Ir a Posada de Mantecona
 


Despierta el mediano
Por Soyal
 
Sauron, ¡Maldito! ¿Por qué sueña contigo?

Levanta liviano su globo de la almohada
y las creaciones de su mente se desvanecen
en la bruma mañanera y temprana.

Pesados reyes de lo onírico
cabalgan sobre sus axones,
descuartizan cada nervio
golpetean con salvaje brío
en la cupula sacra del silencio

Se quiebran las esquinas,
se abre a fontana de la vida.
Se cierran los balcones,
se riegan las plantas,
las frondosas ramas
resbalan por la fachada

Agua mortecina reluce en la niebla
paladea el olor, ensoñación de lembas
despierta el deseo de la comarca.
 
Soyal
 
 
 

433 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: