Ir a Posada de Mantecona
 


Como un día te prometí
Por Fannah
 
Paseando por la inmensa
y solitaria playa gris
en sus dientes rechinaba
la arena del sinvivir.
Al astro que gobernaba
sumisa lo vio morir,
mientras olas espumadas
consiguiéronla dormir.
Saltó agua, llegó al alma
gotas dulces que sentir,
dulce amor, dulce lágrima
¡Ay! cuánto quedó de ti en mí.
Su mirada ya abrumada
al cielo se izó a pedir,
y en las nubes dibujadas
descubrióse aquel perfil.
De forma acorazonada,
de rojo color carmín,
enclavado con firmeza
en la suave cubierta añil.
Te amo, fiel esperanza,
y heme, de nuevo, aquí,
pues vengo a darte la vida
como un día te prometí.
Sin reparos, con energía,
al mar comenzó a huir
y ahogose entre las olas
para con él poderse ir.




 
Fannah
 
 
 

468 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: