| NÚMERO 263206| | PRECIO: 0 € | www.elponeypisador.com |
SOBRE PELICULAS Y ESPECTACULOS
Expo en el Museo de Ciencias de Londres

Fecha: 18-09-2003 • Hora: 02:54

Los creadores de la película "El Señor de los Anillos" expusieron los trucos cinematográficos de tecnología avanzada que les hicieron merecedores de varios premios Oscar.

Los efectos especiales fueron aclamados como los más avanzados llevados a la pantalla grande y ahora son los propios protagonistas en el Museo de Ciencias de Londres.
La exposición, que muestra una mezcla de tecnología interactiva y animaciones electrónicas, ya es la presentación más exitosa en la historia del museo, con 14.000 boletos vendidos antes de su apertura oficial el martes.
"Sin dudas, fue el desafío más grande de mi carrera", dijo el neocelandés Richard Taylor, el mago de los efectos especiales cuya visión fue premiada con dos galardones de la Academia.
Sólo el maquillaje de las estrellas les llevó hasta 10 horas cada uno y se necesitaron más de 15.000 extras para dar vida a la famosa trilogía de J.R.R Tolkien.
Taylor, que habló antes de la presentación a la prensa el lunes, rindió tributo a otras fantasías de ciencia ficción como "Star Wars" y "Star Trek".
"Estamos orgullosos de ser considerados en la misma liga. Aprendimos de ellos, crecimos con ellos, nos presentaron desafíos", afirmó.
"Los avances de la tecnología nos han permitido realizar un mundo que se acerca a la inmensa visión de Tolkien. Eso habría sido difícil de lograr hace 10 ó 15 años", afirmó al hablar de las películas.
Desde los pies de los Hobbits, hasta los afilados dientes de los orcos, la exhibición muestra cómo el ejército de especialistas de Taylor le ayudó a ganar millones de nuevos admiradores en todo el mundo a la clásica historia épica de la lucha entre el bien y el mal en la fantástica Tierra Media.
El último filme de la trilogía será estrenado en todo el mundo a mediados de diciembre, que, según Taylor, será un momento agridulce para él, después de siete años trabajando en las películas.
"Siento una gran tristeza, ya que hemos estado en un gran viaje", dijo.
Las tres películas, uno de los proyectos más ambiciosos en la historia del cine, fueron filmadas a la vez, gracias al esfuerzo liderado por el director Peter Jackson en su nativa Nueva Zelanda, con un presupuesto de 300 millones de dólares.
Los orcos, goblins y otras criaturas que llenan el extraño mundo de Tolkien son las estrellas de la exhibición que estará abierta en Londres hasta enero, para después trasladarse a Singapur, Boston y Sydney.
Taylor está convencido de que hicieron un filme que resistirá el paso del tiempo.
"Esto lo verán los abuelos con los niños en sus rodillas de aquí a 60 años", indicó.

 
 

  
 
 
Enviada por: ArubDak
 
Publicar en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Menéame Publicar en Blogger Compartir en Tuenti RSS