Ir a Posada de Mantecona
 


El camino hacia la oscuridad
Capítulo 1
Un acontecimiento inesperado.
Por ernak
 
Fue un dia, en el norte del bosque negro, concretamente en la region del norte de Taur-e-Ndaedlos, cuando me desperte, la mañana acababa de llegar, los pajarillos cantaban alegremente, llenando el dia de paz.Me levante, y mire hacia el este, pudiendo divisar las montañas nubladas llenas de nieve, viendo tambien las copas de los arboles, que habiendo amanecido despues de una noche de lluvia ligera despertaban con algo de humedad, fue en este preciso instante cuando me acorde de que mi madre me esperaba antes del desayuno,y sin pensarmelo ni un segundo corri rapidamete hacia casa. Entrando en el recinto ajardinado, fue donde la vi, sentada bajo la sombra de un arbol leyendo un libro.
-Buenos dias madre. Dije
-Hijo mio como te tendre que explicar que no llegues tarde, me has tenido muy preocupada.Dijo ella.
-Lo siento madre, he pasado la noche debajo de la copa de un arbol refugiandome de la lluvia y me he quedado dormido.
-Esta bien,se que nunca te pasaria nada, por esta vez pasa pero que no vuelva a ocurrir.

Fue en ese preciso instate cuando entro su padre por la puerta de la casa.
Yo aprovechando que habia llegado de vigilar la zona donde residian le pregunte.
-¿ Que tal el dia padre?Dije.
-Lo siento hijo mio, no hay tiempo para cariñitos.Dijo el
-¿Que pasa?
-Traigo malisimas noticias de la zona, segun he podido ver, varios compañeros elfos han sido encontrado sin vidas , todos ellos muertos por flechas elficas, y lo peor de todo, estas flechas del bosque negro.
-¿Que significa eso querido? Dijo ella con cara asustada.
-La verdad no lo sé pero he visto con mis propios ojos, como miembros de la guardia real, metian los cadaveres en bolsas, tirandolos a una camioneta tirada por caballos donde podrian llevar, 3 o 4 bolsas mas.
-Pero eso es imposible, la guardia no tiene derecho de matar a nadie sin la autorizacion previa del rey.Dijo ella con cara mas tranquilizadora.
-Lo se, pero lo mejor va a ser esperar a que lleguen, para comentar que es lo que a pasado, he visto actuar a la guarda, despues de actuar, vigilan la zona preguntando sin han podido ver algo en este poco tiempo.

Yo lo habia escuachado todo, un terrible escalofrio me recorrio la espalda, entonces decidi que lo mejor seria no quedarse en casa, fue cuando sali de la casa hacia el arbol donde habia permanecido la noche.Mis padres continuaban hablando. Estas escapadas mias eran habituales, mis padres me las permitian, me daban la libertad de ir por donde quisiera, siempre y cuando llegará a casa a una hora adecuada.

Pase el resto del dia alli, subido en el arbol, observando los pajarillos que pasaban por encima mio y soñando que algun dia seria capaz de volar yo tambien. Todo esto cuando se me volvio a pasar la hora. Yo ya me habia tranquilizado sobre la conversacion de mi madre y mi padre, pensaba que no pasaria nada, cuando volviendo a mi casa justo antes de pasar el rio del oeste, me encontre con unos miembros de la guardia real en mi casa, habian metido en una especie de bolsa, lo que parecian ser dos formas humanas.Pero ellos no me habian visto.
Me temi lo peor, sali corriendo hacia el pueblo mas cercano siempre atento a todos los sonidos y todos los movimientos de alrededor, hasta que llegue al pueblo mas cercano. Alli me encontre una gran multitud de gente, totalmente desconcertada de que estaba pasando.
Intente preguntar que es lo que habia pasado, cuando un elfo de la guardia real subio a otra carreta tirada por caballos que contenia en su interior, unas cuantos bolsas,llenas de formas humanas, lo que significaba que habia muchos mas guardias por los alrededores.
Fue en ese momento cuando me cubri con la capucha la cabeza.
El guarda sacó de su interior de la capa una especie de papel, solo que escrito en una hoja de un arbol que no recorde su nombre. Y leyendolo en voz alta escuche:
-Por orden del rey tharanduil, todos los elfos pertenecientes a la raza de los Ernak, han sido ejecutados sin excepcion de ninguno, debido a que esta raza suponia un ejemplo de crueldad y oscuridad por parte de ellos, suponian un peligro para nuestros bosques y un gran problema para la region, por eso en este mismo momento no sobrevive nadie, no lo tomeis como un signo de maldad por parte del rey, sino como un deber de proteccion hacia el resto de sus habitantes...

Continuo leyendo, yo con solo lo que habia escuchado, me costaba comprender por que habia pasado esto, quien tiene el suficiente coraje para matar a una pobre raza justa que no habian hecho daño a nadie, y lo peor de todo, mis padres estaban muertos fue tanto el dolor y odio que tuve hacia los elfos en ese momento que decidi marcharme de estos lugares sombrios, llenos de malechores que castigan a unos pobres elfos sin piedad. Llegue a mi casa con todos los sentidos agudizados por si quedaba alguien en el interior, cogi una espada que me regalo mi padre de acero y marche.

Pasaron 3 dias desde mi marcha, la soledad recorria mi corazon y el odio era cada vez mayor, aun no habia salido del bosque negro,debia andarme con cuidado, sin que me escuchara nadie, yo que una vez fui al pueblo con mi padre, la gente decia que tenia el don de no hacerme oir por nadie, y asi fue como poco a poco consegui salir de esta region.

Cuando llegue al final del bosque pude divisar las montañas nubladas en frente mia, cada vez las veia mas nevadas y bellas, una de ellas me recordaban las caras de mis padres mirandome fijamente a quienes aun añoraba. No decidi detenerme pues podia haber sido la peor decision que hubiera optado hacer, ya que despues de todo lo que me paso despues, no lo cambiaria por nada en el mundo.
 
ernak
 
 
 

439 personas han leído este relato.

SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato: