Ir a Posada de Mantecona
 


La Posada
Por Arwencilla
 
Había una humilde posada,
que en bree se encontraba,
el poney pisador la llamaban,
unas pintas servía, el Señor Cebadilla,
que por todas las mesas iba.
La gente de bree, cervezas pedía
y el señor Mantecona por todos los rincones se movia.
 
Arwencilla
 
 
 

608 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: