Identificarse | Registrarse


Todos los horarios son UTC + 1 hora


Fecha actual Vie Sep 25, 2020 11:45 am





Nuevo tema Responder al tema  [ 56 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Llegada a la posada
NotaPublicado: Sab Ene 19, 2013 12:28 am 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 14, 2007 11:18 pm
Mensajes: 559
Ubicación: La Comarca, Eriador
-De todos los sitios donde he buscado, éste es el último donde esperaba encontrarte -dijo la semielfa.
-¡Ja, ja, ja,ja! -rio abiertamente Enumanus- Recuerdo viejos tiempos en los que no se podía uno adentrar en este bosque con tanta facilidad. Y aún ahora... fíjate, qué ejemplar he cazado.
-Ya veo -se asomó la semielfa y miró al huargo desde la distancia-, bonito lobo.
-Sí, corría como Crinblanca en sus buenos tiempos y parecía estar huyendo de algo.
-Eryn Lasgaren es ahora un sitio tranquilo. Celeborn se encargó de convertirlo en un lugar seguro y habitable. Aunque bien mirado, este huargo también es una criatura del bosque.
-¡ja,ja,ja,! Parece que los elfos de Rivendel hicieron un buen trabajo contigo, no te recordaba tan comedida.
-Bueno, ya sabes... -la semielfa miró para otro lado- al final todo se pega.
-¿Y puede saberse por qué me has estado buscando? Yo me he tomado muchas molestias en que nadie me pudiera encontrar.
-Ya, ya... -cabeceó la semielfa-, ya lo sé. Si no hubiera sido por la ayuda del Mariscal no te hubiera encontrado, pero ya sabes que él siempre está al tanto de todo y empezó a atar cabos.
-Vaya... -Enumanus se rascó la cabeza y recogió sus flechas recién recuperadas-, el bueno del Mariscal. Bien, ponme al día Gwirdyon, ¿qué es eso tan importante que te ha hecho recorrer estas tierras para dar conmigo?
-Pues me encantaría contártelo cuanto antespor eso te voy a pedir que me acompañes a Rivendel y allí te lo explicarán quienes tienen las respuestas y las preguntas.
-¡Ja,ja,ja,ja! -Enumanus recogió su arco y lo guardó en la funda que colgaba a su espalda mientras contestaba al requerimiento de Gwirdyon- Ya empezamos con los acertijos. Sabes que no te voy a acompañar y que no quiero involucrarme en ningún asunto de esos que hay que solucionar urgentemente para salvar a la Tierra Media. Yo sólo quiero seguir jugando con mi arco y disfrutar de un feliz anonimato.
-Bien. Por el camino me imaginé esa como una posible respuesta. También vi a Inzil con su carreta. Supongo que se dirige hacia aquí, donde estás tú. Hay una guerra de lobos, y esos corren en todas las direcciones y no creo que el niño pueda defenderse solo. Bien, adiós.
-¡Espera! -increpó Enumanus a la semielfa que ya se había dado la vuelta- Vamos a buscar a Inzil.

_________________
"Caminé por las laderas pantanosas de Moscagua y no sufrí percance alguno, mas un día sin tu presencia puede marchitar mi frágil armadura interior"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Llegada a la posada
NotaPublicado: Sab Ene 19, 2013 7:54 pm 
Montaraz nómada
Montaraz nómada
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Ene 11, 2013 12:45 pm
Mensajes: 19
Raza: Licantropo
La noche había caído cuando Erethie estaba en las lindes del bosque negro. Se había resguardado del frío en una cueva. Ahora estaba sólo, su compañera, Adaria, había muerto al ser mordida en la nuca por un licántropo blanco. Tal vez habría más lobos que le apoyarían, pero estaban lejos, muy lejos, y si algún camarada de antaño se encontraba cerca, él lo ignoraba. Había sufrido alguna que otra herida del último combate, pero eran leves. Muchos lobos le buscaban, ya sea por liderazgo o para matarlo. Su tensión era alta.
- Si me dirijo hacía el bosque negro... Estoy perdido. Ciertamente me hallo perdido. Adaria, mi compañera que me prestó gran ayuda en mis peores momentos, y la he perdido. ¡¡¡Arrrrrrr!!!! ¡¡¡Te cogeré maldito Iufart!!! Sí, y cuando lo haga te destriparé, y ¡¡¡¡¡te descuartizaré en mil pedazos!!!! - Gritó y nuevamente volvió a gritar sucesivamente Erethie desesperado y enfurecido.


Mientras tanto el grupo que consiguió salir de la batalla de los lobos, se hallaba en Rivendel. Por ahora estaban alojados en unas magnificas habitaciones, proporcionadas por el magnate de Rivendel, al que aún desconocían, pues sabían qué Elrond se había marchado por ahora. Pues fueron recibidos por un elfo bien vestido al que no conocían, y no dijo nombre alguno, sólo dijo que les proporcionarían habitación y que más tarde serían convocados a una fiesta, por el magnate.

_________________
Hay 3 tipos de admiradores de El Señor de los Anillos:
-Los Fans, chicos de 13 años que no saben leer un libro pero piensan que los Orcos son la Onda.
-Las Fans, chicas de 13 años que no saben leer un libro pero piensan que Orlando Bloom es lindo.
-Y los Devotos, que son capaces de discutir por semanas de un tema relacionado con El Señor de los Anillos.
¿De que tipo son ustedes?


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Llegada a la posada
NotaPublicado: Mar Ene 22, 2013 2:27 pm 
Arquero del Rey
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Jun 13, 2006 4:29 pm
Mensajes: 604
Ubicación: Girona
Gwirdyon se hacía la dormida mientras observaba, a pocos metros de ella, la figura de Enumanus recostada sobre una roca. No hacía mucho que había perdido el sueño. El tiempo justo para ver como el cuerpo del humano se revolvía bajo su manta para despertar bruscamente. Desde entonces se había limitado a recordar tiempos pasados, mas la sonrisa le duró hasta que apareció el rostro de Tserleg.
Se incorporó lentamente y las llamas de la pequeña hoguera parecieron reavivarse.
-Vaya, ¿te he despertado? – preguntó Enumanus.
-No, no podía dormir – ella lo observó y dudó un momento antes de continuar - ¿Te acuerdas de él? ¿de Tserleg? – preguntó.
-No, cuando murió dejó de perseguirme en sueños.
-Es que…¿no pareces muy contento de verme?
-¡Ja! – rió Enumanus – Llevo dias y noches enteras de cacería, tentando una y otra vez a la muerte. La poca compañía que he tenido han sido algún cazador o mercader, incluso con la guardia del rey he tenido alguna conversación. Los pocos habitantes de aquí no son muy habladores que digamos…Pero tú, es lo mejor que podía haberme imaginado.
-Pero no estás a gusto – interrumpió ella inquieta.
-Es el pasado Gwirdyon. Siempre acaba encontrandote, como tú…, se convierte en una sombra y cuando crees que no está, vuelve a aparecer.
-¿Por eso te fuiste Bree?, sin avisar, sin decir nada a nadie, ni a tus amigos, ni a Isilya…
-Hay cosas que no sabes – le replicó él.
-Y el pobre Inzil ¿por qué tuviste que involucrarlo en tus asuntos? Es un niño.
Enumanus se deshizo de la manta de un golpe, se levantó y se acercó al fuego agachándose y sacándose un trozo de carne ahumada bajo la capa. Depués le dio un mordisco y contestó a la semielfa.
-Lo de Inzil fue un error, él estaba comigo en el taller aquel dia y no paraba de hacer preguntas, así que le hice cargar la carreta.
-Y lo de enviarlo al Bosque Negro?
-¡Aquello no era una orden! – replicó- Fue un comentario desafortunado. Inzil me preguntó que tenía que hacer con la carreta y yo le rspondí “ llevala al Bosque Negro”. Podía haberle dicho mil cosas, “véndela, llevatela a casa, regalasela a Mantecona,… ¡Maldita sea! Tenía mi cabeza en otros asuntos.
-¿En como quemar tu casa por ejemplo? – sonrió Gwirdyon mientras cogía el trozo de carne que le ofrecía su compañero.
Quedaron en silencio drante unos segundos hasta que Enumanus alargó el brazo para coger su arco.
-¿Quieres saber por qué me fui? Ten – le entregó el arma - ¿Lo reconoces?
“Un maldito arco negro de algún Uruk-hai”- pensó. Lo examinó con indiferencia bajo la luz de las llamas.
-Al prinicpio yo tampoco lo vi, y eso que lo repasé y limpié una y otra vez de punta a punta – añadió Enumanus con impaciencia – Sobre la empuñadura, está bastante gastado por el roce de las flechas.
Ella pasó su pulgar con cuidado. Entonces adivinó la forma de una mano grabada en la madera. Sí , ya empezaba a verlo. La mano de Saruman y bajo ella en sentido vertical unas letras, T, S, E, L, …
-Tserleg. –susurró.
--Sí – afirmó él – aquella pequeña hobbit me trajo a mi casa, despues de tenerlo guardado durante años, el arco de quien me crió como un hijo para despues persegurme a muerte lleno de odio.
Gwirdyon recordó al enorme Uruk-hai paseándose por su campamento arco en mano mientras ella estaba prisionera. Dejó caer el arco y se acarició las muñecas como si aún le dolieran de los grilletes que la apretaban.
-¡Destruyelo! ¡Haz que desaparezca de la Tierra Media! – casi gritó.
- Lo haré pero aún quedán muchas alimañas que matar, huargos, orcos, …Este arco aún tiene mucha sangre que pagar.
Gwirdyon agarró la mano de Enumanus antes de que este asiera la oscura arma.
-Es solo un arco. Tserleg murió y tu renaciste. Recuerda, ibas a empezar de cero…- le dijo.

Cuando amaneció ya llevaban un techo largo caminando en silencio. Enumanus se detuvo y sin dudar le entregó el arco a la semielfa.
-Aquí nos separamos –dijo ante la sorpresa de ella – lleva el arco a Rivendel y destruyelo. Te prometo que Inzil no recibirá daño alguno.
-Así, sin más. ¿Tanto tiempo buscandote para dejarme sola en el camino?
-¡Y con un arco! – sonrió Enumanus mientras retrocedía haci a la espesura – No pude despedirme de ti – dijo – A Esdaleon le disparé una flecha dándole las gracias pero a ti… Te tenia algo preparado ¿sabes? Era cuestion de honor que lo hiciera pero nunca tuve oportunidad.
-No pienso cargar con este arco. –contestó ella.
Él pareció no oirla, sin dejar de mirarla retrocedió hasta estar a los pies del Bosque Negro.
-Te sienta bien vivir en Rivendel, aúnque te me parece que te has ablandado un poco... No temas por Inzil, iré a buscarle y lo devolveré sano y salvo a su madre. Adios Gwirdyon, pensaré en vosotros.
Dicho esto levantó la mano a modo de despedida y se perdió entre los árboles.

Lejos de allí Inzil continuaba su camino, había pasado el puente viejo y se dirigia a Sur dejando la ciudad de los elfos a su espalda. Ajeno a unos ojos que lo vigilaban constantemente. Rostrut que había sido testigo de cómo Irwin ocultaba la caja en la carreta no había dejado de seguirle desde entonces.

_________________
Cada brazo tiene su arco,
cada arco tiene su flecha.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Llegada a la posada
NotaPublicado: Mié Ene 23, 2013 5:35 pm 
Este Huésped puede elegir título
Avatar de Usuario

Registrado: Dom Ene 14, 2007 11:18 pm
Mensajes: 559
Ubicación: La Comarca, Eriador
-¿Has visto esa sala? -le susurró Irwin a Ehibin- Es impresionante.
-Me lo habían contado pero nunca lo había visto con mis propios ojos. Cuando los elfos de mi poblado me hablaban de Rivendel pensaba que era una leyenda y que exageraban.
-No siempre fue así -las interrumpió Delros-. Mis ascendientes lucharon en la Guerra de Sauron y los elfos, en el año 1697 de la Segunda Edad.
-Cuéntanos más cosas -le animó Irwin. Ehibin le miraba embobada.
-Tras esa Guerra, Elrond, el Medio elfo, huyó de Eregion con lo que quedaba de los Gwaith-I-Mírdain. Mientras que casi todo el reino de los Herreros elfos de Eriador era destruído, los Altos Elfos que sobrevivieron construyeron este refugio, que llamamos Rivendel, en el aislado y escarpado valle de Imladris, a los pies de las Montañas Nubladas, en el «Ángulo» de tierra entre los ríos Fontegrís y Sonorona.
-Entonces -dijo Ehibin boquiabierta-, ¿aquí vivió Elrond?
-Ja ja ja ja -Delros se estaba divirtiendo-. Sí querida. Pensé que nunca podría sorprenderte con algo. Aquí se ocultaba la Gran Casa de Elrond. Considerada como «la última casa acogedora al este del mar», era una casa de sabiduría y grandes conocimientos y un refugio para los Elfos y Hombres de buena voluntad.
-¿Sabes si alguien más se ocultó aquí? -preguntó Irwin muy emocionada.
-Pues sí. Aquí encontró refugio Bilbo Bolsón, al igual que más tarde la Comunidad del Anillo. La casa y el valle estaban protegidos por encantamientos élficos que hacían que los ríos se alzaran y rechazaran a los invasores.
-¡Ah! Bilbo Bolsón. Pensé que también era una leyenda -exclamó Ehibin.
-Vaya, este ha sido un gran refugio.
-Sí, vaya que sí -apuntó Delros-. Rivendel sobrevivió a todas las guerras de la Segunda y Tercera Edad y fue también refugio para los Dúnedain, especialmente para los Capitanes del Reino del Norte.
-¿Qué ha ocurrido aquí desde entonces? -preguntó Irwin.
-Pues no sé... -contestó Delros dubitativo-. Tras la Guerra del Anillo, Elrond abandonó Rivendel rumbo a las Tierras Imperecederas, pero Elrohir, Elladan y Celeborn se quedaron aquí junto a muchos otros elfos hasta que, en la Cuarta Edad, zarpó la última nave élfica desde los Puertos Grises.
-Pues... ¿Y quién se refugia aquí ahora? -Inquirió Ehibin.
-Vosotros, mis queridos refugiados -dijo una voz desde el otro lado de la sala.
Los tres miraron al frente y se encontraron una preciosa túnica de color verde que caminaba hacia ellos coronada con una melena larga de color miel.
-Saludos, Compañía del Tercer Enderi.
-¿Compañía de Qué? -preguntó Irwin.
-Del Tercer Enderi, por ser ese el día del loa en el que habéis llegado. Y mañana comienza Quellë, también la llamamos Lasselanta, Firith o Narbeleth por respeto a los diferentes clanes de elfos representados en este sitio.
-Delros -Ehibin se volvió hacia él furiosa-, traduce. No entiendo lo que dice.
-Vaya, ¿os habéis criado en la selva? -le respondió el elfo de la túnica verde. Ehibin se puso colorada y no supo qué contestar.
-Está hablando del calendario de Imladris, el que usan aquí. Dan por hecho que todos los elfos de todas las partes de la Tierra Media tienen los mismos conocimientos -explicó Delros.
-Ya veo que no es así -contestó el elfo entunicado con voz relamida.
Ehibin intentaba controlar la furia que asomaba a sus ojos y en varias ocasiones tuvo que aguantarse las ganas de arrancarle la túnica con su daga.
-Le agradezco que nos acoja en este sitio tan bonito -medió Irwin-. Pero no sé qué hacemos aquí. Hace un par de días estábamos en una cueva refugiándonos de la lluvia y de nuestros enemigos y ahora estamos aquí y no sé por qué nos han traído las águilas.
-Bien, de esos asuntos hablaremos más adelante -contestó el elfo de la túnica-. Mi nombre es Ambaron. Seguidme, os llevaré a un lugar más cómodo.
Irwin se quedó rezagada cuando Delros empezó a caminar tras Ambaron y aprovechó para preguntarle a Ehibin al oído:
-¿Qué ha pasado con nuestro prisionero?

_________________
"Caminé por las laderas pantanosas de Moscagua y no sufrí percance alguno, mas un día sin tu presencia puede marchitar mi frágil armadura interior"


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Llegada a la posada
NotaPublicado: Mié Ene 30, 2013 5:41 pm 
Mariscal del Folde Oeste
Mariscal del Folde Oeste
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Abr 29, 2005 6:38 pm
Mensajes: 1089
Ubicación: Sabadell
Los pasos firmes de los guardias resonando por los corredores devolvieron la normalidad que durante unos meses parecía que había abandonado el palacio verde. Las caras aunque serias dejaban entrever una sensación de alivio. Tras unos meses luchando con la fiebre y el veneno de las heridas con que fue encontrado el señor del Oeste, había regresado a ellos.

Sudando tras las horas de ejercicio extenuante el hombre se lavó en el rio, se vistió con el uniforme por todos conocido y tras acariciar a su montura, a la cual debía el regreso a su morada tras la aventura que no olvidaría jamás volvió a las caballerizas. dejó atendido al noble animal y como cada día se dirigió al aposento donde despachaba con sus oficiales. A través de una ventana vio como Theoden, dando sus primeros pasos solo, hacia rabiar a Plink el mastín. El animal aguantaba carros y carretas del niño pero hay del infeliz que se acercara a él sin ser de la familia.

-Y pensar que casi cruzo al verde valle sin fin. Vaya, parece que alguien se acuerda de mi... me silban los oídos.

Volviendo a su camino el Mariscal entró con paso firme para su rutina diaria.

_________________
Un hombre puede estar solo en medio de una multitud.
Un hombre puede estar solo en la vida con una familia numerosa.
Un hombre con un amigo que le escuche jamas estará solo.
Un hombre con amigos como vosotros nunca estará solo, nunca tendrá hambre, nunca tendrá sed.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
 Asunto: Re: Llegada a la posada
NotaPublicado: Mar Feb 05, 2013 2:15 pm 
Arquero del Rey
Avatar de Usuario

Registrado: Mar Jun 13, 2006 4:29 pm
Mensajes: 604
Ubicación: Girona
-Las explicaciones pueden esperar -continuó Ambaron- antes debéis descansar y reponer fuerzas. Seréndil os acompañará hasta vuestros aposentos. Tomaos un baño si lo deseáis y no os preocupéis. La importancia de vuestro cometido no ha cambiado, pero sí el camino que habrá que seguir a partir de ahora.
dicho esto, Seréndil, una joven elfa de ropajes amarillos y verdes, les hizo un breve gesto con la mano para que los tres la siguieran.
- Un momento -interrumpió Delros-, con nosotros venía un prisionero ¿qué ha sido de él?
- ¿De Escrandel? respondió Ambaron mostrando una leve sonrisa- Le dejé marchar. Su tarea en este asunto es diferente a la vuestra y no por eso menos importante.
Ehibin se acercó al elfo y le susurró.
- Nosotros tenemos la caja, así que no veo que importancia puede tener lo que él haga o no.
-¡Oh sí! La caja... -respondió Ambaron que al parecer la había oido. Los observo durante un instante con severidad y entonces pidió con un tono seco a Seréndil que llevara a los invitados a sus habitaciones.
- Irwin -añadió-, ¿puedes quedarte un momento?
La gondoriana se detuvo mientras sus compañeros se alejaban por el pasillo acompañados por la joven elfa.
- No tienes por qué preocuparte -la tranquilizó Ambaron-, nada de lo que ha pasado es culpa tuya -ella asintió con la cabeza-. Se que estás aquí por un malentendido y que las circunstancias te han llevado a derramar la sangre de un hombre.
- Yo... Estaba tan tranquila en el Poney Pisador y ahora...¡No sé en qué lío me he metido!
- Ja -rio divertido- ¿Ha esto le llamas lío? Una pareja de elfos y una... gondoriana custodiando una caja supuestamente mágica, un joven elfo de viaje con un secreto oculto en su carreta, un asesino suelto al que yo mismo he dejado en libertad y una guerra abierta entre lobos y licántropos. Ja, mas que un lío parece la mayor aventura que pueda alguien vivir.
- ¿ Rostrut -añadió Irwin.
- ¿Rostrut? ¿Qué Rostrut? -preguntó Ambaron sorprendido.

_________________
Cada brazo tiene su arco,
cada arco tiene su flecha.


Arriba
 Desconectado Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 56 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron