Ir a Posada de Mantecona
 


Dulces Noches
Por Irwin
 
¡Oh, Dulces noches!, por mi mal halladas.
Dulces cuando Ilúvatar quería
Juntas están en la memoria mía
Y con ellas, la muerte de aquél ya conjurada.

Quien diría que aquellas hermosas horas pasadas
Se irían algún día contigo,
Más como me duele verlas representadas
En lo más hondo de mis suspiros.

Como ves, ya mil horas me llevaste
Y mil tiempos hermosos me diste,
Y ahora me arrastras junto al mal que me dejaste
Y llora mi corazón ¡Tan triste!

Yo no sé como llegué a quererte tanto
Si por querer muchas veces me he caído;
Yo no sé como me pude ahogar otra vez
A orillas de un río.

Y… ya no sé si extrañar el veneno
Que he concebido de tus labios
U odiarlo por haberse ido
Y por que aquí me haya dejado.

Por esta única vez, cerraré mis ojos en la postrera
Sombra que me llevó mi blanco día,
Tragando el cáliz de su traición,
Dejándola pasar por el alma mía.

Más jamás habrá un lugar en esta rivera
Que guarde el amor desde este día
Y pondré a mi corazón ley severa
Para que no pase aquél de sangre fría.
 
Irwin
 
 
 

471 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: