Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Aldor
(Huésped de la Posada
)
Raza: Elfo Sinda
Procedencia: Madrid
Edad: 40 años

       
Aspecto: Elfo sinda de tan sólo 1,70 metros de altura, ojos verdes, tez blanca, cabello castaño claro y belleza modesta. Su complexión es liviana lo que le hace parecer un eterno adolescente; sin embargo, esto es sólo aparente ya que su resistencia física es poco común y su extraordinaria agilidad resulta sorprendente incluso para los Elfos. Resulta además destacable sus pequeños pies y manos lo que le hace asemejarse aún más a un eterno jovenzuelo.

Su vestuario es tosco y muy práctico: camisola amplia, pantalones cómodos y ligeros, mochila de cuero donde lleva sus útiles y todo lo necesario para el camino, capa muy resistente, botas cómodas y ligeras y un pequeño sombrero de viaje.

Historia: Fue dicho* que Angon el Herrero derrotó a Ulaf el Infame con la espada Angannil, destruyendo de este modo el mal en el Talath. Pero aunque grande fue la victoria mucho fue lo que se perdió en esos días pues muchos valerosos eldar y hildor perecieron a manos del Enemigo o su influencia, entre los que se contaban los sobrinos de Angon, Edheleth e Idalar. Fue por esta causa que Angon sintió que había perdido todo cuanto poseía y por primera vez en su vida se instaló la soledad en su corazón, y también por vez primera deseó tener una compañera a su lado que le hiciera más llevadera la carga de su existencia.

Durante lunas buscó por montes y llanos sin que encontrara a nadie que menguara si quiera un poco el vacío de su interior; sin embargo, cuando se contaban diez años de la batalla en el Talath, Angon decidió visitar el Amon Andúnelin donde reposaban los restos de los talathrim y de su sobrina. Fue en ese momento cuando escuchó por primera vez la música llena de melancolía que como por encanto se escuchaba en cada ocaso. Aún duraban los ecos de su encantamiento cuando Angon creyó ver la figura de una mujer completamente desnuda al pie del cerezo que coronaba la cima de la colina, y que con paso lento se encaminaba hacia él. Fue en ese momento que Angon fue perdiendo su tristeza a cada paso de la mujer de tal modo que cuando la hermosa Nissi quedó frente a sus ojos ya estaba completamente embotado de amor por ella. Angon le preguntó su nombre, pero la mujer no tenía el don de la palabra, y de todo cuanto veía se maravillaba como si hubiera nacido en ese mismo atardecer, aunque por apariencia era ya una mujer adulta de edad incierta. Angon la vistió con su capa de viaje y desde ese día la tomó bajo su protección enseñándole todo cuanto sabía del mundo como si de un pequeño bebe se tratara. Como no tenía nombre, Angon tuvo que darle uno, llamándola desde ese día “la que ha vuelto a nacer” pues en belleza se asemejaba a su sobrina Edheleth, salvo en el color de sus cabellos pues estos eran oscuros como la noche y luminosos como las estrellas.

Con el tiempo Angon y la bella “la que ha vuelto a nacer” se desposaron en una noche sin luna y mil estrellas, viviendo desde ese día en los restos del Talath destruido ajenos al mundo y al avance del Enemigo por todo el Beleriand Oeste. Durante años su felicidad fue completa teniendo como fruto de su amor un hijo, al que llamaron Aldor, Alto Señor, por entender que algún día gobernaría sobre el Talath aunque éste sólo fuera un pequeño reino en ruinas sin nadie a quien gobernar salvo a las bestias.

Aldor creció en fuerza y en sabiduría junto a sus padres durante muchos años, convirtiéndose en un gran herrero como su padre y sabio en conocimientos de los poderes aprendidos de su madre “la que ha vuelto a nacer”, pues resultó que la bella “la que ha vuelto a nacer”tenía el don de escuchar las palabras de los valar a través de sus sueños que durante días se apoderaban de ella, como si de un profundo letargo se tratara. Durante ese tiempo, soñaba hechos que no había presenciado revelándose una sabiduría que de ningún otro modo hubiera podido conocer. Aldor recibió en parte ese don aunque en menor medida pues en rara ocasión sus sueños le hablaban salvo con palabras confusas que rara vez conseguía descifrar. Fue de este modo que les fue comunicado que la Hechicera Melian abandonaba sus dominios en dirección al Oeste Lejano, sintiendo esto como un mal presagio sin que pudiera concretar la naturaleza del peligro que esto suponía. Pero durante algún tiempo no sucedió nada.

Un día aciago algunas decenas de eldar de Doriath cruzaron la entrada secreta al Talath a través del Cirith Tarath, en el Aelin Uial, pidiéndoles ayuda pues los enanos se habían apoderado de las Mil Cavernas de Menegroth por la fuerza y muchos eldar habían muerto o habían sido despojados de sus tierras, y como algunos de los eldar que habían participado en la batalla del Talath conocían su secreto se encaminaron hacia allí en busca de mejor fortuna. La prudencia hubiese aconsejado que la entrada les hubiera sido negada, pero por amor de su padre Angon hacia sus antiguos vecinos, Aldor permitió su estancia durante doce lunas hasta que encontraran otro lugar y el peligro hubiera pasado. Pero sucedió que llegado el término del plazo otorgado los eldar sintieron temor de abandonar el refugio del Talath, y siendo como era su único obstáculo únicamente los tres moradores, se apoderaron del Talath por la fuerza resultando heridos de muerte Angon y la bella “La que ha vuelto a nacer”. Aldor también hubiese muerto en ese día pero resultó que sus sueños le revelaron las maquinaciones de los eldar y aunque trató de desbaratarlas sólo pudo conseguir salvar su vida y esto con mucha fortuna.

Desde ese día Aldor sintió un lógico recelo ante los eldar como asesinos de sus padres, viviendo durante décadas en los montes y caminos ajeno a todo cuanto pudiera suceder en el devenir de la historia de Beleriand Oeste, desplazándose cada día hacia el sur huyendo de la influencia de los eldar a los que odiaba.

En sus continuos viajes conoció a los hildor, que al verle huían por recelo; sin embargo, nació en Aldor la curiosidad por estas gentes tan extrañas y curiosas. Sobre todo le extrañaba la rapidez con la que hacían las cosas, sin paciencia alguna, por lo que, pensaba, quizás también por eso envejecían con rapidez. Pronto se dio cuenta que sus conocimientos eran valiosos para esas gentes con lo que ocasionalmente se relacionaba con ellos para realizar pequeñas transacciones comerciales, hasta que con el tiempo su trato con los hombres fue más habitual. Sin embargo, siempre fue receloso a establecerse en un lugar permanente, pues amaba la soledad de sus caminos y en ella se sentía a gusto, hasta que un día sus pasos le encaminaron a una pequeña ciudad llamada Bree, y al pasar junto a su posada se vio embriagado por el aroma de la cerveza de Mantecona. Desde ese día, visitó con frecuencia la posada de Bree, por razón de su cerveza y del devenir de las gentes que allí se reúnen, a los que observa en silencio con curiosidad. Sin embargo, su morada son los caminos, lo que le ha valido el sobrenombre de Palannelir, el extranjero, pues a ningún lugar pertenece.

Con motivo de sus viajes en ocasiones acepta encargos de Mantecona para llevar mensajes a lugares distantes pues se dice que no hay lugar en que no haya hollado su pie, pero rara vez los acepta si estos suponen un riesgo innecesario, pues en lo posible prefiere permanecer al margen de las conspiraciones de Arda.


* Véase "De la historia de los hijos de Talathgon"

Habilidades: Posee la habilidad de forjar todo tipo de metales, siendo uno de los más talentosos herreros que quedan en Arda. Además posee la cualidad de conocer hechos a través de los sueños, aunque ésta habilidad raramente se produce y de manera un tanto confusa cuando lo hace, por lo que en ocasiones le cuesta distinguir lo real de lo ficticio.

Armas: Rara vez lleva armas salvo su martillo y algunos últiles de la forja. Sin embargo posee la legendaria espada "Angannil" que su padre le confió como modelo para sus obras.

También domina el arte del arco aunque sólo para cazar pequeños animales.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 25-07-2005 Hora: 20:58
Hospedado desde el día: sábado, 10 de mayo de 2003 ...Han pasado 5520 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 70
Número de mensajes en la bandeja: 92
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

6.7/10 ( 10 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 590 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Aldor tiene 89 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 02-05-2009 Hora: 09:28
Buenos días, sr. del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: Zeirkrad  
Fecha: 01-02-2009 Hora: 18:28
larga y buena historia
un brindes

De: Eldar  
Fecha: 07-08-2008 Hora: 23:40
Feliz Cumpleaños!!!!!!!!!!... que la pases muy bien!.....

De: Tildoir  
Fecha: 07-08-2008 Hora: 01:52
FEliz cumpleaños amigo elfo.

De: Arbeleg  
Fecha: 07-08-2007 Hora: 15:30
Feliz Cumpleaños
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19


Aportaciones de Aldor

Visita la Ficha de otro Huésped