Ir a Posada de Mantecona
 


La lluvia
Por enumanus
 
Llueve.
Irremediablemente
tenía que pasar
y la lluvia, apareció.
Tan fria, tan gris,
como siempre...
Llueve,
en mi corazón.
Y ya no existe lugar
donde desahogar mi rabia,
ya no hay sitio
donde demostrar mi valor.

Llueve,
y esta paz
abarata mi alma.
Tan fria,
tan gris,
empapada...
Vacio está
el campo de batalla.
Llueve.

Vacio está
el campo del honor.
 
enumanus
 
 
 

427 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: