Ir a Posada de Mantecona
 


Amrod
Por Amrod
 
Amrod

Sentado junto a mi sombra brinde por mi décimo octavo cumpleaños...lejos , muy lejos de lo que ayer fue mi hogar y de los que aun hoy son mis hermanos, rodeado de lejanas montañas y tan solo como el mas soberbio caminante que a todos esquiva.

Mire a mi alrededor y a lo lejos pude ver que alguien se acercaba a paso lento y endeble hacia mi. No voy a negar que sentí una enorme alegría de ver a alguien después de viajar tanto tiempo en soledad Espere inmóvil hasta que estuvo cerca y me puse de pie para saludar al extraño y preguntarle por una posada o algún rastro de gente¡. Grata fue mi sorpresa al distinguir con el los últimos rayos de sol que quedaban de que era un elfo como yo, pero parecía distante y no sorprendido de verme allí en medio de la nada; Detuvo su marcha y me señalo con una flecha en su mano.. ( yo solo mire ) de repente sin decir una palabra se abalanzó sobre mi e intento golpearme, luego de esquivarle por instinto cargue mi arco y lo apunte, pero no tenia intención de herirlo, luego de eso no hizo ningún movimiento pero sus ojos parecían llenos de odio, hasta soltó su flecha encima de mi hoguera y dio media vuelta como disponiéndose a partir, solo entonces pude tranquilizarme un poco y observarlo un poco; no llevaba nada de lo generalmente lleva un viajero como yo nisiquiera un morral comida ni una sola arma ,solo aquella flecha que yacía ardiendo, y es sabido por cualquiera que este no es un buen tiempo para andar peregrinando y menos solo y desarmado como lo hacia el, su cabello era demasiado largo y su aspecto el de un guerrero, entonces apenas comenzó a caminar baje mi arco y le pregunte : por que haces esto y quien eres?..; no respondió ninguna de mis preguntas, yo deje que se alejara.
Confieso que aun no salgo del asombro por la reacción de aquel noldo,.tal fue así que como tiempo me sobraba y camino no tenia recogí mis cosas y comencé a seguir las huellas de por donde el había venido, en realidad no me extraño no encontrar nada mas que camino.
las estrellas brillaban con todo su esplendor al sur del Bosque de Fangorn. Solo un pensamiento rondaba en mi cabeza...que habría llevado e aquel elfo a reaccionar de esa manera...o quizás era solo su humos y forma de ser cosa que me resultaba difícil que creer en los de mi linaje. Y otra duda abatió mi razón, y si aquel elfo hubiera comenzado siendo como yo.. solo un viajero que partió en busca de lo que nunca encontró y volvía en sus pasos triste y desolado por su desconocido destino, ese futuro que yo imagine me asusto mucho, por que baje mi vista del cielo y encontré a Amrod solo como nunca y con su marcha detenida por no tener adonde ir ni amigo a quien visitar.
Fue la prime ves que casi sigo mis propias huellas.
 
Amrod
 
 
 

815 personas han leído este relato.

Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 21-02-2005 Hora: 23:44
Creo que el fondo del relato y lo que sugiere parece una bomba mal aprovechada por la maneras de narrarlo. Si dosificas temporalmente la información más diligentemente todo podría quedar mucho mejor.

Fecha: 21-02-2005 Hora: 22:09
Ojo con los acentos.
ME parece un relato muy directo, a veces a posta, y otras por el uso un poco inadecuado del nexo de frases. Con lo cual tiene momentos más confusos que otros, y algo de precipitación. El final me intriga, ¿el elfo eres tú mismo? supongo que no, y que tan solo el personaje hace una metáfora de sí mismo viéndose reflejado en el otro. Si es así podrías haberle sacado un poco más de jugo al encuentro, quizás con menos brusquedad en el encuentro y más dedicaión descriptiva, que en un relato tan corto no habría venido mal.

Fecha: 21-02-2005 Hora: 18:42
Hola. Por lo general no comento los relatos. Simplemente los leo. Me ha gustao (hay un momento algo confuso con la flecha ardiendo y me he hecho un lío, pero me ha gustao). te escribo porque me ha recordado un libro que leí, que no trata de tolkien ni nada de eso pero si que trata el tema de tu relato (volver sobre tus pasos y encontrar un extraño...) El libro es "La piel Fría" de Albert Sánchez Piñol (si eres catalán/a cómpralo en catalán, es mucho mejor el idioma original que las traducciones)
Adéu