Ir a Posada de Mantecona
 


Garras y Fuego en el Norte
Por glaurung
 
La amarga sangre de Troll escurriendo de mi mandibula.......

Es dificil haber vivido tantos años dentro de un cuerpo que inspira horror, cuando mi unico anhelo es salir dia a dia del trajin de los esfuerzos que hago por la vida, por la paz y por las cosas que vale la pena salvar.

Tampoco voy a decir que soy un heroe, ni un ejemplo a seguir; pues hubo un tiempo en el que arrasaba a hombre y a elfos por igual, cegado por la sed de sangre roja y hambriento de dolor ajeno....

Sucedio entonces que me acerque a los dominios de Melkor, a quien los elfos llamaban Morgoth para la ira y el desprecio de este; y vi, solo un poco y muy de lejos el resplandor de aquella joya iverosimil engarzada en la contrastante corona del señor. No me moví, y sin embargo, un calor distinto al fuego de mis entrañas me inundaba. ¿Los dragones pueden llorar? si.....

Medio minuto y trassshh!! dolor, un intenso dolor inundo mi cabeza y un chorro de sangre purpura broto de mi nariz, senti el peso de las potentes escamas de la cola de mi padre, el Señor de los Dragones...

-ya puedes dejar de llorar lagartija, ya puedo ver a los balrogs haciendo escarnio de ti para mi verguenza!. ¿Que demonios te pasa?-

-Arghhh!!-

Sali de ahí a grandes zancadas, humillado, con los pulmones llenos de espuma y con mi dolor y con ganas de matar uno de esos tremendos y odioso demonios con latigos con la pura fuerza de mis garras infectas. Sentimiento que pronto se esfumo, al ver pasar a mi lado a Gothmog, Señor de los balrogs y Gran Capitán de Angband. Al verme este esboso una sonrisa burlona...

-¿Que te pasa gusano alado?- pregunto despectivamente - ¿Te ha golpeado tu viscoso padre?, jajajaja!

Lo habia presenciado.... aghhh!!

Que triste; ese dia mate hombres con furia y gane renombre. Pero a que precio.


 
glaurung
 
 
 

419 personas han leído este relato.

Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 07-06-2005 Hora: 16:35
Estoy de acuerdo con Nenya y Laeron, y para nada con Padlas y Elín, que demuestran haber leído poquito (al menos de lo que hay colgado aquí).
Solo añadir un apunte sobre algo que se suele olvidar, el tratamiento de los personajes. No me imagino a un balrog esbosando una sonrisa burlona. O a lo mejor habría que contarlo de otra manera. Hay que currarse más los perfiles.

Fecha: 25-04-2005 Hora: 23:09
Te has quedado en la piel. Creo que lo he dicho muchas veces, un relato puede ser cortisimo si tiene un verdadero transfondo. No nos das ningun elemento que nos haga comprender al dragón ¿por que es asi? ¿que le ha pasado para llorar? ¿es todo solo un hecho aislado o una historia que mereciera la pena contar?

Fecha: 23-04-2005 Hora: 00:52
muy muy bueno, de los mejores que he leido en esta página, creo que podrías continuarlo, yo personalmente leeria atentamente la continuación, brindemos jejeje

Fecha: 20-04-2005 Hora: 11:55
Parece el resumen de un relato... o los apuntes que haces antes de escribir algo...