Ir a Posada de Mantecona
 


Soneto de sueño
Por Soyal
 
Soplidos sosegados elevan el vuelo
serpenteando ciegos hacia los cielos
espalda apoyada en cálido suelo
tu suave pelo en mis dedos enhebro

Luz derramada por la ventana
acaricia tus líneas con sentimiento
tu sueño reposa sobre mi seno
retengo a Morfeo, ¡qué aun no se vaya!

En tu letargo susurras secretos
sibilantes palabras, sabios consejos
sonrío divertida ¡qué bello recuerdo!.

Se izan las persianas de tus negros ojos
sondeas mi mirada, yo observo tu barba
dices "dulce amada, ¡que hermosa mañana!"




Soyal 2004
 
Soyal
 
 
 

567 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: