Ir a Posada de Mantecona
 


Defendiendo en El Viejo Poney
Por Baranduin
 
- ¡Aiya, Parroquianos!
Díganme, ¿cómo están?
Traigan presto una cerveza
y una pipa pa' fumar.

- ¿Qué hay de nuevo, gente?
- Pues algo malo va a pasar:
unos orcos fueron vistos
por todos el Chet acechar.

- ¡Desenvainemos las espadas!
¡Voronwë, Silon y demás!
- ¡Cojan flechas, tensen arcos!
-¡Sobre la horda disparad!

Una noche mientras duerme
el Pueblo de Bree, llegué
con las manos heladas por el frío,
y junto al fuego os encontré.

Largos relatos contamos
en nuestras aventuras acaecidos;
y algunos preferían inventarlos,
o a lo largo de su vida oídos.

Compartimos experiencias
y la cerveza nos hizo amigos.
Por eso, aunque partiésemos,
en este sitio nos reunimos.

"Gracias Cebadilla
por abrir estealegre sitio;
pero nosotros hacemos la posada:
¡No dejemos que decaiga, amigos!

 
Baranduin
 
 
 

615 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: