Ir a Posada de Mantecona
 


Viaje a Rhûn
Por Halatir
 
Salí en un viaje,
soleado era el día,
con canto silbante
a los elfos veía.

Salía del Poney
al camino errante
y la gente de Bree
miraba expectante.

Llevaba las lembas
de Almarien la bella,
que alegran el día
si te las da ella.

Cruzé las montañas,
los trasgos huían,
pues quien era yo
muy bien lo sabían.

Paré a descansar
en Lórien la hermosa,
donde la dulce elanor
y el mallorn rebosa.

Seguí mi viaje
a tierras del Este,
bajo el sol amarillo
y el cielo celeste.

Al bosque de Rhûn
por fín he llegado,
a mi antiguo hogar
había retornado.

Al Señor del Bosque
fuí de nuevo a ver,
pues Curukambë impaciente
esperaba mi volver.

 
Halatir
 
 
 

431 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: