Ir a Posada de Mantecona
 


Historias de una hobbitina despistada.
Capítulo 7
Viaje en compañía.
Por Tuilere
 
Los montaraces comenzaron a discutir entre ellos la situación.
- Pero, si nos atacan tendremos que protegerla.- objetó uno de ellos.
- Pero no la podemos dejar aquí sola.- repuso otro.
- Es verdad, no podemos dejarla sola, pero tampoco podemos llevarla con nosotros.
- No creo que de muchos problemas. Es solo una pequeña hobbitnina.
- Sí, ese es justamente el problema. QUe es pequeña.
- Estoy seguro de que no habrá problemas.
- Bien, entonces vendrá con nosotros.
- Sí. Pero... el poni es muy lento si nos toca huir o algo parecido.
- No Hay problema. Montará con nosotros.
Los montaraces se acercaron a Clarita y le dijeron:
- Vendrás con nosotros, pero tendrás que deshacerte del poni. Montaras con uno de nosotros.
- Bien.- dijo Clarita contenta.- Así será.

Al rato estaban todos de nuevo de camino. Clarita montaba en un caballo marrón oscuro junto con un montaraz. Había soltado a su poni y este había regresado a Bree. Lo que no sabía Clarita, era que al haber hecho regresar el poni solo, la gente en bree había pensado que algo le había ocurrido. SUs amigas lloraban por ella y varios hombres de bree habían salido en su búsqueda esperando encontrarla pronto.
- En cuantos días llegaremos a Gondor?
- Tardaremos entre cuatro y siete días. Dependiendo si nos ocurre algo en el camino o no.
- Ummmm. ¿Cómo se llama la capital de Gondor? ¿En qué ciudad está el rey?
- Minas Tirith.- respondió el montaraz que montaba con ella. Era el más bajo de las cuatro, era mas moreno que los demás y sus ojos eran mas oscuros. Su nombre era Arandwe.- Es una ciudad hermosa de verdad. Hay pocas como ella.
Clarita estuvo callada un buen rato antes de preguntar de nuevo:
- ¿Qué mensaje le lleváis al rey?
Los montaraces la miraron y uno de ellos dijo:
- Es secreto. Lo sentimos mucho pero no podemos decírtelo. Si te lo dijésemos estaríamos divulgando un secreto y seríamos merecedores de morir.
- Comprendo.- dijo Clarita, pero de pronto le asaltó otra duda.- ¿Cómo voy a hacer para ver al rey?
- ¿Quieres hablar con el en persona?- preguntó Arandwe.
- Sí.
- Nosotros te llevaremos ante el.- ofreció Arandwe. Los demás montaraces lo miraron y dijeron:
- No creo que sea posible...
- Sí será posible.
Allí se acabó la discusión.
 
Tuilere
 
 
 

403 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 18-08-2004 Hora: 01:59
¿Se acabó la discusión? y con ella el capítulo ¿no?. Para qué vas a alargarlo más pudiendo escribir en otro distinto...

Fecha: 25-07-2004 Hora: 19:36
muybueno pero estoy impaciente por la continuación