Ir a Posada de Mantecona
 


Las Aventuras de Norrik.
Capítulo 2
La Llegada a Udrogoth
Por Galgameth
 
Luego de muchos días en las mazmorras que se encontraban en las Fronteras de Urdrogorth, logramos cruzar y llegar a esa tierra tan mágica.

Al encontrarnos ahí vimos que todo estaba muy callado y sólo, el ambiente era extraño podíamos observar unas cuevas al fondo del sendero un poco a la derecha pero no comprendíamos quien las pudiera habitar, Aún no podiamos observar el castillo de Urdrogorth, había algunos lugares que parecian ser tiendas pero al parecer no había nadie ahi, aunque parecía que hubieran habitantes las casas estaban vacías, pareciera que esta tierra de la cual habíamos oído grandes historias ahora no fuera nada, pero exactamente cuando íbamos a irnos de ese lugar encontramos (o mejor dicho nos encontraron) unos trolls (eran ocho) así que nos toco luchar contra todos ellos así que iniciamos buscando una buena posición para la batalla (ya que nos habían tomado por sorpresa) los trolls iniciaron atacando con sus espadas y sus hachas que yo creo que habían sido robadas de la aldea, estuvimos tratando de controlarlos, luchamos unidos por un largo tiempo pero como ya nos encontrabamos muy cansados tuvimos que encontrar un lugar donde escondernos y así lo hicimos, nos separamos, yo me escondí en una cueva que se encontraba detrás de un árbol y en la que no se podía observar nada ya que era de noche, Leganor se escondió arriba de un árbol muy alto (pero no tuvímos problemas en escondernos ya que a él y a mi no nos persiguió ninguno de los trolls) la verdad no se que ocurrió con Vadrik y Norrik pero creo que no habían encontrado un lugar en el cual se pudieran esconder y que eran perseguidos por los ocho trolls, luego de que descansamos un tiempo Leganor y yo decidimos seguir la batalla y creó que ya había pasado la medianoche, fuimos al combate de nuevo y pudimos observar a Norrik y a Vadrik colgados y atados sobre unas varas y cerca de una olla enorme que parecía estar hirviendo y esto en una plataforma muy grande, así que nos tocó seguir luchando, rápidamente yo maté a un troll usando mi arco y mi técnica de "La flecha de fuego" que nunca me ha fallado, ahora eran siete pero la dificultad aún era grande, ellos nos rodearon a mí y a Leganor y mientras estabamos cerca le pude decir lo siguiente sin que nos escucharan:

-Escuchame, tratare de atraer la atención de los trolls mientras tu vas y desatas a Norrik y a Vadrik-Le dije esto mientras trataba de atraer a los trolls hacia mí.

Finalmente logre que ellos centraran su atención en mí y Leganor pudo ir y logró desatar a Norrik y cuando se encontraba por desatar a Vadrik observó que desde las cuevas aparecieron muchos más trolls por lo que no pudo desatar a los demás, por suerte estos trolls eran lentos y nosotros eramos mejores en eso, finalmente a mí ellos me atraparon y me ataron igual que a Vadrik, y rápidamente Leganor támbien fue atrapado por ellos y así que ahora mientras algunos debatían como cocinarlos otros perseguian a Norrik mientras este corría por su vida, ya habían elegido como comernos (cosa que no era nada agradable) y Norrik despúes de asesinar a dos fue atrapado por los once que quedaban. Parecía que era el fin pero por arte de magía empezó a amanecer, los trolls trataron de evitar ser vistos por el sol, pero los diez trolls que quedaban no lograron huir y se convirtieron en piedras.

Habíamos sobrevivido a todos estos trolls, prácticamente los habíamos derrotado pero... ¡Aún estabamos atados! luego de un momento Norrik cayó al suelo desatado, así que el nos pudo desatar a nosotros, mientras nosotros hablabamos empezó a escucharse una voz desde el fondo que poco a poco se escuchó mejor...

-¡Lo Lograron!, derrotaron a los trolls.

-Nos han salvado. -exclamaban algunos- ¡son los héroes!.

Al parecer el orden en Urdrogorth había regresado gracias a nosotros y gracias a eso nos convertiríamos en los héroes de esa tierra.

-Cuales son sus nombres.
Dijo un chico entre el pueblo, de los cuales se reunían en una gran casa que se encontraba entre el bosque de el gran pueblo

-Somos Norrik, Galgameth, Vadrik y Leganor. dijo mi hermano Norrik.

-¡Pues hurraa por Norrik, Galgameth, Vadrik y Leganor!-exclamo todo el pueblo al unisóno

Luego pudimos conocer a toda la gente y Urdrogorth pudo volver a sus actividades normales y este pueblo ahora si empezaria a florecer y a vivir en paz.

Los guardias nos guiaron al castillo de Urdrogorth el cual se encontraba muy escondido pero pudimos observar su belleza tanto por fuera como por dentro, luego entramos a este en el cual nos esperaba mucha gente y al parecer un gran banquete (pero principalmente nos interesaba el banquete) que no era para este momento, sino hasta la noche en la cual se realizaría una gran fiesta para todos los pobladores de Urdrogorth.

Dentro del castillo pudimos conocer a los reyes, al rey Ëarnilt y a la reina Faedra quienes nos recibieron de buena manera y nos reconocieron nuestro logro de tal manera que hasta nos premiaron, ellos nos entregaron armas y armaduras e incluso armas que habían sido legendarias en la historia de Urdrogorth, a Vadrik le dieron el "hacha del dragón" la cual había sido fabricada con la piel de un dragón que había atormentado Urdrogorth en sus inicios y que había sido derrotado por un enano cuyo nombre no se encontraba en el registro, Leganor recibió un arco de oro que había sido utilizado por los mejores guerreros elfos que había pisado Urdrogorth en mucho tiempo, yo recibí tambíen un árco pero el arco que recibí beneficiaria mi técnica de "La flecha de fuego" era un árco fabricado por los legendarios "Dorados" que combatieron por la paz de Urdrogorth y estaba fabricado con piel de dragón y piedras preciosas, finalmente Norrik recibió una espada sacada también de un dragon pero esta tenía una historia, se dice que esta espada era una espada común y corriente que habían fabricado los hombres pero una vez que el legendario dragón Urdrogorth que había sido el guardian de ese lugar por siglos se enojo con el pueblo y lo atacó se tragó esa espada y se dice que antes de morir la regresó, pero se había transformado de una espada común en una espada que tenía mucho poder y daba temor al tan solo escuchar su nombre, la poderosa "Dragon Fury", esta era una espada delgada y ligera que se adaptaria perfectamente a su técnica de "Dragón Rojo" nuestras armas anteriores, aunque eran armas sencillas quedaron en este museo de la historia de Urdrogorth.

En la noche fuimos a la fiesta y disfrutamos de un gran banquete y el rey y la reina hablaron de lo importante que fue lo que hicimos:

-Queridos Norrik, Galgameth, Vadrik y Leganor gracias por devolver la paz a Urdrogorth desde hace mucho tiempo que estamos siendo atormentados por esos trolls y últimamente habíamos sufrido más ya que nos atacaban en la noche y por el día mandaban a otras razas a destruirnos pero ustedes nos han librado, esto era parte de la leyenda y así nos prometen que tendremos algunas dificultades la inicio pero luego vendrá la paz y prosperidad, asi que hablamos en nombre de todos cuando les decimos Gracias.- Así sentenció diciendo el rey.

Salvamos al pueblo a pesar de nuestra muy corta edad, porque sabemos luchar contra cualquier cosa y derrotarla siempre, sabemos controlar la situación gracias a que ese caballero que nos cuido, nos enseño a defendernos solos y a usar muchas armas, a mi me enseño a utilizar la hacha y el árco y a mi hermano la espada, en la cual tiene muy buen dominio, en el pueblo se cuenta y se seguira contando la historia de como dos jovenes guerreros, con la ayuda de un elfo y un enano lucharon durante horas contra unos trolls que atormentaban al pueblo y con inteligencia y fortuna finalmente lograron salvar a todos en Urdrogorth

Luego de un tiempo viviendo en paz con los habitantes de Urdrogorth pensamos en salir de el pueblo, pues teníamos que seguir con nuestro viaje en busca de la paz en todos los pueblos a los que pudiéramos llevarles paz.

Y así seguiremos contando nuestro increíble viaje hasta un triste momento en el que el decidió seguir solo, pero no crean que la historia de Norrik termina aquí porque el siguió su viaje solo, después contaremos a donde fue, ahora sigamos con la historia.
 
Galgameth
 
 
 

389 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 09-01-2010 Hora: 01:49