Ir a Posada de Mantecona
 


absinth
Por alcarin
 
El tintineo de tus alas retumba en mis pupilas
y en la calides de mi vientre.
Eres el torrido amor clandestino con la hija
menor de Hades.
Dichosa muerte embotellada,
llevadme en tu carruaje de cristal
a la tierra de los nenufares.
Hacedme flotar en las incontinentes lagrimas de las nubes.
Dejadme flotar en el esmeralda liquido de tus ojos.
Tu que todo lo quitas,
Tu que todo lo das,
Tomadme , tomadme, que Yo os bebere.















 
alcarin
 
 
 

448 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: