Ir a Posada de Mantecona
 


Tratos entre familias
Capítulo 2
Un favor
Por vito_brando
 
Toc, toc, toc.
El señor Kortian recordaba, de pie, tras la ventana de su pequeño despacho,éstos duros momentos de su vida. Quien le acogió en su casa había sido Margon Kortian, un pobre campesino del norte del país, cuyo huerto acababa donde empezaba la oscura y escarpada cordillera que separaba al opresor de los oprimidos.
Desde esa ventana tenía una amplia vista del jardín donde se clebraba la fiesta, con guirnaldas, risas, emparedados, y todo lo característico de una agradable y divertida celebración. No obstante, Vilan había cerrado los ojos para intentar aislarse del bullicio y sumergirse en su memoria.
Toc, toc, toc.
Immerso en las imágenes de su llegada, no había reparado en las llamadas a su puerta. Se preguntó cuanto tiempo habrían socorrido su presencia sin hacerles caso. Por lo general, para poder hablar con él hacía falta una cita previa, pero hoy, en la celebración de la unión matrimonial de su hija con un joven adinerado del país, era frecuente, y costumbre, que los invitados felicitasen a los padres de los respectivos novios.
Se sentó en su gran butaca y acomodándose en ella ordenó:
-Adelante
Entró Tam Kortian, "hermastro" de Vilan. Tam se convirtió en el mejor amigo que Vilan podría haber conocido jamás: le enseñó todo el país, los mejores lugares, y los peores,le presentó a los demás niños. Vilan nunca olvidaría el día que lo llevo a la taberna de Morfil...
-Señor Kortian
-¿Sí, Tam?-era la contraseña, se trataba de asuntos de negocios y no simples felicitaciones.
-Le presento al señor Sollo
El señor Sollo tenía una mirada penetrante y oscura. De pequeña estatura, pero fuerte complexión, parecía más un sucio orcode las fronteras que un hombre de negocios.
-Mis más sinceras felicitaciones por el enlace de su hija señor Kortian-empezó su discurso. Se notaba que no era sentido,lo recitaba de memoria intentando no equivocarse-Deseo que de esta unión nazcan unos hijos tan estimados como sus abuelos.
el señor Kortian, fingiendo su desagrado por tener que mirar a los ojos a alguién tan horrible, le agradeció con una amplia sonrisa y con un ligero asentimiento con la cabeza.
-Por favor, tome asiento señor Sollo. ¿quiere tomar algo? Tam, prepárale lo que quiera el señor...
Tam, mientras iba al mueble bar (con muchas bebidas, precisamente, obsequio Morfil, el tabernero) rió para sus adentros: "¡Cuánta educación que le pone Vilan en los negocios!"
-No, gracias señor Kortian
-Como quiera. ¿hay algo que quiera decirme? Le veo algo nervioso...
- Sí, bueno, verá...
-No tenga miedo, hable. Le escucho
-Vengo a hacer un trato con usted
Vilan arqueó las cejas. Otro que quería aprovecharse mientras que los Kortian apenas obtenían beneficios.
-He oído que consigue que no se alisten algunos muchachos en la guerra entre los de Mordor y los de Gondor
-Ha oído usted bien
-Bueno, eh, verá...
-Diga, no tengo mucho tiempo, tengo que ir con los demás invitados-El señor Kortian ya sabía lo que quería aquel horrible hombre y se estaba impacientando.
Mientras Sollo no sabía cómo continuar, sentía la atenta mirada de los dos hermanos, una frente a él y la otra sobre su nuca, la cual hacía tiempo que estaba empapada de un frío sudor.
-Mi hijo, verá, es muy joven, y , bueno, no querríamos, su madre y yo, bueno, que fuera, ¿comprende usted?
-Claro, claro. pero, dígame ¿qué me importa a mi su hijo? No lo entienda mal por favor, sólo que qúe gano yo por que su hijo no vaya a esa guerra si ni siquiera lo conozco.
La mirada y la expresión del señor Kortian eran las de un pobre hombre que necesitaba la ayuda de los demás, que era él quién pedía auxilio, que era a él a quién le iban a arrebatar a su hijo para combatir contra gente de su misma raza y que no se podía rebelar contra sus opresores.
-Bueno, señor Kortian, yo no tengo mucho dinero pero...
-No me hable de dinero. Mire usted hará lo siguiente: primero se tranquilizará, irá a la fiesta, se tomará lo que le plazca y se marchará acasa a dormir; segundo
se despertará y le dirá a su hijo que no lo irá a la guerra, y lo traerá en este mismo lugar por la mañana ¿ha entendido usted?
- Si, señor Kortian
Solo salió del despacho con la duda de saber si su hijo no habría estado más seguro en manos de los orcos.
-¿Para que quieres a su hijo Vilan?-le preguntó Tam cuando se cerro la puerta.
-Si no va a la guerra, al menos que se haga un hombre por otros medios.
-Ya tenemos suficientes hombres ¿por quién lo piensas sustituir?
-Siempre hay trabajo en mi casa, no te preocupes por ello Tam
-Bueno, tú verás. no podrá hacer las tareas de otro, y creo que estan todas ocupadas.
-Tranquilízate, ya lo pensaré. Venga vayamos al jardín.
 
vito_brando
 
 
 

388 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 05-03-2005 Hora: 21:00
Bien, creo que este relato tiene tres lecturas:
-Ortográfica y formalmente creo que mejora respecto al primer capítulo. Parece que el diálogo se te da bien, y que cuando empiezas a mostrar las actitudes de los personajes y a echarlos a "actuar" empiezas a manejar la situación.
- Debido a eso, argumentalmente este capítulo me gusta más. Entrar en materia y dejar atrás la introducción le ha venido muy bien a tu relato, inclusop a pesar de que poco se revela aquí de tus intenciones. Se lee muy fácil, te hace partícipe de la interacción de los protagonistas. Me gusta.
- Hay un tercer grado que es el contexto, la adecuación. Y creo que este es el que más flojea. Podrían estar en Khand o en Manhattan. No nos dices nada de khand. Las localizaciones y culturas han de jugar a tu favor, no elegirlas al azar (aunque argumentalmente justificarás tu elección). ¿No son nómadas en khand? ¿entonces por qué un huerto?; ¿hombre adinerado? a lo mejor el sistema de comercio no era así; ¿una casa y un mueble bar? y la ceremonia en el jardín con piscina y barbacoa... ¿todo muy convencional, no?

Fecha: 03-03-2005 Hora: 22:51
¡¡Muy bien vito!! El relato esta muy bien, es bastante bueno ademas me recuerda a algo? creo q se que sera XD

Un beso y sigue adelante

ithilien