Ir a Posada de Mantecona
 


Historia de un Antihéroe
Capítulo 2
Mi biografía en la Tierra Media
Por LocoGris
 
Antes de que leais este relato he de avisaros, para los que habeis leido los libros de Ana Rosa Quintana (la mayoría de vosotros), que la vida de esta popular presentadora y de un servidor se parecen mucho pero que se debe a que fui vilmente plagiado por dicha mujer.

La causa de que partiera hacia la Tierra Media se debió que con mis ahorros compre una palantir de 800€ (Erus, la moneda Única) y conocí a una mujer maravillosa con el sugerente nombre de Manos Hábiles, la cual también mantenía relaciones con un tal Sauron y les hacia favores a todo un Concilio Blanco (más que la Tierra Media parecía eso Sodoma y Gomorra) así que cuando los Valar pidieron voluntarios para una misión en la Tierra Media me ofrecí con la excusa de conocer a dicha mujer (más tarde descubrí que tras esa personalidad femenina se encotraba Saruman por lo que me alegre de que por sus múltiples relaciones infieles fuera derrotado en la irónica batalla de CuernosVilla). Así pues partí hacia la Tierra Media con la última tecnología de Valinor de inflitración: Un cuerpo de octogenário, un bastón de alcornoque y una túnica 100% Valinor. Cuando llegue fui recibido alegremente por Zidane, el Carpintero que me permitió infiltrarme en el Concilio Blanco con el nombre de incógnito "Espía de Valinor" (para no levantar sospechas). Lo que sucedió entre la fecha de mi llegada, 2851, hasta el 2953 cuando fui descubierto ya la sabeis.

Entre el 2953 y el 2990 estuve meditando por las bosques hasta que en el 2991 decidí ir a visitar al jefe de mi orden: Llamazares el Rojo (Coordinador de IU, Istari Unida) que me propuso que llevará un mensaje de amor a Miss Mazarbul en Khazad-Dûm. Partiendo en ese mismo momento a lomos de Pequeño Tio (mi caballo) aparecí a las puertas del reino ese mismo año.

Esta misión me permitió descubrir la verdadera naturaleza de los Enanos y ver a las maravillosas enanas (que desterró de mi mente viejos mitos como que los Enanos surgían de las cuevas o era una asociación de hijos perdidos del Pajares).
Su organización era jerarquica en función del tamaño del hacha, para ellos el tamaño es lo que importa. Al entrar mis oidos se deleitaron con la música de los martillos repiqueteando ferozmente sobre estoicos yunques impasibles que sonaban armónicamente (a esta combinación de escalas y notas la llamé Concerning Dwarfs). Así disfrute con el desfile de la pasarela de Khazad-dûm (puente donde Gandalf lucharía contra el Balrog) y mis ojos se deleitaron con el arte de Miss Mazarbul que lucía una cota de mithril de Agatha Ruiz de la Enana, sin embargo; un mal tropiezo de la Miss armó un gran revuelo: Miss Mazarbul era en realidad Balin travestido y eso que decían que era él el que la tenía más grande de todo el reino (el hacha) decepcionado decidí romper la carta y salir de Moria...
 
LocoGris
 
 
 

491 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 01-06-2005 Hora: 22:11
Como una bocanada de aire fresco entre tanto materialismo histórico, estructuralismo y funcionalismo, han resultado ser tus dos relatos. Una vuelta de tuerca más y acabarás como el Arturo Pérez Reverte que con sus textos en un conocido semanal poner a esperpentizar a todo bicho viviente. Cota de mithril de Agatha Ruiz de la Enana ...qué cosas se te ocurren. La redacción es veloz, cierto, parece que quisieras acabar lo antes posible, aunque supongo que ese "efecto" forma parte del mismo tono humorístico que quieres conseguir. También me he acordado del personaje de Quino, Susanita

Fecha: 11-11-2004 Hora: 16:23
juas! ¿es que te has propuesto que acabe partida en dos de la risa?
Eso ni lo pienses! Dos aeriens podria ser demasiado para el Poney Pisador.

Fecha: 13-12-2003 Hora: 19:39
Hola! Me gustan mucho tus dos relatos ( si,si, me he leido los dos pa'que veas)deberias seguir escribiendo, tus relatos son muy divertidos. Saludos!

Fecha: 12-10-2003 Hora: 16:33
Se te va de las manos la narración buscando encajar una serie de chistes. Parodiar es harto complicado, más que escribir en "plan serio". No te está saliendo del todo bien.