Ir a Posada de Mantecona
 


Amarthwen
Capítulo 3
Arien-nuin-Giliath
Por Ithilien
 
Los cálidos rayos de sol que entraban por la ventana le acariciaron el rostro, provocando que se despertara. Lentamente, abrió los ojos, a la vez que cubría su piel desnuda con las sabanas de la cama. Pudo distinguir el torso desnudo de su amante, que yacía sentado en el borde de la cama, mirando el paisaje que se asomaba tras la ventana abierta. El hombre sostenía frágilmente una pipa, que lentamente se llevaba a la boca. Ella sonrió, y se inclinó en dirección hacia él.

-Aragorn... ¿tan temprano y ya estás fumando?- el hombre se giró, y sonriendo, le dirigió una tierna mirada. Luego, volvió a girarse, y se concentró de nuevo en el hermoso paisaje.

-Arien, tengo muchas cosas que contarte, aunque eso ya lo sabías, ¿verdad?- susurró el hombre, mientras dejaba la pipa sobre una pequeña mesa de madera. La bella dama asintió con la cabeza. Hacía muchos años que estaba a su lado, pero aún así, siempre tenía la impresión de que solo conocía una parte muy pequeña de Aragorn. Se sonrojó notablemente cuando el hombre se volvió a inclinar sobre ella, y le acarició suavemente el fino cabello castaño.

-¿Me las vas a contar ahora?- Aragorn, conocido como Trancos en algunos lugares, asintió con la cabeza. La tumbó en la cama, y él se tendió a su lado. Lentamente, ella se deslizó hasta apoyar su cabeza en el pecho de el hombre.

-Hace diez años, yo era un montaraz cualquiera...- ambos ahogaron una sonrisa.- Aunque creo que no he cambiado mucho en este tiempo. Pues verás... yo tuve, lo que se puede decir, un romance con la dama Arwen.- Sorprendida, Arien se incorporó, mirando a Aragorn fijamente a los ojos.

-¿Arwen? ¿La hija de Elrond, el elfo?- Ante el asentimientos de él, la mujer no pudo evitar que su expresión de incredulidad aumentara.- ¿Cómo es posible? Pensaba que las relaciones entre humanos y elfos...

-¿Prohibidas?- interrumpió Aragorn.- No... más bien, muy mal vistas. Por eso, muchos factores se interponían entre nuestro amor.- Cerró los ojos, en un gesto de clara tristeza.- Ya hace diez años desde el día en que la dejé. No era que hubiese dejado de amarla, pero hacerla permanecer a mi lado, para ella, hubiese significado la muerte.- Arien tampoco pudo reprimir que su rostro se tornara triste. ¿Que significaba todo eso? Si aún amaba a esa dama elfa... ¿qué hacía allí con ella?- Pero como ya te he dicho, hace diez años de eso... y yo nunca jamás creí que pudiera volver a enamorarme.

-Pero ¿para que me cuentas todo esto?- Apenas acabó de hablar, que el hombre le acarició los labios con la yema de los dedos.

-Estos últimos cuatro años a tu lado han significado para mi mucho más de lo que puedes imaginar.- Aragorn sonrió, y le dio un corto beso en los labios.- Eres alocada, alegre, bulliciosa, y demasiado inconstante, además de perder la paciencia fácilmente.- Una vez más, sonrió como un niño, ante la mirada de Arien, que no sabía como tomarse esas palabras.- Todo lo contrario a Arwen, y sin embargo... te amo.- Ella se sonrojó, pero sonrió felizmente.

-Si aquello forma parte de tu pasado, me basta con saberlo. Solo dime que no tengo de que preocuparme.- susurró la joven.

-Por supuesto que no tienes por que preocuparte de eso. Aquello pasó, y lo pasado, pasado está, ya lo sabes. Ahora mi presente eres tú... y mi futuro también.- Ella le dirigió una interrogante mirada. Sentía algo extraño en las palabras del montaraz.- Tu sabes que llevo tiempo buscando a un portador del anillo.- La mujer asintió con la cabeza.- He recibido noticias... próximamente, lo podré encontrar en la posada “El Pony Pisador” de Brie. Mi deber es ayudarlo a llegar a Rivendel sano y salvo.

-Ya lo sé. Y yo no puedo acompañarte, ¿verdad?- Aragorn negó con la cabeza.- Pero no estoy dispuesta a perderte.

-Ya lo sé. Pero entiende que no puedo dejar que te arriesgues tanto, sobretodo ahora.- Le acarició el vientre suavemente.- Ahora debes de cuidar de dos... tú, y tu bebé.- Aragorn fue interrumpido, y la mujer posó su mano sobre la de él, que le seguía acariciando.

-Nuestro bebé- corrigió. El hombre sonrió.

-¿Me harás un favor, Arien?- Ella asintió con la cabeza.- Ves a Gondor, a mi ciudad. Allí estarás segura. Ves a Gondor, por que allí será el primer lugar al que vaya una vez haya cumplido satisfactoriamente mi cometido.- La estrechó firmemente entre sus brazos.- Te juro que, si puedo volver, regresaré todo lo rápido que me permitan mis piernas. Y lo que más deseo es que al volver a mi ciudad, allí me estén esperando mi mujer y mi hijo.- Arien asintió con la cabeza, intentando no llorar.- Y un último favor. De nombre, ponle Thalion. En élfico, significa “fuerte, firme”. Seguro que le trae suerte.

-De acuerdo.

* * * * * * * * * *
Recordaba todo aquello mientras, agotada, seguía caminando. Su vientre ya era más prominente que dos meses y medio atrás, y sentía las típicas fatigas de una embarazada. Se secó el sudor con la palma de la mano, y sorbió un trago de agua del recipiente en que la llevaba. Hacía largo tiempo que había iniciado el viaje, pero sonrió al ver como alcanzaba su objetivo. Las blancas puertas de Gondor la recibían, dándole la bienvenida. En esos instantes, recordó todos los hermosos momentos que había vivido junto al hombre que amaba, y forzando una sonrisa, solo pudo decir.

-Aragorn... ya he llegado.
 
Ithilien
 
 
 

504 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 28-03-2005 Hora: 23:57
Tal como has escrito este relato parece que tu meta ha estado en dar una visión alternativa de Aragorn a la del SdlA, con un argumento simple y quizás por ello el final tampoco debía dar para mucho mas creo yo. De todas maneras creo que mereces una pinta a tu salud, porque en definitiva me parece un digno relato para esta sección.

Fecha: 25-03-2005 Hora: 16:53
Estoy bastante de acuerdo con Silon. No se reconoce a Aragorn por sus palabras, Pero además, el final parece bastante precipitado, y explicas poco. Pero la forma con la describes la llegada del día me gusta. Como dijo Lareon en el capítulo anterior, el primer capítulo es el más salao.

Namarië

Fecha: 23-03-2005 Hora: 14:48
No reconozco a Aragorn en sus palabras (sobre con ese calamitoso "ves a Gondor"), y me parece que este gran salto que das hacia el futuro obvia demasiadas cosas. Es como si hubieras precipitado el final. Cierto es que lo realmente importante parece el hecho del triángulo amoroso que est´por formarse, por eso el capítulo se pone interesante cuando Aragorn habla del portador y su partida para protegerlo. Sin embargo es entonces cuando decides acabar el relato. Se podría mejorar tanta desestructuración.

Fecha: 22-03-2005 Hora: 23:23
bueno este es el final de la historia. Muchas gracias a todo el mundo q se ha leido mi relato, estoy muy agradecida por ello, y gracias a todos lo que la han comentado sea bueno o malo.

gracias y saludos
ithilien