidos.

Parecían llegar de un lugar lejano. Quizás incluso de otro tiempo, de otra edad. Quizás era un eco de una música pasada, atrapada en un ciclo, condenada a repetirse.

Seguramente por eso tardó en dstinguir el instrumento que lanzaba, o había lanzado, al aire aquellas notas. Era un violín. El arco debía deslizarse de forma suave. Apenas si se sentía. Arrancaba con cada nota un sentimiento latente, que se transmitía con un gran poder evocador. Un amor desdichado, quizás un amor prohibido. Un final maldito, y una muerte.

¿Acaso era un reflejo de su propia historia? Por un momentó creyó que aquella música era producto de su imaginación. Tal vez si se esforzara un poco, encontrara un recuerdo emborronado y sordo.

Como un río que se desborda, sus ojos se llenaron de lágrimas. Las arrancó de sus mejillas con sus manos, con un gesto rápido y furioso. Después, la música cesó de pronto. Tan inesperadamente como había llegado.

Y se quedó allí de pie, sumida en el silencio. Y aún más sola que antes si cabe. Finalmente, con gesto decidido, abrió la puerta que daba al Salón Común, y un agradable calor la envolvió.

_________________
Me gusta cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Nov 05, 2006 8:27 pm 
Ciudadano de Bree
Ciudadano de Bree
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Oct 05, 2006 7:54 pm
Mensajes: 76
Ubicación: en esta noble posada
Cuando Bubhoshai llegó al Salón Común el mismo estaba casi colmado: muchos humanos (montaraces algunos, simples viajeros los más), elfos de diversa catadura...un par de enanos. El orco se sentó en un rincón y pidió una cerveza a Nob por medio de un gesto. Se sentía el único de su tipo, pero no por ello más desarraigado de lo habitual.
En torno a su mesa los parroquianos iban y venían, rientes y descarados algunos, parcos los otros. Una tarde como tantas, se dijo el orco.
Mas de pronto un sujeto alto y de mirada taciturna se puso de pie. Sin mediar una palabra, como si cumpliese con la mecánica de un ritual, abrió un bolso astroso del que en seguida sacó un violín. Temperó en algo las cuerdas y comenzó a tocar.
Aquello si que sonaba: una melodía delgada que se estiraba entre las mesas y los jarros de bebidas serpenteando como un jirón de sentimientos. La salmodia recordó a Bubhoshai la música de aquellos bardos beornidas ambulantes, oída tanto tiempo atrás. ¿Sería acaso el músico uno de aquellos juglares?
Al lado del orco un elfo vestido de celeste dijo:
- Este hombre gana su vida de esta manera, tocando de taberna en taberna...
Bubhoshai estaba por interrogar al elfo, pues parecía indudable que el mismo conocía al músico, pero en esos momentos la puerta de la Posada se abrió dejando paso a una mujer de veras curiosa.
La desconocida saludó apenas a Mantecona y fue hacia una mesa apartada ante la que se sentó. Llevaba los ojos bajos, mas se la advertía llena de dignidad. Los cabellos de la recién llegada eran cobrizos y larguísimos, arreglados de una manera exótica y sin embargo elegante. En cuanto a sus albas vestimentas, eran de lo más esmerado. Podría decirse las de una aristócrata de incógnito. Una gran espada la acompañaba.
Pero había algo más. ¿Era esa mujer una elfa? Sólo una visión apresurada podría arrojar esa deducción. El brillo de su mirada hablaba de nostalgias, se diría ajenas a la Tierra Media.
Nob trajo la cerveza, el orco bebió un trago y se dedicó nada más que a observar a la mujer. Algo le decía que traía tras de si toda una historia digna de ser oída.

_________________
Nunca te niegues a ver


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Nov 06, 2006 3:08 pm 
Montaraz nómada
Montaraz nómada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 01, 2006 3:21 pm
Mensajes: 12
Ubicación: Valinor
No parecía ser la única persona silenciosa en la posada. La mayor parte de la gente se divertía, reía, bebía, sin moderación alguna. En un rincón alguien contaba una historia de un tiempo pasado. En otro, un grupo de personas de distintas razas se reunía alrededor de un mapa, y sus rostros reflejaban una profunda concentración. Uno de ellos hablaba en voz baja, deslizando el dedo índice sobre el pergamino.

Llamó a Nob con un susurro apenas audible, pero lo suficiente para que la oyera a pesar del ruido ensordecedor. Pidió algo caliente para beber y el Hobbit le sugirió un té de hierbas. Aceptó la sugerencia con un gesto, y mientras esperaba paseó la mirada subrepticiamente por el salón.

Nob volvió cargado con una bandeja, y sobre ella una enorme y humeante taza blanca. Ella acercó sus manos hasta la taza, y agradeció el calor que brindaba.

Pronto se sintió observada. Apenas dos mesas más allá de donde ella se encontraba, un ser oscuro se encontraba sentado con la mirada fija en ella, sin ni siquiera disimular su atención. Sostenía con una mano una gran jarra de cerveza. Cuando se dio cuenta de que ella correspondía a su mirada, la acercó a sus labios y tomo un gran trago, sin dejar de mirarla.

Se sintió incómoda. Pero a pesar de que sus encuentros anteriores con otros seres oscuros no habían sido nada agradables, no apartó la mirada. Pues había en ella una compasión, y un entendimiento sobre lo que ellos eran, que hacía imposible el desprecio hacia aquella raza. Tampoco los consideraba culpables de lo que ahora eran. Simplemente, existían en Arda como tantos otros.

Aún así, se preguntó que hacía un ser como él en la posada. Pensó por un momento en acercarse hasta él, pero finalmente no se movió. Que se acercara él en todo caso, sin tanta curiosidad le producía su presencia.

_________________
Me gusta cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Nov 06, 2006 6:52 pm 
Ciudadano de Bree
Ciudadano de Bree
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Oct 05, 2006 7:54 pm
Mensajes: 76
Ubicación: en esta noble posada
Bubhoshai miró a la recién llegada por encima del borde de su jarra, y he aquí que ella también lo miraba. Lo hacía con una mirada demasiado líquida como para constituir bravata o desafío, y demasiado serena como para contener miedo. El orco bajó su jarra y la mujer seguía allí, persistente y lejana, mientras el violín seguía arrullando con su vocecita de niña perdida en el bullicio. El orco se puso entonces de pie, sorteó las botas de un montaraz (cruzadas en su camino), ignoró las bromas de ese hobbit que de todos se burlaba de puro bebido, y llegó ante la dama. La saludó con una pequeña inclinación, (no fuera cosa que ella pensara que no había orco capaz de buenas maneras) y dijo:
-Vuestra merced llega sin duda de muy lejos, eso lo deduzco de vuestro aire ajeno; sin embargo esas ropas blancas no registran marcas de viaje, y la mayor soledad signa vuestras facciones...habéis logrado intrigarme de veras, señora ¿aceptaríais un convite que nos lleve, a vos y a mí, a una charla?
Y se quedó de pie a la espera de una respuesta.

_________________
Nunca te niegues a ver


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Nov 06, 2006 9:10 pm 
Montaraz nómada
Montaraz nómada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 01, 2006 3:21 pm
Mensajes: 12
Ubicación: Valinor
El té de hierbas seguía caliente, pero se había enfríado lo bastante como para arriesgarse a tomar un sorbo. Apenas depositaba la taza nuevamente en la mesa, cuando oyó la voz grave del orco. Una sonrisa leve asomó a sus labios, antes de responder con voz suave.

- Sois bienvenido a mí mesa - dijo, señalando con la mano la silla que se encontraba frente a ella. Él tomó asiento, ligeramente recostado sobre el respaldo, estirando las piernas bajo la mesa. Ella parecía divertida con la situación. Finalmente añadió - Y decidme, ¿qué os intriga de mí? Pues no soy yo quien parece precisamente fuera de lugar en esta Posada. Vos representaís sin duda una intriga mayor para mí, en todo caso.

_________________
Me gusta cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Nov 07, 2006 9:19 pm 
Ciudadano de Bree
Ciudadano de Bree
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Oct 05, 2006 7:54 pm
Mensajes: 76
Ubicación: en esta noble posada
La recepción departe de la extranjera había sido favorable. Bubhoshai sonrió con sus dientes grandes y opacos.

-Este orco poco tiene que ocultar, señora. Vientos de libertad me guiaron fuera de Mordor y de las sombras, y las circunstancias, el rechazo de muchos y la aceptación consecuente de unos pocos me arrojaron a una vida de proscrito solitario. De todo hice, y de poco debo avergonzarme... ¿muertes? Sin duda que las cargo, pero no más que las de un soldado de línea. Conté con maestros y – quizás esto si os sorprenda- algunos discípulos. Tuve amores y desamores, luché por lo que creí justo y razonable, y al fin los vientos del mundo me trajeron en sus alas a esta posada, en la que al fin hallé paz y sosiego...aunque no ignoro que los mismos no sean más que una tregua.
“No ignoro que más de un parroquiano tiembla al verme pasar a su lado, y que otros acarician en mi presencia las empuñaduras de unas armas semiocultas, mas ¿se entristece ante los otros quién tiene el alma tranquila? Ya comprenderán...o no. Y su opinión me tiene en poco cuidado. Ahora os escucho a vos, señora...algo me dice que mi signo, la soledad, es también el vuestro.

Dicho esto, Bubhoshai volvió a su jarra de cerveza, deliciosamente fría.

_________________
Nunca te niegues a ver


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron