Ir a Posada de Mantecona
 


Poesía al poema (dedicado a todos los poetastros de esta posada)
Por Baranduin
 
A todos cuantos hacen
lo que otros no facieren
por que no se atrevieren
a hacer cuanto facen.


A todos los poetastros
que nuestra lírica niegan
llenando de astros
cuanto hay sobre la Tierra,
a todos los autores
de la República de las Letras
que no tienen cojones
de hacer buenos poemas,
yo les digo y mando
que por Decreto Literario
non sean escribanos
de esos versos que apenan.

Pues muchos son que se dicen
y se hacen decir poetas
y más bien son goetas
que a Satán el número piden;
pues transforman con sus letras
las más bellas mujeres
en estatuas de talleres
trocando la posada
en mausoleica cruzada
que los tiempos reviven
de las minas enanas.

Despedazando el verbo
empiezan con su herejía
tomando una mujer,
una distinta cada día,
y creyéndose del Pueblo
la hacen ennoblecer
transformando sus miembros
en pura bisutería.

Grande ha de ser la riqueza
con la que estos poetas viven;
pues en oro los cabellos
de la persona amada
convierten sin flaquezas,
y las manos y cara
en mármol y gres las sirven
sus labios son hematíes
y sus ojos zafiros,
y su sangre rubíes,
de diamantescos brillos;
convirtiendo la posada
en talleres enaniles,
donde las estatuas
son cantadas de sencillo.

Y sus campos infértiles
del Verso y las Letras
en siendo zascandiles
con poemas compensan:
Trigales de maíz los cabellos,
y las bocas uvas granas,
y en las pieles amagan
melocotones conversos.
Tanto que nuestra despensa
ya no les da más cabida
y de Helechal alquilada
tenemos su cocina.

También estamos hartos
de las obscuridades frías,
de los reinos encantados,
de las princesas amigas
de algún príncipe élfico
de alguna Daga Escondida.
Y que confundan siempre
al noble con el Pueblo Llano
pues no todos los que sienten
nacieron hijosdalgo,
y sin duda muchos fueron
en tiempos de antaño
lo que todos conocieron
como certeros hijos de algo.

Por tanto yo les pido
que antes de subir, revisen
sus obras, por que no las pisen
los poetastros amigos
del número, no de la esencia
de aquellos que nos dicen
los que en larga convalecencia
“con voces de perdices”
su adiós dieren al poema.

Y si alguna duda tienen
sobre que es esto que digo
acérquense a nuestro foro
solamente porque vieren
en prosa lo aquí escrito
y con aún más decoro.
 
Baranduin
 
 
 

1287 personas han leído este poema.


  

Comentarios al poema: