Ir a Posada de Mantecona
 


Northren
Capítulo 1
Encuentro y reconomiciento.
Por Zeirkrad
 
Me llamo Northren y formo parte de los Dúnedain del norte. Somos pocos, demasiado pocos. No podemos proteger todas las tierras del norte y muchos menos Eriador...
Viajo solo, como tantos otros de los míos pero tanta soledad no es buena. Por aquel momento estaba en las antiguas tierras de Arthedain que ya no existe. Me dirijía hacia Rivendel dónde podía tener refugio durante unos días.
Mí única compañía era mi espada Artdain y mi arco y yo mismo claro. No sé como aguantaba tanto sin hablar con alguien y estar solo durante tantos años y era joven, bastante joven pero eso no quita el hecho que solo tengo como familia a los montaraces.
En las tierras de Ruadhur, iba por un camino tapado por hojas, solo se sabía que era un camino porque no había árboles en medio. A unos veinte metros de mí había tres hombres armados con garrotes y vestidos con pieles.
El primero de ellos se acercó a mí.
-Alto,¿quién va?-dijo.
-Northren.-dije simplemente.
-Vistes de una manera rara- dijo examinándome-pero seguro que llevas algo encima, dánoslo todo.
Hizo un movimiento con el garrote, como si fuera a golpearme de verdad.
-Solo soy un viajero, no tengo nada y no busco pelea.
Pero no me hizo caso y levantó el garrote para golpearme, desenvainé la espada y paré la embestida del arma, unhas cuantas paradas más y acabó ensartado en mi espada.
Los otros dos corrieron hacia mí, gritando, y de pronto una flecha voló entre los árboles dando en el corazón a uno de ellos, el otro se paró observando a su compañero caído y el lugar de dónde salió la flecha. Corrí hacia él con mi espada en la mano y le puse la hoja al cuello. Acercándo mi rostro al suyo.
-No vuelvas a ponerte en mi camino.-dije.
Aquel individuo asintió y se marchó corriendo. Cuando lo perdí de vista miré hacia donde salió disparada la flecha y reconocí que era una flecha elfa.
¿Quién me habrá ayudado? me pregunté. Y al poco rato saltó de los árboles una figura gris con capucha, armada con una espada y un arco.
-Deberías darme las gracias.-me dijo.
-No tengo por qué dartelas, eres un desconocido que me ha ayudado por a saber que razón. Y que no se atreve a mostrar su rostro.
Entonces no se el por qué que se quitó la capucha y me sorprendió ver que no era un hombre si no una elfa de ojos verdes y pelo negro.
-¿Asi mejor?.
Me quedé sin habla.
Pero pude asentir.
-¿Por qué me ayudaste?-pregunté.
-Pasaba cerca de donde tú estabas y vi que tenías problemas pero nada más verte supe que eras parte de los Dúnedain y fuí en tu ayuda. ¿Obvio no?
-Me llamo Northren.- me presenté.
-Yo soy Leilian. Vivo en Rivendel.
-Yo me dirijo allí.
-Entonces podemos viajar juntos.
Asentí y sonreí y ella tambien. Era un largo camino y pronto nos sorprendió la noche. No encendimos ningún fuego porque por aquella tierra había muchos hombres salvajes como aquellos de antes.
Pero sí charlamos, sobre muchas cosas, y la encontré hermosa, creo que hasta me enamoré de ella pero no pensaba decirselo ni loco porque a fin de cuentas yo estaba mejor solo y asi debía ser por mucho que no me gustara.
Ella pudo dormir per yo no pegué ojo.
A cabo de tres días llegamos a nuestro destino, Imladris, el refugio de Elrond el Semielfo.
Y llegados allí lo observé maravillado, como siempre cuando iba. Y me puse a cantar la balada de Beren y Luthien. Me encantaba la verdad.
Y a mi compañera tambien porque se puso a cantar conmigo y luego otras voces más se pusieron a cantar con nosotros.
Allí conocí a Arwen y ví a Aragorn hijo de Arathorn, el líder de los montaraces.
Asistí en poco tiempo al concilio del Anillo Único, creado por Sauron según dicen los rumores.
Conocí a toda la comunidad del Anillo pero había algunos que ya conocía como Gandalf el gris y Aragorn o como le llamaban en el norte, Trancos.


 
Zeirkrad
 
 
 

467 personas han leído este relato.

SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 09-03-2009 Hora: 17:55
el tuyo es muy bueno tambien te felicito

Fecha: 10-02-2009 Hora: 17:59
Esta muy bien, felicidades

Fecha: 31-01-2009 Hora: 21:51
Nos has hecho caso, ahora hay menos pelea
muy bueno, muy bueno

Fecha: 31-01-2009 Hora: 17:50
Por lo que pued predecir con lo leido, creo que es y será un buen relato

Namárië