Ir a Posada de Mantecona
 


El Viaje de los Surranes
Capítulo 2
La furia de Orusco VI, el Loco
Por dargos
 
La noche era joven cuando el joven Topur I, príncipe de Mortana la Vella, se despertó sobresaltado, el bum-bum de los tambores le resonaba en la cabeza desde hacia un tiempo, pero ahora se sentía mas y mas cerca, se levanto de su horrenda cama y maldijo a su padre por no haberle puesto ventanas a ningún cuarto del castillo, tomo una yesca y encendió una antorcha que había en la pared, al lado de la puerta, subió rápidamente a la torre superior, ya que su cuarto se hallaba en la torre de al lado, corrió por un viejo puente, hasta que cruzo un umbral, subió varios escalones de piedra mal cortada y musgosa de una escalera de caracol y al llegar a lo alto vio a su madre llorando, pero no le dirigió palabra, simplemente miro a su alrededor y vio destrucción, y mas destrucción, de Mesorrotapia, la ciudad de los hombres, habían salido al menos cuarenta mil soldados con un mismo fin, derrocar a Orusco VI, el loco.

El ejercito de los hombres era grande, pero Orusco había reunido a miles de hiparos y bakenos para luchar con el, lanzas volaban, aunque eran contrarrestadas por las murallas del fuerte Ivil, el castillo de Orusco. En un momento, el cielo se vio tapado por un instante por una lluvia de flechas perteneciente de Ivil, alcanzando rápidamente y matando casi al instante a cientos de hombres.
Luego salieron por los portones mas de tres mil hisparos armados con hachas, cimitarras y espadas de doble filo y llevaron a la defunción a por lo menos mil hombres, luego montados en lorros salieron quinientos bakenos armados con picas y lanzas y dieron muerte a dos mil.
La caballería de los hombres se alboroto al ver a los lorros y, como la habían puesto al frente para contraatacar, cuando los caballos huyeron de las bestias atropellaron a la infantería, matándolos a todos, luego un gran grupo de infantes que habían salido de Ivil por los costados y se había colocado detrás de los hombres, en los pajizales, al ver al los caballeros, salieron de sus escondites y los acecinaron a todos y robaron los caballos, pero un jefe de los bakenos había raptado a un hombre y lo había escondido detrás de una roca, entonces le había sacado valiosa información a cambio de su vida, pero luego de que el hombre hablase lo había matado.
El bakeno tomo un caballo y partió hacia el castillo, al llegar, pido sita con el rey y al conseguirla le hablo de este modo:
-He persuadido a uno de los suyos para quitarle información y he conseguido un muy valioso dato: Hay unos surranes, un elfo, un elma, un ensa y un mago, que están huyendo de la guerra para pedir refuerzos en las tierras del meridion.
-Interesante, dijo el rey palpando las palabras, creo que te mereces un premio, hmmm, pero desobedeciste mis ordenes:
¡TE HE DICHO, MATA A TODO HOMBRE, SI SABE ALGO, TRAEME A ESE INDIVIDUO Y YO LO INTERROGARE!!!!!!
Y ya sabes lo que le pasa a quien desobedece mis ordenes, entonces tomo un polvo rojizo y lo esparció en el aire, al entrar en los pulmones del ser fue carcomido desde adentro y no quedaron ni los huesos del horrendo sujeto, y ni su deforme cara, ni su perdida mirada y ni su piel amarillenta fue recordada en Ivil jamás. Entonces, el rey tomo una botellita de una estantería y la arrojo al suelo, cuando el burbujeante y de indistinguible color liquido toco el suelo hubo una pequeña explosión, luego humo y al final, cuando el humo desapareció, el rey pudo ver a un enorme ser-ave regordete, blanco con manchas negras, gran pico y garras y un amplio tórax, además de su larga cola que hacían dar miedo de solo pensar en el, entonces, el rey, con un golpe de baculo en la pared derecha de la habitación sin ventanas, abrió una inmensa grieta y pudo ver el alba en todo su esplendor, se cubrió el rostro con el brazo y dijo, luego de mirar la incolora bola que había en la punta de su baston:
-vuela Krazçadd y alcanza a los surranes, uno de cada tribu, que se deben hallar en el desierto de Ren, vuela, que la enemistad es mi única aliada confiable hoy día.
-si señor, dijo con voz ronca el ave y extendió sus alas y voló, el rey los vio hasta que tan solo era un punto distante, luego dijo un extraño conjuro y la grieta se cerro...
***

La aguda vitsa de Shiva fue la primera en divisar a lo lejos el verde esmeralda de las llanuras del rió Caudal Grande.
En dos días llegaron por fin al caudaloso río, cascadas por doquier, pequeños saltos y manantiales en todas partes, muchos afluentes alimentaban al ancho río, zonas pantanosas y grandes manchones verdes culminaban con el hermoso paisaje, kelpies, bañando a sus crias, pajaros de hermosos colores y bellísimo trinar gorgojeaban en el agua y volaban dando vueltas en el azul y despejado cielo.
Se acercaron a una zona con arbustos y una apuesto joven les salio al encuentro, los miro detenidamente con sus verdes ojos, como comprobando y luego hablo con una hermosa voz que se comparaba con el trinar de los pajaros, unos conejitos que paerecian salidos de un cuento de hadas se asomaron, escondidos en los arbustos y miraron al joven, que les dijo a los surranes:
-Yo también soy un surran, soy el surran de las llanuras nortes, en donde se encuentran, aunque la parte del río Monk no me pertenece, soy un tranfiro, y ante las atonitas miradas de todos menos de Ulior, explico: me puedo convertir en ave cuando se me plazca, en realidad mi verdadera forma es de ave, pero casi siempre estoy convertido en humano, pero quedan vestigios de mi transformación cuando soy hombre, y todos recordaron su hermosa voz, a veces vuelo y cuando los vi recordé, un ejercito grande de hisparos cubre la frontera sur de mis tierras entre mi reino y la cordillera. Deben cruzar el caudal grande, tratar de esquivar Mesorrotapia, para no levantar sospechas, luego cruzar el rió Monk, luego cruzar los montes Cook y partir hacia las Daininas...
-Hací lo haremos, dijo finalmente Arnor, confiamos en ti.
-Muchas gracias
Luego de sus brazos se desplegaron alas, sus pies se transformaron en cola y su nariz en pico,de un momento a otro se transformo en una gran e intimidadora ave moteada en negro sobre fondo blanco, alzó vuelo y en poco tiempo se hizo una pequeña mancha en el horizonte.
Luego de caminar un largo, pero alegre viaje, ya que habían sido escoltados por muchas aves, conejos y ciervos llegaron por fin a una zona con pastizales altos, aunque amarillentos y algo pantanosa, eran los alrededores del Monk, un débil riachuelo, con deprimentes saltos, rocas musgosas en el fondo, árboles viejos y retorcidos y pequeños arbustos débiles y amarillentos a sus lados, que daban la impresión del paraje mas horrible de la tierra, los conejos, los ciervos y las aves habían huido despavoridos al ver el lucubre aspecto del lugar.
De repente una norme y regordeta ave bajo de los cielos, su matizado pelaje en negro sobre el blanco cuerpo descendió suavemente y se paró en el agrietado suelo y los miro, entonces Froromihir le mando un mensaje mental a Arnor quien lo interpreto y respondió mentalmente
-Si, veo un aura negativa en esta ave, no se si es nuestro surran amigo, luego callo.
Entonces Froromihir dijo, en voz alta:
-Muestra tu identidad verdadera, instrumento diabólico, veo a Orusco en tus ojos y Orusco es maldad pura...
-Y que viva el rey!!, le respondiócon voz rasposa el ave y se preparo para el ataque pero antes de que diera un paso, Froromihir estiro el brazo y de sus manos salieron cientosde rubíes, esmeraldas, opalos y diamantes que se fundieron en
el cuerpo del ave, lo atravesaron y este salió disparado hacia atrás, antes de caer una sombra paso por delante de su cara, sus ojos centellaron, luego callo y se esfumo como vapor y voló en el viento, no quedo ni rastro.
Un fuerte viento proveniente del norte les voló las capas a los surranes, Ulior rompió el silencio,
-Por que mataste a nuestro
amigo?
-Si era nuestro aliado!!!,
grito Arnor
-Nos ayudo!!!!!, culmino
Shiva
Un silencio de muerte fue lo proximo a las apelaciones,uego se sintió como una
explosión cerca, donde había muerto el ave, enormes llamas siguieron al estruendo, un árbol cercano se requebrajo y calló, el fuego se propago rápido en la árida zona, tres de los surranes tomaron palos y los usaron de antorcha, luego corrieron para darle caza a Froromihir, gritando como locos insultos y maldiciones, su aspecto era muy hosco y contrastaba muy bien con el paisaje, Froromihir corrió por un pedregal esquivando ramas encendidas y matorrales que ardían ferozmente, pero no se podía librar de sus perseguidores.
Entonces un gran ave moteada descendió de los cielos y al captar la loca persecución y el rara aura que rodeaba a los rastreadores, llamo su atención, paso sobre ellos y pronunció algo en un lenguaje de antaño.

Un humo rojizo salió en espirales de los perseguidores y cayeron al suelo, el embrujo, en forma de humo, al ser liviano fue llevado por el viento y alcanzó rápidamente al extraño vapor que había salido cuando el enorme ave había muerto, en un instante llego a Mortana la Vella, una de las siete Piedras del Destino se rompió estruendosamente, la copa rebosante de vino del rey Orusco se cayo, rodó por el suelo y bajó por las escaleras, poco tiempo después se sintió un estallido, Orusco mando reclutar a mas de dos mil hisparos y bakenos, su ejercito encontraría a los surranes, tres hechiceros malignos partieron sobre
tres dragones.
 
dargos
 
 
 

450 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato: