Identificarse | Registrarse


Todos los horarios son UTC + 1 hora


Fecha actual Lun Dic 16, 2019 2:23 pm





Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: El largo viaje.
NotaPublicado: Dom Nov 11, 2007 7:32 pm 
Huésped de la Posada
Huésped de la Posada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 07, 2007 6:55 pm
Mensajes: 43
Ubicación: Las nobles casas de Rivendel.
Los truenos rugían en mitad de la tormenta y el fuego consumía poco a poco los restos de la aldea, que fedhallon observaba desde la distancia. Él había podido escapar antes de que los seguidores de Glaurung incendiasen el pueblo, pero no había podido evitar que el resto de la gente de la aldea sucumbiera. Se arrastró montaña arriba para guarecerse de la tormenta, y encontró un campamento orco. Se acercó a la improvisada valla de palos y gateó hasta la entrada de la cueva alrededor de la cual se disponían dos torres de guardia, también de madera. Se dio cuenta de la gravedad de la situación en que se encontraba. Estaba perdido en el bosque, sin comida, y una compañía de orcos le seguía. Y ahora aquello. Encontró una antorcha colgando de la entrada y la cogió sin que le vieran. De todos modos esperaba que el campamento estuviera vacío. Amontonó con el pie unas hojas que la lluvia no había mojado y les prendió fuego. Luego, sin desprenderse de la antorcha, rodeó la falda de la montaña y llegó a un campo de amapolas. Corría cada vez más y llegó a otro bosque todavía más denso. Ya estaba amaneciendo y apagó la antorcha en un profundo charco. Oyó de pronto un ruido y sacó su daga sin pensarlo dos veces. El elfo suspiró aliviado. Solo era un cervatillo.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Nov 18, 2007 6:38 pm 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 14, 2007 11:18 pm
Mensajes: 559
Ubicación: La Comarca, Eriador
El cervatillo interrumpió su tarea de beber agua del charco y levantó la cabeza. Miró fijamente a Fedhallon con sus ojos vivaces y se acercó hasta él. El ciervo era demasiado joven para saber que debía desconfiar de todo y de todos. Fedhallon lo miró aturdido, recogió su daga y le hizo un gesto a la cría para que se alejara de él. El animal torció la cabeza y movió una oreja para espantarse una mosca. Le miró y se acercó hasta sus piernas, dejando rozar su cabecita en sus ropajes. Fedhallon se sintió atrapado. Si no conseguía que el cervatillo desapareciera de allí cuanto antes les descubrirían a los dos. Así que comenzó a caminar con la esperanza de que el animalillo se fuera alejando más y más de él. El ciervo joven volvió la cabeza y vio alejarse a Fedhallon, luego con un grácil salto colocó todo su cuerpo en la misma dirección hacia la que miraban sus grandes y marrones ojos y siguió el rastro de Fedhallon. El elfo se empezó a poner nervioso. Comenzó a correr, acompañado del ciervo, que había decidido, de motu propio, adoptar al elfo como compañero de camino. Durante todo el día estuvo Fedhallon intentando deshacerse del animal sin conseguirlo. Ya el sol se alejaba por el horizonte cuando encontró un hueco donde recostar su cuerpo cansado.

_________________
"Caminé por las laderas pantanosas de Moscagua y no sufrí percance alguno, mas un día sin tu presencia puede marchitar mi frágil armadura interior"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Dic 10, 2007 10:10 pm 
Arquero del Rey
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Jun 13, 2006 4:29 pm
Mensajes: 604
Ubicación: Girona
Se acurrucó entre dos grandes rocas que parecían navegar entre la alta hierba y buscó con la mirada al cervatillo.
Por un instante creyó que al fin se había librado de él, mas cuando se recostó hacia un lado dejandose llevar por el sueño, un lametón en la mejilla le sobresaltó. El pequeño cervatillo había rodeado las enormes piedras y encontró un hueco entre ellas para meter su cabeza y desear buenas noches al su elfo compañero de viaje.
- Ve a descansar, aquí solo cabe uno - rio el elfo empujando con delicadeza en hocico del animal.
Éste retrocedió silenciosamente ante la perplejidad del elfo, que lleno de cansancio, bostezaba dando la bienvenida a la luna.

_________________
Cada brazo tiene su arco,
cada arco tiene su flecha.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Dic 11, 2007 8:50 pm 
Huésped de la Posada
Huésped de la Posada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 07, 2007 6:55 pm
Mensajes: 43
Ubicación: Las nobles casas de Rivendel.
Cuando despertó en una gélida mañana de primavera, su joven acompañante se había marchado o, al menos, aquello fue lo que fedhallon pensó al principio. Recordó que no había probado bocado desde hacía dos noches y, sabiéndose librado de sus terribles perseguidores, se encaminó hacia un camino que discurría a través del laberínto de árboles.
A pesar del acentuado frío, la tormenta había descargado toda su furia durante la noche y el cielo se le antojaba límpido e incluso hermoso, si algo podía serlo en aquellos tiempos. Adentrádose todavía más en el bosque, el chico descubrió una hondonada donde dos roedores correteaban, ajenos a los problemas del mundo exterior. Por encima de su cabeza, bandadas de pájaros sobrevolaban el bosque y se adentraban en los pantanos. Siguió buscando hasta que advirtió la fugaz silueta del rio y bajó hasta los chopos que lo bordeaban. Y descubrió entonces que el cervatillo había encontrado otro abrevadero donde no lo molestaran. Se acercó hasta la orilla con sigilo y acarició el lomo del animal, que ahora lo miraba fijamente.

_________________
No me quejo si alguien que ha leído mis libros los encuentra aburridos, absurdos o despreciables, ya que yo tengo una opinión similar sobre sus comentarios.

"J.R.R. Tolkien"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Dic 28, 2007 2:44 am 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 14, 2007 11:18 pm
Mensajes: 559
Ubicación: La Comarca, Eriador
"Tú también te sientes solo" pensó Fedhallon mientras acariciaba el lomo del cervatillo. Se agachó para coger un poco de agua fresca del arroyuelo y bebió con avidez. Desde el día anterior no había tenido oportunidad de ingerir líquido alguno. Se levantó y miró a las montañas que se levantaban frente a él. Se metió la mano en el bolsillo y repasó mentalmente todas sus pertenencias, que no eran muchas, y comenzó de nuevo el camino. Le gustaba escuchar el ruido que sus botas hacían cuando pisaba los cantos rodados del riachuelo, un ruido áspero y cantarín a la vez. El cervatillo había terminado de beber y también había continuado su camino, detrás de Fedhallon, pero esta vez, a una distancia prudencial. El sol ya tomaba posición en lo más alto y el calor comenzaba a tornarse sofocante.

_________________
"Caminé por las laderas pantanosas de Moscagua y no sufrí percance alguno, mas un día sin tu presencia puede marchitar mi frágil armadura interior"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Dic 29, 2007 7:14 pm 
Arquero del Rey
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Jun 13, 2006 4:29 pm
Mensajes: 604
Ubicación: Girona
Continuó siguiendo el río orilla arriba durante un rato hasta detenerse para comer.
- Hay que reponer fuerzas - se dijo a si mismo observando de reojo al cervatillo.
Buscó la generosa sombra de un árbol cerca de la orilla y recostándose en su tronco sacó una hogaza de pan y un buen trozo de queso. El cervatillo lo observaba a varios metros de distancia con curiosidad, Fedhallon cortó una migaja de pan y se la lanzó. El animal la olió con cuidado y después de darle un lamentón, alzó su cabeza caminó hasta el bosque que rodeaba el riachuelo hasta perderse entre los árboles.
El elfo esperó con impaciencia que volviera a aparecer el cervatillo pero visto que no lo hacía, puso toda su atención en el almuerzo.

_________________
Cada brazo tiene su arco,
cada arco tiene su flecha.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Mar 05, 2008 7:36 pm 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Ene 31, 2008 6:40 pm
Mensajes: 755
Ubicación: En Bree...si hay brumas...
Era media tarde ya, cuando el elfo se dió cuenta que su cervatillo no acababa de llegar .- está bien, no te esperaré más, has encontrado tu lugar, yo debo seguir el mio.- musitó recogiendo su carcaj, y la capa que habia posado. Paseó la mirada alrededor suyo, cierta tristeza nublaba sus ojos, sacudió la cabeza, y echó a andar...

_________________
Tyelpëa Taurenna


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Mar 11, 2008 10:37 pm 
Huésped de la Posada
Huésped de la Posada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 07, 2007 6:55 pm
Mensajes: 43
Ubicación: Las nobles casas de Rivendel.
caminó largo y tendido a través del bosque que, a medida que la noche caía, se volvía más intrigante y misterioso. De modo que decidió acostarse y dormir junto a un descomunal alcornoque, pensando al principio en su ya peocupante inanición. Aunque al final desistió, y consideró que al día siguiente tendría oportunidad de cazar algúna lievre desprevenida. Y el sueño lo inundó.

_________________
No me quejo si alguien que ha leído mis libros los encuentra aburridos, absurdos o despreciables, ya que yo tengo una opinión similar sobre sus comentarios.

"J.R.R. Tolkien"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Dom Mar 16, 2008 10:27 pm 
Señor de las Palabras
Señor de las Palabras
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Feb 27, 2008 11:51 pm
Mensajes: 302
Ubicación: El Norte
Pero no fue un sueño apacible, pues el resplandor de las llamas y los gritos de la gente de su aldea se mezclaban confusos en él con el brillo de relucientes escamas de dragones que perseguían a un cervatillo al que debía proteger con su propia vida. Y de pronto, un resplandor azul hacía huir despavoridas a las criaturas aladas, dejándole abrazado a algo que ya no era un cervatillo...
Mientras se agitaba en su lecho de hierba, el bosque despertaba a la vida nocturna. Sus habitantes, unos más amistosos que otros, le observaban en la oscuridad.

_________________
"Los años han pasado como sorbos rápidos y dulces de hidromiel blanco en las Salas de más alla del Oeste..."


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mié Mar 19, 2008 3:08 pm 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Ene 31, 2008 6:40 pm
Mensajes: 755
Ubicación: En Bree...si hay brumas...
LLegaba casi el alba, cuando Fedhallon abrió lo ojos, haba sentido algo que subia por su brazo, viscoso y frio, que erizó toda su piel, de un manotazo intentó quitarlo, pero esto se aferraba aún más a él...

_________________
Tyelpëa Taurenna


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Lun Mar 24, 2008 11:47 pm 
Señor de las Palabras
Señor de las Palabras
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Feb 27, 2008 11:51 pm
Mensajes: 302
Ubicación: El Norte
Mantuvo la calma esperando que sus ojos se habituasen a la grisácea claridad que precede al amanecer, enseguida alcanzó a distinguir la silueta de algo que parecía una enorme babosa a punto de meterse en su manga. La sujetó firmemente con la otra mano y tiró de ella hasta que consiguió desprenderla y arrojarla lejos, entre unos arbustos espinosos.
-Por lo menos no tenía garras ni dientes ni escupía fuego. Pero tampoco parecía un bocado sabroso.- se lamentó- Es una pena que las liebres no trepen por los brazos.
El bosque se hacía cada vez más nítido a su alrededor y el canto de los pájaros madrugadores se unía a los quejidos de su estómago.
-Menos mal que el cervatillo dejó de seguirme, si no, soy capaz de cualquier cosa.
Se levantó decidido a encontrar comida y después...tendría que pensar seriamente en el futuro, no podía pasar toda la vida dando vueltas por los bosques. En el fondo sabía muy bien a dónde dirigir sus pasos, pero esa cuestión mejor sería abordarla con el estómago lleno.

_________________
"Los años han pasado como sorbos rápidos y dulces de hidromiel blanco en las Salas de más alla del Oeste..."


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Mar 28, 2008 9:17 pm 
Huésped de la Posada
Huésped de la Posada
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Nov 07, 2007 6:55 pm
Mensajes: 43
Ubicación: Las nobles casas de Rivendel.
No le costó demasiado derribar una perdiz que, posada en su rama, seguramente jamás sabría qué proyectil podía haberla ensartado. Revoloteó pese a la herida unos metros por encima de los árboles, y cayó en picado para no volver a alzar el vuelo. Fedhallon apartó de su vientre las hojas que la habían acompañado en su descenso, y retiró la flecha atravesada en su lomo.
"Siempre es mejor poco que nada", pensó, sumido en sus reflexiones.
Dos veces se alzó el sol hasta que volvió a encontrar caza, aunque la perdiz le duró solo hasta el día siguiente. Esta vez fue una liebre, en un claro de agrestes praderas, en el que dos ciervos bebían de un barranco.
Salieron huyendo, pero el chico acorraló a la solitaria liebre en su madriguera, y la apuñaló desde fuera. Luego la sacó por el cuello y la echó a unos maderos que había improvisado sobre la hoguera de la noche anterior. Empezó ese día a construir una cabaña en la que pudiera guarecerse del frío, ya que no parecía haber rastro de vida humana.

_________________
No me quejo si alguien que ha leído mis libros los encuentra aburridos, absurdos o despreciables, ya que yo tengo una opinión similar sobre sus comentarios.

"J.R.R. Tolkien"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Abr 11, 2008 11:27 pm 
Señor de las Palabras
Señor de las Palabras
Avatar de Usuario

Registrado: Mié Feb 27, 2008 11:51 pm
Mensajes: 302
Ubicación: El Norte
Mientras el muchacho buscaba entre los árboles las maderas apropiadas, un jinete acababa de abandonar el camino que discurría atravesando el bosque, internándose en la floresta. Los rayos del sol del mediodía temblaban entre las verdes hojas de los altos robles y salpicaban de brillantes manchas el suelo cubierto de musgosas rocas y fragantes matas cuajadas de flores.
-Ya llegamos, Fiur.-dijo una voz de mujer, a la vez que acariciaba el cuello del caballo negro.
Unas peñas se veían más adelante entre los gruesos troncos y hacia allá dirigió su montura, pues sabía que al pie de un barranco formado por
ellas brotaba un manantial de aguas muy apreciadas, sobre todo cuando las cantimploras estaban vacías, como era su caso.
Salieron a un prado pedregoso cercado por un muro de árboles bastante juntos y por unas rocas desde las que saltaban cantarinas pequeñas cascadas que formaban una lagunilla de bordes de hierba y tierra esponjosa recientemente pisoteada.
-Ya lo ves, Fiur, a los habitantes del bosque también les gusta, así que vamos a darnos el gusto.
Se acercaron a la fuente, desmontó y dejó libre al animal, que al momento inclinó la cabeza hacia la pequeña poza cristalina y comenzó a beber.
Ella sacó una cantimplora de su equipaje y se disponía a arrodillarse para llenarla cuando un crujido a su espalda hizo que se irguiera y llevase la mano a la empuñadura de la espada.
El círculo de árboles quedaba en penumbra en contraste con la luminosidad del claro, pero medioasomado tras un tronco del borde divisó una figura menuda.
-¿Quien anda ahí?-preguntó Harel en voz alta. Sabía que aquellos parajes no eran del todo seguros, pero su instinto le decía que no debía temer a aquel ¿muchacho?
Desde su escondite, fedhallon también sintió que no debía tener miedo y se decidió a salir. Avanzó bajo la luz del sol y ella comprobó que era un joven elfo de aspecto cansado, se detuvo a unos metros de la mujer de cabello cobrizo y ojos grises y dijo:
-Soy fedhallon ¿y tú?
-Harel, llevo unos mensajes a la costa. ¿Qué haces tú aquí?

_________________
"Los años han pasado como sorbos rápidos y dulces de hidromiel blanco en las Salas de más alla del Oeste..."


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Abr 15, 2008 3:56 pm 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Ene 31, 2008 6:40 pm
Mensajes: 755
Ubicación: En Bree...si hay brumas...
.-Solo trato de buscar un poco de tranquilidad, y qué haces tú ???, esto queda bastante lejos de cualquier sitio al que pueda ir una buena amazona...a entregar nada.- respondió recobrando la pieza que casi le cae por distraerse al mirarla. Siguió con lo suyo sin dejar de mirarla por el rabillo del ojo, procurando tener una buena liana a mano -pequeña pero ligera y flexible por si le era útil- Bajó de la improvisada escala que había hecho para la escuálida cabaña, dió unos pasos para ver la obra, sonrió para sí y se encaró a la joven...

_________________
Tyelpëa Taurenna


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron