Ir a Posada de Mantecona
 


El Fin de la Tierra Media
Capítulo 2
Nuzharghan
Por Aerandir
 

Aragorn fue sucedido por Nuzharghan, hijo de Medieth, hombre de confianza del anterior rey, que se suicidó al morir su soberano, ya que la pesadumbre que le consumía en el interior le debilitaba el alma día a día. Lo escoltaba a todas partes como un sabueso, cosa que a su hijo le desagradaba profundamente y le hacía sentirse humillado. Por eso Nuzharghan odiaba a Aragorn, aunque éste no lo sabía, y cuando subió al trono cambió radicalmente la forma de gobernar de su antecesor. Nuzharghan era muy orgulloso y a pesar de ser joven, tenía un gran criterio para decidir la mejor opción en los tiempos más difíciles. Él no necesitaba perritos falderos que acudieran a él informando de las nuevas que sucedían, hasta en los momentos de máxima intimidad.
Por aquel tiempo, Anzudhakôr ya era un hombre anciano, más sabio aún, y ya se imaginaba que este nuevo rey gondoriano no sería tan cordial como Aragorn lo fue en su tiempo.
Nuzharghan acrecentó los impuestos a los ciudadanos de clase media e inferior a punta de espada y aumentó el arsenal militar así como el tamaño de su ejército. Gondor reunió una gran cantidad de hombres, con decenas de miles de soldados de infantería y millares también de caballería. Nada bueno, frente a esas perspectivas le otorgaba Anzudhakôr al futuro de Harad y predijo una invasión de Gondor a su tierra, saqueando y destrozando las casas del pueblo Haradrim para obtener más bienes y riquezas para su reino. Falto de hombres para luchar y de dinero para alimentar a su población, se escondió como un cobarde en las cuevas del desierto de Parath-Aidwahn, pequeño en extensión pero seco y caluroso como ningún otro en Harad. Allí, en esas cuevas, con su guardia personal formada por quince vigorosos hombres, preparó lo que sería su guarida secreta, llamada Elir Huazwind, donde crearía y tantearía nuevas pociones y conjuros mágicos, para concebir el mal.
Nuzharghan no se detuvo, tal como anunció Anzudhakôr, en su ambición de poder y maldad, y lanzó su ejército sobre el indefenso y dúctil pueblo de Harad, arrasando sus casas, sus cosechas y sus minas.
Gondor estableció el ejército permanentemente allí, obligando a la gente que trabajara a un ritmo frenético como si fueran esclavos. La multitud de Harad estaba indignada; se sentían impotentes y rabiosos ante esta situación y se preguntaban: "¿Dónde está Anzudhakôr ahora que le necesitamos tanto?
Pero en Harad continuaba rigiendo el pánico y el caos. Los que no habían sido esclavizados y obligados a realizar trabajos forzados en las arenosas canteras o construyendo palacios para Nuzharghan, habían huido hacia la Tierras del Sur, hacia el lejano Harad o las Montañas Grises, en elextremo oeste del lejano Harad.
Hubo intentos de represalias y ataques para sublevarse contra el ejército gondoriano, pero fueron rápidamente vencidos por la numerosa hueste invasora.
Mientras tanto, en Minas Tirith, Nuzharghan se regocijaba con los éxitos conseguidos en su campaña, aunque ésta había hecho disminuir la admiración y el apoyo que le daba su pueblo. Lógicamente las personas más ricas y poseedores de grandes fortunas estaban encantadas con la nueva era de Nuzharghan, pero el resto de ciudadanos, de clase media y pobres, que tenían que pagar más tributos, estaban muy insatisfechos, a pesar de que el rey los intentara convencer que sólo sería durante la guerra y que con la explotación de las minas de Harad, habría dinero en grandes cantidades para todo el mundo.
 
Aerandir
 
 
 

519 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 06-01-2005 Hora: 18:03
¿y qué fue de la descndencia de Aragorn? ¿qué pasa con Arwen? ¿cómo le dan la corona a un hijo de un amigo del rey?
Creo que te tomas muy a a ligera el argumento. Cuanto más inverosimil es, más hay que currárselo, y en este caso no resulta muy creíble, y la narración tampoco es brillante como para olvidar tremendas licencias.

Fecha: 16-05-2004 Hora: 22:07
me que de sin palabras para expresar lo que pienso

Fecha: 16-05-2004 Hora: 22:07