Ir a Posada de Mantecona
 


Las Estrellas y El Mar
Por Neruene
 
Cuando la noche se haya contemplado con hermosas estrellas,
alli, he de estar. Contemplandolas como sí fueran viejas amigas, inolvidablemente alejadas sin poderlas alcanzar.
Pero lo me me aleja es el silencio de la tempestuosa noche, fria, oscura y tenue.
Miro las estrellas desde las collinas de las montañas azules, pensando que es larga las guerras que unen a linajes. La fuerza y una meta a seguir que las batallas del mal son eterna.
Quizas lo que siempre me hace extrañar son tus largos momentos, tus silencios que me llaman sin cesar.
Volviendo mi mirada hacia atras, hacia el mar tan infinito en su grandesa y tan escaso en su apariencia.
Las Estrellas y El Mar eterna companía; cielo, infierno; tempestad y calma. Así son las guerra eternizadas en el corazón.
 
Neruene
 
 
 

778 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: