Ir a Posada de Mantecona
 


Fisterre
Por Joshua
 
Mis huellas se escapan con la próxima ola.
Mis lágrimas sólo son una gota más de
esta rompiente inconmensurable.
Y estoy aquí, como desde hace siglos.
Como desde hace un instante.

Rompes y te estallas en una loco grito
sobre la piedra viva.
Y me recuerdas el destino de todos aquellos
que intentaron la aventura de llegar a Aman.

Y tu grito, tu lamento, tu llamado, me atraen
a tu encuentro.
Y he venido aquí. A estar contigo, aunque no sea
éste mi destino.

He venido a tí. Al fin de la Tierra.
Quizás más allá pueda ver la Tierra Imperecedera.
Pero mi horizonte es tu forma sin forma
tu azul infinito y la luz cayendo más allá de tí.

Gran Mar de los Elfos, Gran Mar de los Hombres
he venido a tí. Aquí, hasta el Fin de los Tiempos.
A esperar una respuesta. A encontrar mi destino
en tu sonido.

Y lo he encontrado. La nostalgia de tu presencia
siempre llenará mi alma, Señor de las Aguas.
A eso he venido hasta el Fin de los Tiempos.
A encontrarme conmigo.
 
Joshua
 
 
 

616 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: