Ir a Posada de Mantecona
 


El pesar de la gran águila.
Por Odnallap
 

¡ El hombre !
Ser bendito, i esperanza de Iluvatar
Ser poderoso, que domina la tierra;
de norte a sur, del oeste hasta el despertar.

¿ Quienes sois los hombres ?
que vuestra codicia i vuestra sed,
jamás sacian, ni vuestro querer,
ni vuestro poder.

Como marabunta, en movimiento,
como el depredador hambriento,
como aquel león que vence al líder
I destruye todo aquello creado por el.

¿ Que esperanza ve iluvatar en vos ?
que la voluntad de mi señor cumplo.
Aun a mal pesar de mi corazón,
al ver un ser con mala razón.

¿ Sois vos el elegido ?
¿ Sois vos la esperanza del mañana ?
Pues a malos placeres destruís
El futuro de vuestros frutos.

¿ No veis pues ?
Que ya tenéis bastante de todo
y nacéis puros.
Para vivir virtuosos en orgullo.



 
Odnallap
 
 
 

409 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: