Ir a Posada de Mantecona
 


El Viejo Poney
Por Baranduin
 
Grandes aventuras ocurrieron
entre plato y plato servidos,
y buenas azañas acontecieron
habiendo cocinado trasgos con vino.

Realizó Silon un largo viaje
y el lejano Mar de Rhûn alcanzó;
mientras tanto como un oleaje
vino Flippin, el hobbit tragón.

¡ Y qué decir de Nandarethan,
de las camareras la mejor!
Ella nos llenaba la mesa
de manjares, alegría y ron.

- "¡Los Orcos nos atacan!
¡Defendámonos!", se gritó.
Espadas cortan y arcos lanzan
y la Posada se salvó.

Dos de los de siempre,
enviados desde la lejana Valmar,
Derwydd y Basandere,
para nuestras rencillas calmar.

Más yo sería injusto
si el Regente no tuviere mención;
pues es Akerbeltz quien construyó el conjunto
y cuentan que su cerveza y la canción,
a probarlos el Hombre de la Luna bajó.


Pues sabed, de cuanto ocurrir hubiere
Eru es el Único Conocedor.
Mas Él quiera que olvidar no puediere
a mis amigos del viejo #el_poney_pisador.

 
Baranduin
 
 
 

1171 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: