Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
[DraveN]
(Huésped de la Posada
)
Raza: Elfo Silvano
Procedencia: Ciudad Real
Edad: 33 años

       
Aspecto: Soy un elfo silvano de pelo rubio y ojos color grises. Como única protección llevo una armadura de cuero y cubriendo mis espaldas mi inseparable capa élfica.

Historia: Mi nombre es Draven, aunque la mayoría me conocen por El Nómada.
El lugar de mi nacimiento es una incógnita. Mis más antiguos recuerdos me llevan a los bosques de Lórien. Allí fui criado por nobles y bellos elfos que me enseñaron todo lo que se.
Los años pasaban sin preocupaciones y mientras mi cuerpo iba creciendo, mis recuerdos iban menguando y caminaba bajo las estrellas intentando recordar mi pasado.

Una noche, mientras caminaba por el bosque ví a una elfa de gran belleza. Su cuerpo resplandecía bajo la luz de las estrellas; su cabello dorado brillaba como si de verdadero oro se tratara. Sin saber el por qué, la seguí a través de los árboles, como hipnotizado. El tiempo que estuvimos caminando no lo sabría decir, pero al fín llegamos aun claro en donde ella se paró, se dió la vuelta y me miró fijamente a los ojos aunque esa mirada parecía más bien mirar al mismo corazón. Entonces sonrió y con una voz melodiosa me dijo:
-Así que tu eres Draven. Por fín te conozco.
Me quedé sin apenas habla pero llegué a balbucear:
-¿Qui...quien sois vos?
-Sé que en el fondo lo sabes. Soy Galadriel.
Me habían hablado de la belleza de la dama Galadriel pero sin duda todas las historias se quedaban cortas.
-Sin duda lo sois - contesté yo - ya que nadie podría ser más bella.
-Me has estado buscando durante mucho tiempo,¿verdad?
-No. Nunca os intenté buscar.
-En el fondo si que lo hacías. Inconscientemente.¿Por qué crees si no que vagabas por las noches en el bosque?
Ahora que ella lo decía tenía razón. Yo la andaba buscando para preguntarle mi pasado, mi origen, mi ser...
-La respuesta la tendrás que encontrar tu - dijo.
-¿Cómo?
-Puedo leer en tu mente y conozco tu inquietud.
-¿Conocéis tambien mi pasado?
-Sí, lo conozco.
-¿A qué esperais entonces para decírmelo?
-Ya te he dicho que eres tu quien debes descubrirlo.
-¿Pero cómo lo haré?
-Debes partir de Lórien, y cuanto antes mejor. Aquí no hallarás respuesta alguna.
-¿Dónde deberé buscar?
-Deja que tu corazón te guíe.
-Entonces partiré sin más demora, ahora mismo.
-No, aún eres joven e inexperto. Aquí estás protegido pero en el mundo exterior te aguardan muchos peligros; por ello debes prepararte.
-¿Y cuándo llegará el momento de mi marcha?
-Cuando llegue lo sabrás...
Y sin decir más dió la vuelta y desapareció entre los árboles.
Aquella noche no pude dormir bien dándole vueltas al tema y a la conversación con la dama Galadriel pero poco a poco quedé sumido en un profundo sueño.

A la mañana siguiente me desperté curiosamente muy descansado a pesar de la mala noche que había pasado.
Rápidamente me dirigí a buscar a Haldir, gran guerrero elfo. No había hablado nunca con él pero yo le admiraba. Solía mirar cómo entrenaba y enseñaba a algunos elfos en el arte de la lucha. Con el corazón en un puño le llamé y se dirigió hacia mi diciendo:
-¿Que deseas de mi joven elfo?
-Quiero que me entrenes como lo haces con aquellos elfos.
Él sonrió amigablemente.
-Pero aún eres muy joven, ¿no crees?
-Por favor necesito que me entrenes - y le conté lo sucedido la otra noche con Galadriel - tengo que prepararme para afrontar mi destino ¿comprendes?
Se puso serio y pensativo, como jamás lo había visto y me dijo:
-Si así lo deseas, lo haré. Pero he de advertirte de una cosa.
-¿Qué cosa?
-El entrenamiento es largo y duro si quieres ser un buen guerrero. Y no pienso hacer ninguna excepción contigo. Trabajarás como todos los demás.
-Así lo deseo.
Cariñosamente recuperó su semblamte alegre y me acarició la cabeza y dirigiéndose a los elfos que lo aguardaban dijo con voz poderosa:
-Os presento a...
-Draven - contesté yo.
-Os presento a Draven, que se unirá a nosotros a partir de hoy mismo.
Haldir me instruyó en el manejo de las armas y en el de los arcos, en lo que destaqué superando a todos mis mayores y ganándome el respeto de mis compañeros.

Pero el momento de mi marcha no llegaba o, por lo menos yo no veía la señal que me dijo la dama Galadriel que lo marcaría; pero un día que vagaba por el bosque solo me aventuré tanto que me salí fuera de los límites de Lórien donde una patrulla de orcos me sorprendió. Intenté luchar yo solo contra ellos pero eran demasiados. En medio del combate escuché el grito de una mujer. Me dirigí hacia donde provenían los gritos y encontré a Shayna, una elfa de Lórien que había sido como una madre para mí, rodeada de tres orcos. Puse en mi arco tres flechas a la vez y las disparé dando de lleno en plena garganta de cada uno de ellos, que cayeron muertos al instante. Corrí hacia Shayna pero ya era demasiado tarde; había sufrido una herida mortal en el pecho. La abracé y entre le dije:
-¿Está bien?
-No...no...me muero...
-¿Qué hacíais vos aquí?¿Por qué no estabais en casa?
-Te...he seguido...Draven...me tenías preocupada...¡Agh!
-Tranquila, os pondreis bien ya lo vereis.
-No...mi tiempo se acaba...despidete de todos por mi...
-¡No!
Shayna respiró por última vez.
Deposité su cuerpo en un lago cercano donde reposará enternamente. Maldije a todos y cada uno de los orcos y lancé un grito de venganza.
Ahora sí estaba seguro, la señal que había estado esperando se produjo tristemente, pero había llegado el momento de partir. Me dirigí a Lórien y visité a la dama Galadriel; le conté lo sucedido y mi decisión de marcharme. Ella me dió sus bendiciones y me entregó una lanza de mithril y una capa élfica para que me ayudaran en mi búsqueda.

Desde entonces vago por el mundo con la esperanza de revelar mi pasado y así encontré esta posada y a todos sus huéspedes, a los que tengo el honor de llamar amigos; y mientras tanto continuaré con mi búsqueda y no cesaré en ella hasta haberla completado.

"Caminaré allá donde me lleven las estrellas para afrontar mi destino..."

Habilidades: Mis habilidades más características son mi gran precisión con el arco que con tanto esfuerzo logré al entrenar bajo el mando de Haldir. También tengo gran dominio en el campo del sigilo y de la supervivencia en plena y salvaje naturaleza. Al vagar solo por el mundo he aprendido a entrenar y a cuidar de los animales que tanta compañía me han hecho. El arte del rastreo no tiene secretos para mí, puesto que es de lo que me valgo para dar caza al fín a los asesinos de mi madre adoptiva.

Armas: Entre mis posesiones más preciadas se encuentra la lanza de mitrhil que me fue ofrecida por la Dama Galadriel en el dia de mi partida. También guardo con gran cariño un arco largo de madera de fresno mágico, recuerdo de una gran amiga que hace mucho que no veo. Y cómo olvidar mis dos espadas cortas de fino acero elfo que en más de una ocasión me han salvado la vida y que, espero, que por muchos años sigan haciéndolo.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 21-08-2005 Hora: 13:24
Hospedado desde el día: jueves, 03 de abril de 2003 ...Han pasado 5502 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 6
Número de mensajes en la bandeja: 8
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

5.8/10 ( 4 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 232 personas esta ficha

Panel de Mensajes

[DraveN] tiene 7 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 08-05-2009 Hora: 11:16
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: ernak  
Fecha: 09-04-2007 Hora: 12:40
Feliz cumpleaños Draven, disfrutalo mientras puedas, pues el señor oscuro odia a los elfos, pero me veo obligado a servirte una cerveza

De: Gwirdyon  
Fecha: 09-04-2007 Hora: 11:03
Feliz cumpleaños Draven, espero que pases un buen día y disfrutes de buena compañía. Saludos.

Fecha: 15-02-2005 Hora: 00:41
Aiya, Mi señor!!
Gracias por el saludito, pues.. si, es que por mi cumple, me "escape" (ejem.. ¿"escape"?) de la posada.. pero he vuelto...
Si, tienes razon, no nos conocemos.. pero podríamos hacerlo...
un beso.. cuidate!!
namárië
Iarlonniel... (de menta, por supuesto)
1 2


Aportaciones de [DraveN]

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped