Ir a Posada de Mantecona
 


Colchón de plumas
Capítulo 1
Un vuelo accidentado
Por Joshua
 
Estaba preocupado por esos días. Luego de una más que cómoda y ociosa estadía en Bree, mis ocupaciones tenían la obligación de llevarme hasta la Bahía de Belfalas. Mi pobre caballo Flame, se había roto una mano en el galope final desde Delagua y no tenía ni una moneda rota en mi morral. (ültimamente Mantecona ya ni me cobra, pues debo dar una imagen de espanto total). El taimado de Helechal se ofreció (Erü, cúanto me costará esta disposición sospechosa de Bill!) a cuidar de mi pobre bestia y decidido a cumplir mi tarea, me encaminé al Punto de Expedición de Boletos de la MECC. Obviamente, unas muy encantadoras y simpáticas hobbits atendían los mostradores de tan lujosa agencia.
- Señor Joshua, muy buenos días. ¿En qué puedo ayudarle?- me preguntó la siempre radiante Amanda Sotomonte.
- Amanda, mis más cálidos saludos. ¿Cómo están sus primos de Archet?- respondí, luciendo una de mis más simpáticas sonrisas, ya que sabría que debía apelar a todos mis encantos para conseguir un condenado boleto.
-Muy bien Maese MOntaraz....(respondió sonrojándose, ya que los piropos de un dúnadan no eran cosa de todos los días). ¿Adónde viaja Ud.?-
- Pues el caso es que no tengo ni una moneda partida por la mitad, y me preguntaba si podría Ud. anotar a mi cuenta un pequeño viajecillo en primera, ida y vuelta....
-Faltaba más estimado señor. ¿Hacia dónde y para cuándo?- cortó solícita la atenta hobbit.
-Pues ....a Belfalas, hoy mismo, y con stop en Osgiliath. Me gustaría traer un par de hojas de athelas para mi pobre Flame, y allí se consiguen de las buenas.
- Como no, tenemos dos asientos en Pipas....¿no es cierto?-
- Sí mi distinguida señorita, pero por favor, no muy cerca de la trompa, que la última vez mi águila había cogido un resfriado y llegué a mi destino, un tanto impresentable.-
- No se preocupe Señor Joshua, hemos tenido un inconveniente con la gerente de la Empresa...alguien ha puesto un petardo en su nido y ha perdido todas sus plumas. Por el momento está fuera de servicio.-
-Upss, pobrecita mi niña. Pues no importa, quien sea entonces.

Cómodamente instalado en su asiento posterior, Joshua se dedicó a observar las gastadas planicies de la Marca, mientras el tabaco de su pipa se consumía lentamente. Estaba resultando un viaje de verdad gratificante. Eru bendecía hoy a la Tierra Media, con un bonito sol, brisa leve.....y CRASHHHHH!
- Señores Pasajeros, tengan Uds. la amabilidad de tomarse fuerte de mis plumas ya que debemos realizar un aterrizaje de emergencia.- sonó una voz por sobre el lomo.

El caso es que casi nos estrellamos contra El Sagrario, pero la habilidad de nuestro piloto, nos depositó en tierra con un simple rasguño en la cara y algunos magullones imperceptibles.
-¿Qué es lo que ha pasado?- preguntó bastante ofuscado un enano pelirrojo.
-Silencio Maese Enano...el Enemigo está en el aire, puedo percibirlo....Silencio. Escóndanse....veremos de qué se trata.....
 
Joshua
 
 
 

530 personas han leído este relato.

Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 05-08-2004 Hora: 17:08
Es simpático, me gusta la intención de construir un argumento desenfadado trasladando cosas de la realidad a la tierra media. Sin embargo creo que no controlas la narración del todo. Se nota en cosas como que cambias de primera a tercera persona al narrar, y que el primer párrafo es un poco basto.

Fecha: 26-07-2004 Hora: 13:45
Caramba!! Siento que ese petardo inoportuno me haya dejado fuera de la aventura!!!
Buen comienzo!! esperaré ansiosa ver qué peripecias les ocurren a mi piloto y a los ocupantes del vuelo! (y)