Identificarse | Registrarse


Todos los horarios son UTC + 1 hora


Fecha actual Jue Ene 23, 2020 6:44 am





Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: En busca de hospedaje
NotaPublicado: Jue May 27, 2004 10:32 pm 
Viajero de paso
Viajero de paso
Avatar de Usuario

Registrado: Jue May 20, 2004 9:42 pm
Mensajes: 9
Era una de esas claras mañanas primaverales, en la que los pájaros cantan, y la sutil brisa del norte, acaricia los cuerpos, en señal de vida;

Una figura, de aspecto esbelto, camina a paso ligero, por una senda despejada y ancha... Los prados estaban verdes, y ya se podían observar en los arbustos, los primeros frutos silvestres.
La figura recitaba una cita, mientras caminaba, aparentemente solo:

Sólo en el silencio la palabra,
sólo en la oscuridad la luz,
sólo en la muerte la vida,
el vuelo del halcón
brilla en el cielo vacío..


¡Te ha gustado, Ron? -dijo el individuo- es de composición propia; me aburro caminando solo por estos parajes, bueno...solo, ya sabes, te tengo a ti pero no es lo mismo, ¿entiendes?

JUAAAAAGGGGGGGGG- de repente un halcón bajó de los cielos, y se posó sobre aquel individuo.

Si, sé lo que entiendes, ¿qué tal por las alturas? ¿estamos cerca? -preguntó mirando al ave.

Juagg... -respondió, con un graznido.

Bien, entonces debemos ser raudos, quiero llegar a la Posada, antes de que llegue la hora de almorzar -se dijo a sí mismo.
Ron, amigo... ¿puedes hacerme un favor? lleva esta nota a la posada, surcando los cielos, llegarás antes..., además, necesito saber si hay habitaciones para poder hospedarme, o si debo seguir buscando -dijo al ave- toma, llévala rápido, y si te la responden, tráela de vuelta... Vuela amigo, ¡¡vuela!!

NOTA:

Aiya; Mi nombre es Morandir, busco hospedaje para tiempo indefinido, ¿quedan habitaciones en esta posada?
Respóndame, por favor, y devuélvale la nota al bueno de Ron, mi halcón Gávilan, el sabrá qué hacer. Gracias.

_________________
I amar prestar aen(El mundo a cambiado)
El Han mathon ne nen (lo siento en el agua)
Han mathon ne chae (lo siento en la tierra)
A han noston ned gwilith(lo huelo en el aire)


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie May 28, 2004 5:36 am 
Huésped Charlatán
Huésped Charlatán

Registrado: Mar May 25, 2004 2:12 am
Mensajes: 64
Ubicación: Ithilien, Minas Tirith, Rohan...
Así pues, el ave, veloz y fuerte, cruzaba los cielos en busca de la Posada para su amigo, llevando la nota encomendada en su garra izquierda. Mientras volaba logró divisar diversidad de formas y colores, los verdes brillantes inundaban el ambiente y la brisa en el pico lo hacía sentir bendecido de haber nacido con alas, el azul en movimiento de las aguas de los ríos se reflejaban en los ojos penetrantes de la gran ave.
Tan feliz y resguardado en sus pensamientos iba nuestro amigo que no llegó a vislumbrar la flecha que con gran velocidad se acercaba hacia él; en el último minuto logró verla y en un ademán de voltereta logró escapar de su afilada punta, lo que no significo que no le diera en el ala derecha, hiriendo a nuestro amigo y obligándolo a bajar de las alturas.

_________________
|*|RoChWeN|*|

"...yende arta mírion Ithilieno..."

Por Gondor...
Por Rohan...

Imagen


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie May 28, 2004 12:01 pm 
Guardián de las Tierras Allende el Mar
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Abr 02, 2004 10:16 pm
Mensajes: 441
Ubicación: En mi corazon, en Andunië
Nuestro valiente Halcón, tuvo el coraje suficiente como para descender lentamente y no dañarse con las ramas de los altos árboles de los bosques cercanos a Bree.
Dolida, se quitó la punta de flecha que había penetrado en su ala derecha y calmó el ardiente dolor en las frescas aguas del Brandivino. Mientras descansaba, pensó seriamente que su amo Morandir no estaría seguro en la Posada ni en el camino hacia ella. Conocía de su valentía y de su fama de gran guerrero, pero el Mal debía ser importante, si en la Cuarta Edad, se atrevía a golpear tan cerca de Bree.....
Ron reflexionaba preocupado mientras decidía cómo informar a su amo del asunto. Su preocupación era mucha y crecía tan rápidamente como las aguas del amado Brandivino curaban su dolor.
La flecha que le había atravesado el ala, era una flecha empenachada de negro. Una flecha orca, con una runa blanca. Una S...la S de Saruman.

NOTA Nessornë: Ejem, gracias amigo Joshua por introducirme en el relato (a mi o a alguna de mis compañeras) pero el amigo de Ron, parece ser un Halcón, no un águila XD todavía no ha nacido el hombre que pueda soportar mi peso sobre su hombro!! Corregí el error...

_________________
Aquí estoy en las arenas de Mithlond, viendo la luz que se apaga en los mares.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie May 28, 2004 9:03 pm 
Viajero de paso
Viajero de paso
Avatar de Usuario

Registrado: Jue May 20, 2004 9:42 pm
Mensajes: 9
Ron, miro al cielo, intentando de retomar el vuelo...Pero nada consiguió pues el dolor punzante, le impedía elevarse...

Mientras tanto Morandir, paro un poco en el camino, abrió su peto, y sacó un pan duro y reseco, y una pequeña cantimplora con agua para calmar su sed...
Ya debe quedar poco. -pensó para sí- Esperare a Ron aquí sentado en este claro, no quiero que se extravíe...

Pasaron alrededor, de 10 minutos, y Morandir, acabó su aperitivo.
Vaya, qué raro, Ron tarda demasiado -pensó- bueno, sabiendo cómo es, seguro que esta inspeccionando la zona, lo hace habitualmente; se preocupa mucho por mí y mi seguridad; aún recuerdo cuando mi abuelo me lo trajo. Acabábamos de instalarnos en Edoras, y yo cumplía diez años... Demonios, como pasa el tiempo, tan solo era un pichón por aquel entonces...
Observo, entonces, una piedra grande y robusta; cogió a Mordedora, su espada Rohirrim, y se dispuso a afilarla contra la roca...

Pasaron unos veinte minutos, y Ron aún no había regresado.
Amigo, ¿pero dónde estas? -suspiró Morandir. Cogió el peto, y continuó su marcha a paso ligero por aquellas sendas. Entonces vio unas setas de aspecto apetitoso en el suelo.
Vaya suerte la mía, ¡setas silvestres!- se dijo.
Se agachó para coger unas cuantas... y ¡flash! una flecha se clavo en un árbol próximo a él, donde debería haber estado su cabeza...

_________________
I amar prestar aen(El mundo a cambiado)
El Han mathon ne nen (lo siento en el agua)
Han mathon ne chae (lo siento en la tierra)
A han noston ned gwilith(lo huelo en el aire)


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto: ui
NotaPublicado: Sab May 29, 2004 5:55 am 
Huésped Charlatán
Huésped Charlatán

Registrado: Mar May 25, 2004 2:12 am
Mensajes: 64
Ubicación: Ithilien, Minas Tirith, Rohan...
Rápidamente se puso en guardia, esperando el próximo golpe, pero un silencio inundó el ambiente, observaba hacia todos lados y su oído agudo trataba de encontrar el lugar de donde provenía la flecha, pero en vano... no se oía nada ni tampoco podía ver quién era su enemigo.

¿Quién esta ahí, lo suficientemente cobarde como para disparar y esconder la mano? - gritó fuertemente y su voz hizo ecos e el bosque y el sendero- ¿Quién esta ahí? ¡salga! ¡salga ahora!

Nada. Silencio. Mirando a su alrededor se empezó a caminar lentamente por el sendero sin perder de vista ningún rincón del mismo. De pronto sintió un golpe en la cabeza y ya no supo más.

El único lugar donde no había observado había sido hacía arriba de los árboles, y una roca le había golpeado la cabeza.

_________________
|*|RoChWeN|*|

"...yende arta mírion Ithilieno..."

Por Gondor...
Por Rohan...

Imagen


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Dic 23, 2004 11:58 am 
Aprendiz de Escriba
Aprendiz de Escriba
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Oct 04, 2004 11:52 am
Mensajes: 93
Ubicación: Ahora mismo en Sego-Bree
Cuando Morandir despertó se encontraba en el mismo lugar donde había perdido el sentido pero todo estaba confuso. Era de noche. Intentó incorporarse pero un fuerte dolor de cabeza seguido de un mareo le hicieron pararse en seco. Cerró los ojos.
- Mi cabeza... –murmuró levemente.
Un escalofrío le recorrió el cuerpo que le hizo darse cuenta de que le faltaba la ropa ¡alguien se la había robado! Ahora se encontraba sin ropa y sin nada en medio del bosque, al lado del camino.
Ron todavía no había regresado lo que quería decir que algo le había sucedido y los ladrones se habían llevado todo excepto su espada que había quedado milagrosamente semioculta entre unas rocas al caer y no la habían visto.
Él si la vio, se acercó a ella y la tomó entre sus manos pensando que podía hacer ahora. En ello estaba cuando escuchó a lo lejos los cascos de un caballo que se acercaba... y a sus oídos también llegó otro sonido “Juagg” muy débil... aquel sonido le resultó familiar y volvió a escucharlo. Sí, era él: su halcón ¡Tenía a Ron!

_________________
Inwen Lindonar Sáralondë - Hija de Khyxthal cuyo espiritu de fuego habita en ella...


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Dic 23, 2004 4:43 pm 
Guardián de los Cielos
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Jun 13, 2003 12:41 pm
Mensajes: 463
Ubicación: Las montañas nubladas
El sonido de los cascos se acercaba rápidamente. Morandir, pese a haber reconocido la voz de su halcón, decidió esconderse tras unos matorrales hasta estar seguro de que quien montaba aquél caballo no era un enemigo.

La noche era clara y la luna brillaba casi llena, por lo que Morandir pudo distinguir claramente la figura de un elfo montando un brioso caballo negro surgiendo de la oscuridad. En el hombro del elfo estaba su amigo alado, lo que le dio la certeza de que no había peligro alguno.

Cubriéndose como pudo sus partes pudendas con la hoja de su espada salió de su escondite un poco avergonzado por la situación. El caballo frenó su marcha en el momento que el halcón intentaba volar desde el hombro del desconocido hasta su amo, pero la venda de su ala se lo impidió y se hubiera dado un buen golpe contra el suelo si su amigo no lo hubiera alcanzado rápidamente dejando caer su espada.

El Elfo bajó del caballo y sonriendo se quitó su capa y se la tendió al azorado Morandir, quien la aceptó de buen grado.

- Será mejor que nos vayamos rápidamente de aquí. A pocas millas está la posada a la que enviaste a tu halcón, allí podrás entrar en calor y contarnos qué te ha ocurrido, aunque es fácil de adivinar. Tienes un halcón valiente y fuerte, gracias a él te hemos encontrado rápidamente, aunque llegó con un ala herida!

- Agradezco de veras la ayuda y gustosamente os explicaré lo ocurrido, pero estoy deseando curarme esta herida de la cabeza y vestirme como Eru manda...

Así elfo, hombre y halcón partieron hacia la posada.

En ese momento, de detrás de un tronco cercano surgió una siniestra figura encapuchada...

_________________
GRRRRRRRRR Como pille al gracioso que puso un petardo en mi nido...


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Jue Dic 23, 2004 6:16 pm 
Viajero Asíduo
Viajero Asíduo
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Jun 21, 2004 1:23 am
Mensajes: 33
Ubicación: una de las habitaciones del poney pisador....o bagando en los bosques
Poco a poco la sombra apareció y los llamo con una voz grave y fuerte
- ¿Que días son estos que que se ve un halcón herido con dos Elfos, uno semi desnudo y de noche?
- ¿Quien eres tu?-respondió Morandir
- MintarEspiritu7Pies me dicen en Bree, pero soy Mintar El Montaraz, y vengo buscándote hace horas, desde que vi pasar ...una.. - Mintar bajó la voz,como si tuviera miedo de pronunciar esa palabra y dijo - una compañía de orcos con una mano blanca
-No puede ser cierto - dijo el otro elfo - la Mano blanca desapareció hace mucho tiempo!
- Lo tengo claro, pero eso vi yo!
- ¿Será un Semi-Orco, que esta empezando a reunir fuerzas y se auto dio el titulo de La Mano Blanca?

Todos callaron y empezaron a reflexionar hasta que Morandir rompió el silencio
-¿y bueno que tal si pensamos de esto en esa famosa posada a la que quiero llegar?

Y el extraño trío se puso en marcha camino a Bree sin saber que...

_________________
"Se que la muerte acecha en cada rincón
pero no pienso quedarme aquí oculto a la luz del sol
ahora saldré ahí fuera a luchar por lo que quiero
y ten en cuenta que si hoy muero
habré muerto como yo deseo
la espada empuñada y sonriendo
y mi cara mirando al cielo
donde están a los que quiero
el lugar en el que ahora te espero"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Vie Dic 24, 2004 10:28 pm 
Ciudadano de Bree
Ciudadano de Bree
Avatar de Usuario

Registrado: Lun May 03, 2004 5:06 pm
Mensajes: 83
Ubicación: En el retrete de mi habitación, leyendo la Gaceta de Bree
unos lóbregos ojos les estaban acechando entre el denso ramaje de los árboles. Esos ojos emanaban odio y desprecio y estaban sedientos de sangre.
De repente la criatura misteriosa saltó desde la espesura con un gran impulso, y con un feroz rugido se precipitó sobre el elfo, aferrando las garras en su espalda y mordiéndole el brazo izquierdo. Morandir reaccionó con premura y esgrimió su espada rebanando de un golpe la cabeza del monstruoso espécimen; parecía ser un licántropo.
-¿¿Estás bien compañero?? ¿¿Te ha herido de gravedad?? – preguntó con un turbado rostro Morandir.
- Tranquilo, estoy bien, sólo es una mordedura superficial, gracias a tu veloz reacción aún conservo mi brazo.
- Será mejor que nos apresuremos a llegar a la posada, la sombra y el miedo rigen estas tierras y no es de mente sabia permanecer en ellas largo tiempo- comentó Mintar.
Morandir le vendó la herida al elfo con un trapo que le había prestado el montaraz y seguidamente emprendieron de nuevo el camino, con celeridad y mirando a los dos lados del oscuro sendero, deseando llegar a esa famosa posada en la que esperaban pasar la noche seguros

_________________
A Elbereth Gilthoniel,
silivren penna míriel
o menel aglar elenath!
Na-chaered palan-díriel
o galadhremmin ennorath,
Fanuilos, le linnathon
nef aear, sí nef aearon!


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Feb 11, 2006 7:29 pm 
Aprendiz de Escriba
Aprendiz de Escriba
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Oct 04, 2004 11:52 am
Mensajes: 93
Ubicación: Ahora mismo en Sego-Bree
Anduvieron sin parar hasta que vieron a lo lejos unas luces que les indicaban que habían llegado a su destino. Se dirigieron hacia la posada cansados y doloridos. Pasaron por las calles sintiendo clavadas las miradas en ellos... ¿tan extraños eran? O quizás... ¿estaba pasando algo de lo que no eran conscientes todavía?
No lo sabían. Y realmente no les importaba demasiado en aquellos momentos ya que lo único que ansiaban sus cuerpos era un poco de descanso.
Llegaron a la posada y entraron en ella. Se dirigieron hacia el mostrador para pedir alojamiento.
- ¿Qué desean viajeros? -preguntó el posadero.
- Alojamiento -dijo lacónicamente Mintar todavía encapuchado.
- Disponemos de.... -comenzó a decir el posadero cuando el cuerpo del elfo se precipitó al suelo.
Todos los allí presentes se volvieron con curiosidad... aunque ninguno se movió. Tan solo una figura que estaba en un rincón envuelta en una gruesa capa de color verdegrisáceo se levantó de su asiento y se acercó a ellos. Se quitó uno de los guantes que llevaba y tocó la frente del elfo. Movió la cabeza con preocupación.
- Tiene fiebre. -informó una voz de mujer- ¿Cómo habéis dejado que llegue hasta este estado? ¿Es que no hos habéis dado cuenta? -reprochó a Mintar y Morandir- Da igual... ahora hay que curarle igualmente.
- Siganmé... -dijo el posadero con actitud preocupaba- Les conduciré a su alojamiento...
Morandir y Mintar sujeraron por los hombros al elfo y siguieron al posadero por el pasillo. Les condujo hasta una habitación de varias camas sin casi decoración. Dejaron al elfo en una de las camas. La desconocida se quitó la capa y dejó ver una mujer de larguisimos cabellos grisazulados y ondulados vestida integramente de negro. Examinó al elfo y tomando una de las bolsitas que llevaba al cinturon se lo dio masticar y tragar.
- Por ahora eso es lo único que se puede hacer... -calló un momento todavía sin volverse- Según como evolucione veremos que se puede hacer... -ahora finalmente se dio la vuelta dejando ver unos ojos color violeta intensos y brillantes en hermoso y joven rostro- Me llamo Khyxthal Sáralondë-Lindonár.
- Yo soy Morandir y este es Ron -dijo presentando a su halcón- Él es Mintar y él es... -entonces se quedó cayado de pronto- La verdad es que no pudo decirme su nombre...
El cuarto se quedó en silencio un momento. Todos se miraban sin saber que decir.
- Bueno, será mejor que les deje solos caballeros... -dijo de pronto la joven- Así su amigo podrá “adecentarse” -dijo mirando a Mintar, señalando con la mano hacia Morandir y sin poder evitar sonreir un poco ya que en el ajetreo la capa había dejado ver una pantorrilla descubierta... y ya se había fijado anteriormente en los pies descalzos. Podía imaginarse exactamente que era lo que llevaba puesto debajo de la capa. Se volvió y tomó su capa nuevamente.- Volveré dentro de una hora para ver como se encuentra el paciente... Hasta luego caballeros.
Morandir se arrebujó en la capa mientras la joven abandonaba la habitación que se iba con una sonrisa y sin inmutarse. Mintar miró como la puerta se cerraba tras la joven y se volvió a Morandir.
- Esa joven tiene razón en algo... ¡¡tienes que ponerte algo más de ropa!! -y sin más revolvió entre los bultos buscando ropa adecuada para Morandir. Encontró unos pantalones negros, una camisa verde y un chaleco gris que parecían más o menos de su talla y se los acercó a Morandir- Creo que esto servirá.
Mintar dejó que Morandir se vistiera mientras miraba al elfo tumbado en la cama... tenía mal aspecto pero se le veía mejor que antes, cuando se desmayó. Desde luego aquella jovencita sabía lo que hacía cuando se trataba de sanar, aunque no les había dicho exactamente cual era el mal del elfo... la herida no había sido grave... ¿por qué había enfermado de aquel modo?
- ¿Qué crees que tiene? -preguntó Morandir siguiendo la mirada de Mintar, que le condujo por los mismos senderos hacia la misma pregunta que se estaba haciendo el otro.

_________________
Inwen Lindonar Sáralondë - Hija de Khyxthal cuyo espiritu de fuego habita en ella...


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Mar Feb 14, 2006 8:16 am 
Guardián de los Cielos
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Jun 13, 2003 12:41 pm
Mensajes: 463
Ubicación: Las montañas nubladas
- No estoy seguro de lo que tiene, pero estaba perfectamente hasta que aquel monstruo peludo le mordió. Me juego mi pipa a que tiene algo que ver.- Mientras decía estas palabras, Mintar levantó la manga del inconsciente elfo. Efectivamente, alrededor de la mordedura, la carne comenzaba a tomar un color negruzco que sin ser médicos hizo que los dos comenzaran a preocuparse.

- Quizás deberíamos avisar a la mujer que le ha intentado bajar la fiebre. Creo que no ha visto la mordedura y me parece que es importante que lo sepa. Tal vez tenga hierbas que puedan sanar esta herida.-

Morandir bajó corriendo las escaleras. Halló a la muchacha enfrascada en sus pensamientos mirando por la ventana y acariciando distraídamente su saquito de hierbas.

Khyxthal se volvió al oir como se acercaba el montaraz corriendo.

- ¿Ocurre algo? ¿ha empeorado vuestro amigo?- preguntó

- Bueno, hay algo que queremos que vea. Nuestro amigo tiene una herida que creo que le ha pasado desapercibida.

Los dos se dirigieron rápidamente escaleras arriba donde el elfo comenzaba a revolverse empapado en sudor.

La sanadora rápidamente se agachó para examinar la mordedura.

- Es extraño... no parece muy profunda, sin embargo se ha infectado de un modo que pocas veces he visto. Como si el animal que le mordiera llevara el mal en sus fauces.

Rápidamente sacó de entre sus ropajes un pequeño cuenco y, con mano experta, comenzó a preparar una pasta mezclando varias hierbas que fue extrayendo de diferentes sacos y agregando un poco de agua.

- Bien, este emplaste servirá para detener por el momento la infección... o eso espero. Tengo que ver al animal que ha causado esto. Y debo verlo ahora. Necesito analizar su saliva y su sangre. Espero estar equivocada en cuanto a mis sospechas. Decís que abatísteis a la bestia ¿verdad? ¿quién de vosotros me acompañará? necesito que uno se quede a cuidar de el elfo para cambiar el emplaste cada hora.

Morandir se ofreció a acompañar a la mujer. Ambos se armaron debidamente y envueltos en sus capas se perdieron rápidamente entre las sombras de la noche en busca del cuerpo de la bestia.

En poco tiempo alcanzaron el lugar donde habían sido atacados. Sin embargo donde antes yacía inerte el licántropo, ahora no había nada.

Morandir estaba estupefacto.

- ¿Qué demonios...?-

_________________
GRRRRRRRRR Como pille al gracioso que puso un petardo en mi nido...


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto:
NotaPublicado: Sab Mar 18, 2006 8:42 pm 
Aprendiz de Escriba
Aprendiz de Escriba
Avatar de Usuario

Registrado: Lun Oct 04, 2004 11:52 am
Mensajes: 93
Ubicación: Ahora mismo en Sego-Bree
-¿Sucede algo? -preguntó Khyxthal sin saber que estaba pasando.
-Es el cuerpo del animal... ¡a desaparecido! -respondió Morandir.
-¿Desaparecido?
-Sí... estaba aquí mismo cuando nos fuimos... y ahora no está... no hay nada.
Khyxthal se acercó al lugar donde indicaba Morandir hasta que vio una mancha de sangre, se agachó y vio que aquella sangre tenía algo extraño ya que la hierba que estaba en el lugar de la mancha estaba chamuscada. Morandir tambien se acercó y lo vió. Después ambos cruzaron la mirada. Khyxthal tomó una cajita y unas pinzas que solía llevar en el cinturón y metió unos de esos trocitos en ella... cada trocito en un apartado que contenía una sustancia de distinto color y esperó.
-Que es eso... -preguntó intrigado Morandir. Khyxthal sonrió.
-Es un detector de sustancias... fabricado por mí. -miró a Morandir- Cada sustancia reacciona de distinta manera con respecto a las otras... yo observo la reacción y así se a lo que me enfrento en cada momento.
Mientras hablaban en uno de los apartados comenzó a suceder algo extraño. La sustancia que era blanca que volvió verde y comenzó a aparecer una espuma de color amarillo. Khyxthal lo observó unos instantes mientras palidecía visiblemente. Su boca se quedó seca de pronto e intentó tragar saliba pero no podía.
-Sucede algo malo -preguntó Morandir que había observado la reacción.
Khyxthal permaneció unos instantes parecia que no había escuchado la pregunta de Morandir. Este la miraba cada vez más extrañado y comenzando a preocuparse. Alzó la mano y la puso sobre el hombro de la joven para zarandearla levemente.
-¿Khxythal...? -interrogó nuevamente- ¿Qué sucede?
Entonces la joven parpadeó y miró a Morandir todavía con la boca reseca. No sabía como decir lo que estaba pasando por su mente.
-Sucede algo espantoso... sucede algo espantoso... ¡¡y ese algo le va a suceder al elfo si no nos damos prisa!!
-¿Qué quieres decir? -preguntó Morandir sintiendo un sudor frio recorrer su cuerpo.
-Este efecto tan extraño tan solo lo produce una cosa... es una especie de “veneno”... pero que no mata a quien le afecta. Le transforma.
-¿Transformar? -preguntó Morandir incredulo.
-Sí. Hace que el cuerpo se transforme en otra cosa... algo muy agresivo y que infecta con ese mismo “veneno” a quien es herido por él y sobrevive... el veneno está en su saliba... y cuando entra en contacto con la sangre la cambia y hace que esta incluso sea capaz de quemar plantas... -Khyxthal se quedó mirando la hierba quemada y Morandir también la miró- y eso hace que el ser infectado también cambie... desde dentro hacia fuera comenzando por la sangre hasta transformar todo su ser...
-¿Tiene cura...? -preguntó Morandir intentando asimilar todo aquello.
-Sí y no. Depende del grado de infección, de si se consiguen todos los ingredientes del antidoto... y de la fuerza de voluntad del paciente. -Khyxthal dijo todo esto mientras comenzaba a recoger todos sus enseres
-¿Y los tenemos? Los ingredientes me refiero...
-Algunos les tengo en la posada... otros hay que recogerles en el momento de realizar el antidoto o de lo contrario no funcionarían. Pierden su efectividad con el tiempo... Tengo la lista de todo lo necesario en la posada... -Khyxthal había terminado ya de recoger todo el equipo.
-Entiendo... va a ser dificil... y puede que incluso no lo consigamos...
-Exactamente -dijo Khyxthal mientras miraba fijamente a Morandir- Creo que esto es todo lo que podemos encontrar aquí... -comenzó a decir ella cuando un extraño sonido comenzó a recorrer el bosque.
-Será mejor marcharse de aquí -dijo Morandir.
Khyxthal frunció el ceño y asintió. Ambos se dirijieron a sus monturas, subieron en ellas y se lanzaron al galope en dirección a la posada. El sonido aumentaba en volumen y cada vez sonaba más cerca... como si les estuviera siguiento. Sonaba por todas partes como si les rodease.
Cuando llegaron a la entrada del pueblo un montón de piedras comenzaron a caerles encima provenientes de una casa que tenía el aspecto de una casa abandonada. Aquellas piedras no parecían caer de forma natural sino que eran lanzadas contra ellos. Los caballos se revolvieron y casi les tiran al suelo.
-¿Qué demonios sucede aquí? -preguntó Morandir desconcertado.
-Ni idea... yo llegué ayer... -dijo Khyxthal- ahora la importante es llegar a la posada.
Morandir asintió.
-Cierto... pero parece como si alguien no quisiera que entrasemos en el pueblo... como si quisieran que esas...”cosas” que vienen detrás nos atraparan... -respondió Morandir.
Khyxthal acercó su mano al mango de su espada dispuesta a luchar si era necesario.

_________________
Inwen Lindonar Sáralondë - Hija de Khyxthal cuyo espiritu de fuego habita en ella...


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron