Ir a Posada de Mantecona
 


Las Aventuras de Norrik.
Capítulo 3
La Confusión de Norrik
Por Galgameth
 
Tiempo después de la aventura que pasamos en Udrogoth, Norrik se veía muy diferente a antes porque ya no era la persona que le gustaba divertirse, se había convertido en un verdadero guerrero, responsable pero ya no me comunicaba tanto con él porque se interesaba mucho en los viajes que haríamos, pero siempre me sentía feliz de tener un hermano como el.

-Es momento de que nos vayamos de aquí.- dijo Norrik

- Y adonde iremos?.- Le pregunte.

-Iremos a cualquier lugar que nos necesite, porque aquí ellos son muy organizados para que allá algún problema en el pueblo.

Luego de hablar esto con Norrik decidimos partir de nuevo hacia otro lugar, aunque en esta ocación no teníamos un destino en la mira, le avisamos a Vadrik y a Leganor y ellos aunque se encontraban tristes de tener que dejar el lugar que se había transformado en su hogar, cuando avisamos al rey que nos tendriamos que retirar el pensó en darnos todo lo que necesitaramos y en prepararnos una fiesta un día antes de la despedida y nosotros como no teníamos nada que perder aceptamos.

A la noche siguiente nos encontrabamos en una gran fiesta en el castillo de Urdrogorth ingluso superior a la fiesta de bienvenida, mientras todos se encontraban bebiendo cerveza o bailando yo pudo observar a Norrik salir del castillo y visitar cada lugar de Urdrogorth, yo preferi no seguirlo porque creo que el necesitaba su espacio, asi que continue en la fiesta y nuevamente en el banquete el rey se dirigió a nosotros diciendo:

-Queridos Norrik, Galgameth, Vadrik y Leganor nuevamente quiero dirigirme a ustedes porque ustedes ahora forman parte de la historia de este reino, ustedes han salvado nuestro reino y han hecho que todo cambie cuando parecía estar perdido, han hecho que nuestro cresca y que aprenda a defenderse por sí solos, desde hace mucho tiempo tratabamos de ser un reino de paz así que eliminamos nuestro ejercito pero eso solo nos trajo mas problemas ya que fuimos atacados por los trolls que lograron obtener control sobre nosotros a tal grado que nos teniamos que esconder y vivir en otros lugares por la noche y por momentos del día en que los trolls mandavan a otros seres a atacarnos, mi pueblo tuvo que vivir en este castillo que antes estaba esconido durante mucho tiempo, pero ustedes nos libraron y ahora en todos conocen la ubicación del grandioso castillo de Urdrogorth, ya no nos tenemos que esconder de nadie, sabemos que si alguien nos atacara nosotros estubieramos preparados y... - en ese momento el rey fue interrumpido por Norrik que entró corriendo al castillo diciendo.

-¡Nos invaden!,¡Nos invaden! rápido hay que defender al pueblo, son muchos, ¡Nos invaden!.

-¿quienes nos invaden?- preguntó el rey un poco agitado y confundido.

-Aún no lo se, pero son muchos, aún no han cruzado la frontera pero hay que detenerlos- contestó Norrik

-Rápido donde esta nuestro ejercito cuando se le necesita, no los dejen cruzar la frontera, ¡rápido muevanse!.-sentenció el rey

Lastimosamente nadie se encontraba armado en ese momento más que la guardia real, esta no podría hacer mucho, pero mientras Urdrogorth preparaba su ejercito Vadrik, Leganor, Norrik y yo (conocidos en Urdrogorth como "Los Guerreros del Dragón" por que el pueblo lleva el nombre del dragón) ya estabamos preparados para combatir así que avanzamos como líderes del ejercito.

Al llegar a la frontera pudimos observar que el ejercito rival era muy grande y nos superaba en número, era un ejercito de humanos pero nosotros creíamos que seriamos suficientes, nuestro ejercito estaría conformado por hombres (los habitantes de Urdrogorth), dos medio elfos y medio humanos (Norrik y yo), un elfo (Leganor) y un enano (Vadrik), poco a poco nuestros rivales se acercaban más y más, pienso que ellos debieron haber sentido que su idea de sorprendernos en la batalla finalmente fracasaría pues antes que ellos llegaran nuestro ejercito ya estaba colocado y listo para la batalla, así empezó una guerra, una guerra muy violenta y nuestro ejercito demostraba que si estaba preparado para una guerra pues poco a poco acababa con las tropas rivales, yo asesine a muchos támbien incluyendo al que creo que era el líder de la tropa, Norrik también logro vencer a muchos, al igual que Leganor y Vadrik aunque este último quedo gravemente herido, pero apesar de todo lo que hicimos en esta batalla en la que finalmente vencimos no fuimos los más destacados y quizas no fuimos muy importantes, pues un joven caballero llamado Holgdgar fue el que guió a nuestro pueblo a la victoria, cosa que todos notaron, esto demostro que si podiamos y debiamos abandonar nuestro pueblo.

Antes de irnos mi hermano entregó a Holgdgar un amuleto que había encontrado durante su infancia y era un amuleto que el dragón Urdrogorth había formado.

Y así volvimos a viajar hacia otro pueblo diferente y sin saber a donde íbamos fuimos a parar hacia un gran bosque en el que no lográbamos averiguar como salir pero por un momento nos dimos cuenta que el lugar era un laberinto y buscamos el modo de salir de el.

Al fin logramos salir de el laberinto gracias a que Norrik nos guió de gran manera, pero perdimos mucho tiempo en conseguirlo.

Y luego de ese bosque que nos confundió mucho fuimos a para a un lugar identico a Udrogoth, en eso mi hermano dijo:

-Este lugar se parece mucho a Udrogoth y ese sujeto de ahí se parece a Holgdgar.

Mientras el hablaba Leganor lo interrumpió y le dijo en voz muy clara y fuerte...
-¡Esto es Urdrogorth!, aunque... ese no es Holgdgar.

Y luego de eso nos dimos cuenta de que nos habíamos confundido en el camino así que tuvimos que volver al castillo de Urdrogorth y pedir un mapa de los lugares que pudieramos visitar.
 
Galgameth
 
 
 

302 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 31-05-2011 Hora: 16:48
Lastimosamente tendre que quitar esa parte Zathul

Fecha: 08-09-2008 Hora: 23:36
Buenísimo lo del baño para visitantes!!!