Ir a Posada de Mantecona
 


El martillo de los dioses
Capítulo 3
La batalla
Por dangorothrim
 
¡Flanco isquierdo!-dijo Ram-

Una tremenda batalla se sacudia en la llanur, los buitrez esperando la sangre chorreante de los muertos y los gritos agudos estremecian a la tierra. Miles y miles de guerreros fornidos se destrozaban por dominar el campo de batalla. Ram, capitán de reino de Frosst se encontraba en las primeras filas de combatientes arengando a sus guerreros, los guerreros de este reino de armadura plateada y brillantes cotas de malla fueron entrenados duramente para el combate cuerpo a cuerpo, altos de tes morena, todos hermosos como los dioses, los dioses bendicieron este reino otorgandole belleza a todos los hoimbres y mujeres; se alzaban las lanzas, las espadas remobian las entrañas, los escudos remobian la tierra, el sudor y sangre bañaban la tierra muerta.

¡Sal de mi Reino, perro!-advirtio Ram al capitan contrario-
Claro que nos iremos, cuando tu Reino me pertenezca y ¡todos ustedes se vayan al infierno!-grito Reimdall-

Ram corriendo hacia Reimdall lanza su hacha con toda su velocidad, cayendole a Reimdall en su fuerte escudo. Reimdall con un grito desgarrador y moviendo su agil y bello cuerpo golpea con la lanza cayendole a Ram en la mano. El mar negro de lanzas rodeaba a los dos capitanes. De pronto los guerreros de Frosst ven con asombro el horizonte, una sombra de lanzas negras, un ejercito inmenso iba en ayuda de sus aliados. A este ejercito lo comandaba un dragon de piel negra.

Ram herido llama a sus tropas para dar una media vuelta a la fortaleza y aguardar la embestida titanica del ejercito de Reimdall.

 
dangorothrim
 
 
 

323 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato: