Ir a Posada de Mantecona
 


Saber
Por vito_brando
 
Todo el mundo sabe algo, sí, aunque no les sirva para nada al largo de toda su vida, cualquier hombre, mujer, elfo, elfa, mediano, mediana, enano y enana saben algo. No me refiero a pensamientos profundos sobre teorías del saber, más bien en "¿te sabes la canción de...?", "¿Sabes arreglar un zapato?" " ¿sabes silbar?", cosas cotidianas.
Caleb creía que no sabía nada. desde muy pequeño cuando le preguntaban, sólo podía escucharse una sola frase de su boca: "No lo sé". No se conocía cuál era el motivo de estas contestaciones, ya que siendo el primógenito de uno de los hobbits más cultivados de la región (era molinero, pero su pasión por aprender nuevas cosas a veces le hacían olvidar las principales tareas; una vez no se acordó de conectar el mecanismo que hacía girar sus gigantes, que él mismo había inventado, con el fin de utilizar una cantidad menor de agua para que diese fuerzas a las aspas: el pueblo entero se quedó sin pan durante dos días, no estaba el trigo preparado para amasarlo).
-Pero hijo, ¿porque contestas así?
-No lo sé
Suerte que era un hombre paciente, no como el señor Hamilgon,que vivía en la finca de al lado,.Más de una vez le había comentado:
-Su hijo no es normal, si fuera por mi, no repetía el "no lo sé" a no ser que le den unos buenos (no cabe decir que estos dos vecinos pocas veces tenían una conversación como buenos amigos)
Caleb recibía todos los cuidades que su padre podía proporcionarle, le enseñó a leer y a escribir, pero no sabía si su hijo le había comprendido, ya que le respondía con la ya conocida respuesta.
Le enseñó como se trabaja en el molino, le enseñó a comportarse educadamente con los demás, le enseñó lo que no se podía hacer..., el resultado siempre fue el mismo.
-Eso de ahí es un gorrión
-Eso no se toca
-Eso no se mira
-Se come con el tenedor
-Se dice buenos días
No puso nada en práctica, a todo no lo sabía
Nadie en la aldea recordaba tampoco como eran sus expresiones de alegría, que sería normal en un niño que corre, juega, salta y recibe todos los cuidados y mimos posibles de su padre; no es que tuviese el rictus enfadado, más bien se podía decir que no tenía la expresión ausente, como las estatuas que intentan ensalzar a quien representan pero lo único que consiguen es que impresione su tamaño y no la mirada, ya que esta no logra expresar ningun tipo de sentimiento.
Llego el invierno al pueblo casi sin dar avisos. El gran manto blanco impresionó a los aldeanos al despertar. El río ya no corría, el molino no podía girar las aspas, ese día ya sabían que no habría pan, pero esta vez justificadamente.
Solo una persona sabía que había un motivo de más envergadura. Caleb estaba de pie junto la cama de su padre . Éste tenía sobre la voluminosa panza uno de sus muchos libros. Su expresión era de absoluta felicidad. El libro dejo de acompañar a la panza.

- ¿Y como fue? -preguntaban unos
-como nadie, no esperaba el frío, y...- contestaban otros
-¿y su hijo que hizo?
- Avisó a Hamilgon y este se encargó del papeleo que conllevan estas cosas...
-Me refiero a cómo se comporto
-Nunca había visto a nadie, cómo decirlo, si, entero
-¿Cómo siempre?
-No como siempre no, no sé, no estaba frio como siempre, más bien como cuando uno normal está algo disgustadillo
- Pues en él ya es mucho...
-Y que lo digas

Solo Caleb sabía la verdad de la muerte de su padre:
Despertó en medio de la noche, sudoroso. Su padre no podía haber muerto. el río no podía haberlo llevado a la enorme cascada. Intentó tranquilizarse tras la horrible pesadilla. de pronto se dio cuenta: sabía algo. se dirigió corriendo a la habitación de su padre, iluminada por la incansable afición a la lectura.
-¡Papá, papá!
-¿Qué pasa Cal?- Nunca lo había visto tan nervioso, ni él ni nadie
-¡Sé algo!
-¡¿El qué?!
-Te quiero


 
vito_brando
 
 
 

386 personas han leído este relato.

Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 11-03-2005 Hora: 17:01
me encanta!!!!! nos e, pero creoq ue hay algun detallito que no me gusta, pero en general esta muy pero que muy divertido.

PD: tienes que darme tu movil, que no lo se y lo quiero. ^^

Fecha: 22-02-2005 Hora: 00:10
Me ha gustado tu cuento, lo veo bastante original y creo que le das el ambiente adecuado. El final es fundamental en este tipo de relatos y creo que lo has sido muy certero. Evita el uso del parentesis, porque a veces no hace falta, con una simple oracion normal bastaria para expresar las explicaciones.

Fecha: 18-02-2005 Hora: 17:39
hola vito. No esta nada mal, a ver... la siguiente que tal

Besos ithilien

Fecha: 18-02-2005 Hora: 13:43
Las explicaciones de los paréntesis se hacen excesivas,y a veces subordinas demasiado las frases (o demasiado mal), y quedan igualmente poco fluidas. La ortografía a veces también confunde. Pero el tono general del cuento se salva.
El argumento está todo enfocado al final, lo cual le da redondez. Sin embargo a veces me parece cogida por los pelos la falta de sapiencia del chaval.