Ir a Posada de Mantecona
 


Las Aventuras de Balfor
Capítulo 2
Estancia en Erebor
Por Balfor
 
Tras dos días remando río arriba llegamos a Erebor, nuestro hogar. Desde el río se podía observar la construcción de casas en el Valle, y por la Puerta Principal de Erebor, salían muchos Enanos para ayudar a los Hombres en la reconstrucción de la Ciudad. Desembarcamos en un pequeño embarcadero situado a una milla más o menos de Valle y continuamos caminano toda la mañana y llegamos a Valle a mediodía.

Se habían reconstruido ya "las Grandes Armerías de Valle" y muchas casas estaban ya construidas y vivían en ellas Hombres que acompañaron a Bardo después de la Batalla de los Cinco Ejércitos. Descansamos en una taberna de Valle esa noche y los Hombres nos trataron con gran hospitalidad y Bolfin, mi sobrino, ya estaba recuperado del todo. A la mañana siguiente, atravesamos la Puerta Principal de la Montaña y el rey Dain nos dio la bienvenida y se nos otorgó la parte del tesoro de Smaug que pertenecía a mi familia antes de la llegada del Dragón. Mi abuelo me dió su famoso escudo que habían llevado generaciones y generaciones de mi familia y que según decían fue creado por el mismísimo Durin, también se nos otorgó a cada uno de nosotros una magnífica hacha de doble filo, recuperada del Tesoro y de diseño ereboriano.

Pasaron los años y Valle fue reconstruida y Bardo murió y fue sucedido en el trono por su hijo Bain, Dain por su parte reinaba aun bajo la Montaña. Pero en la Montaña se comentaron rumores de que por fin los hijos de Durin teníamos por fin el poder suficiente para regresar a Khazad-dûm y recuperar nuestra antaño poderosa ciudad y hogar ancestral de Durin. Así que con Balin a la cabeza y con el consentimiento de Dain partimos muchos Enanos de vuelta a Moria a recuperar lo que era nuestro y echar de una vez por todas de nuestros salones a los trasgos, orcos y al daño de Durin (pue ese es el nombre que le damos los Enanos al Balrog de Morgoth) y mi padre, mi abuelo y yo nos alistamos para ir con Balin a Moria, el resto de nuestra familia se quedó en Erebor y vivió comodamente hasta el final de sus vidas, pero el futuro de los Enanos que nos habíamos dirigido a Moria era incierto y peligroso y no cabía duda de que no todos regresaríamos a Erebor (si regresábamos) y se librarían muchas batallas en las profundidades de las Montañas Nubladas.

Continuará...
 
Balfor
 
 
 

472 personas han leído este relato.

CAPITULO ANTERIOR
SIGUIENTE CAPITULO
Haz click sobre las esquinas abiertas para avanzar o retroceder de capítulo

  

Comentarios al relato:
Fecha: 17-02-2009 Hora: 21:41
Aiya Balfor, el relato en general bien, la base (como siempre digo) está bien, la "construcción", hay que mejorarla, aunque te doy mi sincera felicitación

Nai Varda tintuva tielya

Fecha: 15-02-2009 Hora: 11:28
Esta bien, aunque tendrías que daarle más detalle.

Fecha: 10-02-2009 Hora: 18:53
Por favor, me gustaría que los que leyerais el relato me dierais opiniones sobre qué os ha parecido, un saludo

Fecha: 10-02-2009 Hora: 17:51
Espero que os guste la continuación del relato, en cuanto a la pregunta de Zeirkrad, sí, son las mismas que las de mi ficha, pero como ponía en la ficha, ponía que no os contaría muchas cosas en la ficha, en estos relatos lo contaré todo sobre mi historia y otras partes que no salen en la ficha y que saldrán más adelante. Bueno, en fin espero que os guste