Ir a Posada de Mantecona
 


Espias por Belegost
Capítulo 2
Recuerdos y Acuerdos
Por tolknier
 
¡ Donde estoy ! - grito Olonn, saltando de la cama en la cual se encontraba.
Todos nos precipitamos, hacia la habitación donde estaba Olonn, después de oír este grito desesperado.
Entramos y vimos felizmente, a Olonn parado, pero muy acelerado y dispuesto a marchar con su hacha en mano.
Saludos, Señor Enano. Seas bienvenido a mi humilde morada – dijo Asmakot al ver a Olonn.
¿ Que paso ?, ¿ Que hago aquí ? – agrego Olonn muy desesperado, pero ya un poco mas aliviado después de habernos visto.
Pues, espera que este lista la cena, y después de cenar te lo contaremos todo, pero lo único que te pido es que esperes, y que comas bien, para que estés preparado para la importante charla que tenemos que tener

Pasaron unos minutos, y todos estaban instalados en el comedor. El cual era muy cómodo y luminoso. Tenia una mesa de comida muy amplia, que daba hacia el este, y hacia el oeste estaba una gran chimenea, a la cual constantemente se le debía agregar leña, esta era la mayor fuente de calor de la casa. Además habían un grupo de silla en circulo, alrededor de una pequeña mesa, claramente preparadas para la charla que se realizaría.
¡ Está lista la cena ¡ – grito el humano, que venia con la cara sonrojada, por el vapor de agua, emanado de la sopa que iba a ser servida.
¡ Muy bien ! ¡ comamos ! - grito Bomb, que estaba aquejado de un gran apetito.
Comamos – dijo Olonn – pero por favor no seamos muy prolongados, porque yo ya quiero esclarecer lo que sucedió.
Bueno, pero entonces, paremos la charla y comamos – agregue.

Luego de un tiempo, todos ya estabamos satisfechos; pero fuimos apurados por Olonn para que fuéramos a charlar, cosa que no la tomamos de mala gana.
¿ Bueno que quieres saber ? – pregunto Asmakot, mientras se sentaba en su silla.
¡ Como que quiero saber !, es obvio ¿ o no ?, claramente quiero saber ¿ que paso y que hago aquí ? – dijo Olonn, un poco molesto con la pregunta del humano.
Bueno, para empezar, dinos de que te acuerdas – acoto Gimza.
A ver............ me recuerdo, de que veníamos hacia las colinas lejanas, en la cual te encontramos – dijo mirando a Asmakot – y en la cual nos enfrentamos a unos orcos, mas un troll y mientras peleábamos.... ehhh..., de ahí en adelante no me acuerdo más – dijo Olonn un poco desanimado.
Bueno, ahora yo te cuento lo que paso después - dijo Khadzd.
Por favor se preciso, pero no por eso que vayas a saltar el más mínimo detalle. – dijo Olonn.
Bueno, bueno… Pero déjame empezar, dijo el enano acomodándose y acordándose de todo.
Mira después de haber matado al Olog y a los orcos, nos dedicamos a mirar lo que te había pasado, y nos dimos cuenta de que estabas herido en su pierna.
¡ Mi pierna !, ¡ Claro ! ¿ Así que ese era el dolor que sentía ? – dijo Olonn tocándose su pierna derecha.
Y luego te llevamos hasta acá, donde te sanamos y revisamos.
Bueno, ya sabes lo que paso, y supongo que ya estas mas tranquilo en tu posición – dijo el humano – pero en verdad este no es el tema que mas me interesa, sino que es el que les voy a presentar ahora, ya que todos están reunidos. – Agrego.
Miren, no son noticias muy alentadoras, en verdad son malas – dijo un poco preocupado – supongo que ya se habrán dado cuenta que la misión secreta, que ustedes desarrollaban, ya no es secreta – dijo un poco irónico - lo que hace que tendrán que cambiar el plan, y para eso estamos aquí señores.
Pero no entiendo, por que tenemos que cambiar el plan – dijo Gimza, un poco confundido.
Mira, lo mas importante es que después de este ataque, el en enemigo ya sabe sobre nosotros, y digo nosotros porque por pedido, de los grandes enanos de su ciudad, e sido designado a seguir de aquí en adelante junto a ustedes – dijo, mientras miraba las caras de sus ahora nuevos compañeros, que se les marcaba una sonrisa.
¡ Ah, que bueno !, ahora tenemos una gran compañía – acoté.
Pero, porque tenemos que cambiar el plan – volvió a preguntar Gimza.
A ver, parece que aun no entiendes que el enemigo ya sabe sobre nosotros – dijo Asmakot.
Si entiendo, pero si somos cautelosos, no tendríamos ningún problema – dijo Gimza.
Ah, ya se lo que no entiendes – dijo Asmakot – el problema tuyo, es que no entiendes la dimensión del enemigo, no es un simple ejercito, sino que son miles de orcos y todas esas malditas criaturas.
Ah…. Y por segundo motivo, tenemos que cambiar el plan, porque según investigaciones que han hecho algunos buenos amigos, los orcos no están saliendo de Angband, sino que de Nin-in-Eilph. – acoto Asmakot.
Y que es eso – Pregunto Khadzd.
Nin-in-Eilph es un pantano, ubicado la unión del Glanduin, con Gwarhlo, muy cerca del lugar por atraviesa, a la Aguada Gris el camino del Norte-Sur – dijo Bomb, ayudando a Asmakot a explicarle a su compañero.
Bueno, ese es un buen motivo, por el cual hay que cambiar el plan – dijo Gimza riéndose, desatando una buena risotada en el grupo.
En ese momento Asmakot, se levanto de su silla y empezó a preparar su bolso. Cargo las mochilas de sus nuevos acompañantes con comidas y se sentó y dijo – Bueno es hora de marchar, mañana por la mañana, apenas aclarezca, emprenderemos nuevamente el viaje.
Un aire de disconformidad y desacomodo, había en la habitación después de ese anuncio pero nadie se atrevió a decir nada.

Al día siguiente ya estaba todo preparado, se sirvieron un pequeño desayuno y se pusieron en marcha lo mas rápido posible. Era un mañana muy bonita, ninguna nube cruzaba el firmamento, el sol recién aparecía iluminando el crepúsculo.
Hacia donde nos dirigiremos – pregunte a Asmakot.
Hacia el bosque viejo, ahí nos espera un buen amigo el cual nos acogerá por un tiempo – me contesto el humano.
 
tolknier
 
 
 

494 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 08-09-2003 Hora: 15:51
Sí que se ve mejor narrado, pero el narrador no es lo que falla aquí. Son los personajes, que a veces se entorpecen entre ellos hablando. Elije mejor los diálogos. Tienes que tener en cuanta a donde quiere llegar cada uno que habla, y poner lo realmente interesante, y explicarlo bien. si pretendes hacer parecer a algún personaje poco dado al discurso, que se note la diferencia con los que hablan bien. Has de ir diferenciando unos de otros, que no todos parezcan el mismo enano.

Fecha: 08-09-2003 Hora: 11:28
Bueno, mejor redactado que el anterior, y con menos faltas, pero siguen habiendo algunas escenas redundantes, que no aportan nada a la acción. Revisa lo escrito, y sigue así, se nota que le has dedicado más atención que la primera parte.