Ir a Posada de Mantecona
 


Soneto a una Aventura
Por Tripadozena
 
Deja que el viento agite tu melena
y que el Caradrhas fiero frío inmenso
bese tu cuerpo con labios de hielo
pues sonreirás cuando llegues a casa

No grites ni maldigas la montaña
admira las nieves y el gris del cielo
admira las cumbres llenas de hielo
recuerda todo para el mañana

Al término de tu largo caminar
hallarás descanso en tu suave cama
y llegado el momento podras pensar

Cuán lejos estuviste de tu casa
y ahora en tu hogar no puedes olvidar
las alegres canciones de aventuras
 
Tripadozena
 
 
 

526 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: