Ir a Posada de Mantecona
 


La edad de los Telcontari
Capítulo 2
La ciudad blanca se arma de nuevo
Por Elerion
 
El cuerno de Gondor resonaba en Minas Tirith, el Rey Elessar reunia a todos los hombres en el patio de armas. Al parecer hacia recuento de efectivos.

Todos los invitados extrangeros habian partido hacia sus hogares hacía ya mucho tiempo, y el orden y la disciplina volvian a los soldados que por aquel entonces tenian ganas de luchar junto a su Rey en primera linea.
El rey Aragorn envió mensajeros hacia Dol Amroth, Pelargir y todas las costas de la Bahia del Belfalas, al parecer queria reunir las tropas para alguna mision o batalla.
Despues de un breve pero profundo discurso, nos revelo la mision que tenia en mente, partir hacia el norte, reunificar Arnor, y reclamar el Rhovanion y Heriador para Gondor. Queria recuperar la gloria de Gondor en su apogeo.

Las catapultas de la ciudad fueron reparadas, y se instalaron de nuevas y mas resistentes e incluso con mas alcance. El rey queria proteger la ciudad ante algun posible ataque en su ausencia, y asi lo hizo.

La mañana estaba nublada, y el viento resoplaba con toda su fuerza mientras hacia agitar los estandartes de las murallas. La gente se agolpaba en las calles, todos querian presenciar la partida del Rey y de su ejercito. Partiamos hacia el punto de reunion, partiamos hacia Ithilien.
Tuve el honor de cabalgar junto al mismisimo Aragorn, el mayor guerrero y rey que gondor y la tierra media ha conocido jamas.
Tansolo 1000 hombres partiamos hacia el norte. Eramos pocos, pero teniamos el valor y el coraje de un ejercito 10 veces mayor.
Intenso fue el viaje hacia los dominios del Sr Faramir y su esposa Eowyn de Rohan.

A nuestra llegada, divisamos las tiendas de los gondorianos llegados desdel Sur. Unos 5500 hombres habian acampados en ese verde y boscoso paraje de Gondor.
Cabalgamos por el sendero hasta llegar a las cercanias del estanque vedado, mientras los hombres gritaban "salve Rey del Oesternesse".
Se podia divisar la llama del valor y del coraje en sus ojos, eran soldados de Gondor, su rey les daba energias y renovaba sus fuerzas, no como los senescales de antaño, que se dedicaban a ver las batallas desde sus comodos tronos en lo alto del palacio de la ciudad.

Al 3er dia de nuestra llegada, partimos hacia Heriador, pasando por Rohan. Contabamos con los jinetes del caballeros Imrahil, con lo que nuestra marcha fue rapida y ligera.

Llegamos hasta la fortificacion de Dol-Arendil donde descansamos unos dias, dias en los quales pudimos preparar el viaje y tomar provisiones.
La marcha estaba a punto de comenzar...

 
Elerion
 
 
 

389 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 31-12-2004 Hora: 14:11
Hay cosas que me gustan y otras que no.
Me gusta:
Que entres por un tema que muchas veces parece sencillo pero que para nada lo es: la reunificación del reino. Que no estés influenciado por la película, sino por el libro, que nos da detalles de los señoríos de gondor y sus ejércitos.

No me gusta:
Que no te esfuerces más en sacar partido a la idea. La campaña sería harto compleja para al final entrar por encima en ella, con capítulos tan cortos.