Ir a Posada de Mantecona
 


Fuego
Por Korg
 
Animando siempre al canto,
calientas comida y agua,
agotando fríos vientos,
noches quedan alumbradas.

Estériles dejas prados,
animas malignas almas,
de bestias eres aliento,
devoras mentes esperanzadas.

Dime, tú, hermano fuego,/ siempre allá donde moras,
¿por qué una vez acompañas/ y la otra abandonas?
 
Korg
 
 
 

758 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: