Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Edanna
(Huésped de la Posada
)
Raza: Elfa Moriquendë
Procedencia: Lugar
Edad: 47 años

       
Aspecto: Alta, de cabello largo y completamente blanco. Tez clara y ojos profundos. Esbelta.

Historia: Sus padres amaban demasiado las estrellas que se reflejaban en el lago donde los elfos descubrieron por vez primera la luz de Ilúvatar como para aceptar enfrentarse a una travesía con tan pocas garantías. Con la pena profunda en el corazón por no haber visto la luz de amán, Edanna busca la razón por la cual todas las criaturas se mueven, respiran y contemplan el firmamento, los designios de los Valar, su plan o el plan de Ilúvatar, así como el destino de los elfos, que la intrigan más que otra cosa sobre la superficie del mundo.

De las crónicas de Edanna. Libro IV. Segundo Pliego.

Cinco años después de partir de los dorados jardines de Lothlórien, y no sin haber olvidado la muestra de disgusto, aunque sí con resignada aceptación por parte de mi señora Galadriel, regreso al refugio del Señor Elrond. Su biblioteca y la paz del valle es todo cuanto deseo en estos momentos de incertidumbre. Y la esperanza de encontrarme al menos por casualidad con mi única y querida hija; Idorian.

He recorrido el antiguo reino de Arnor, explorando todas sus ruinas, buscando indicios. He visto el horror de un antiguo pueblo abandonado al olvido. Todos los antiguos conocimientos estaban allí si se sabía dónde buscar y dónde mirar, y entre las ruinas encontré tesoros insospechados, de poder y de palabras de conocimiento. Ahora necesito tiempo, un tiempo que siempre nos ha parecido infinito al pueblo de los elfos y que ahora parece ahogarnos estrechándose a nuestro alrededor. Veo la incertidumbre y la angustia en todos los rostros que me rodean, y la antigua sombra que ya creíamos olvidada, resurgir de nuevo.

No sin razón, desde que partí y a lo largo de mi recorrido, tan solo he encontrado a la tierra infestada con la ponzoña de orcos y bestias peores aún. Más astutas que nunca, más audaces. Más atrevidas.

Debí suponer, que sería en la Tercera Edad del sol cuando recientemente hemos comenzado a sospechar acerca del verdadero destino de aquellos que formamos mi pueblo y del resto de las razas de la Tierra Media. ¡Así pues toda mi búsqueda finalmente está llegando a su fin!, y es quizás ahora cuando obtenga las respuestas que he ansiado en mi corazón poseer definitivamente. ¿Cuál es nuestro destino más allá de los círculos del mundo? ¿Qué destino le aguarda al pueblo élfico y cuál es su papel en este mundo en estos precisos instantes de peligro y más allá de la muerte, cuando sobrevenga el final de todas las cosas? Lo que nos aguarde tras la larga espera en las estancias de Mandos mi señora Galadriel ya me dijo que no es importante en este momento ni es asunto nuestro ahora tampoco, pero yo no puedo conformarme. Necesito saber y conocer cuál es nuestro destino en este tiempo que nos ha tocado existir y cómo ayudar a todas las criaturas que ahora comenzamos a abandonar a su suerte. ¡Ahora que sufre tanto toda la tierra, mientras mis hermanos parten al Oeste!

¿Podré yo lograr marcharme algún día? Mi corazón se agita de dolor tan solo de pensar en abandonar alguna vez mi amada Tierra Media. Quizás cuando el destino de los elfos quede totalmente revelado, pueda encontrar la paz para embarcarme al Oeste. Ahora no encuentro sosiego permaneciendo silenciosa en nuestros refugios, antes creíamos nosotros, pobres ilusos, inexpugnables.

Mi hija ha sido más valiente quizás, o más inconsciente. Le falta el dilatado y diáfano susurrar de los años delante de sus ojos para comprender y saber esperar. Pero la muerte de su padre, mi querido esposo, en la batalla de los cinco ejércitos, la ha cambiado por completo. Solo supe de ella que había ingresado voluntariamente a recibir instrucción militar. Ahora comprendo sus palabras mientras celebrábamos los funerales cuando mirándome fijamente me dijo:

-Quiero mirar a los ojos a mis enemigos cuando les arrebate la vida con mi espada.

Terribles y amargas palabras para una joven en la cuenta de los años de mi pueblo. Y pesados son los días que se avecinan, donde las preguntas flotan en el aire al compás de los dientes de león, trayendo interrogantes. Yo intenté disuadirla, solo logrando que ella montara en cólera y permitiendo que súbitamente añadiéramos más distancia entre nosotras. Ella no comprende la razón de mis estudios, pues los considera egoístas e inútiles para afrontar los problemas que se avecinan. Yo, no sé como explicárselo y sufro por ello.

He conocido gente durante mi descanso en Imladris, me ha sorprendido encontrar muchas caras conocidas y desconocidas como nunca desde hacía ya muchos años. Está aquí Mithrandir, y el que dicen ha encontrado el perdido “daño de Isildur” lo he contemplado en silencio y me he quedado perturbada en mis pensamientos al no poder imaginar como una criatura tan sencilla ha tenido un papel tan crucial en el devenir de nuestra historia. El mismo me sacó de mi ensoñación al mirarme con curiosidad y sonreírme con una bondad a la que no estoy del todo acostumbrada.

No son tiempos para recorrer la tierra en soledad. Compañías de todas partes están llegando, los caminos no son seguros en ninguna parte. Llegan extrañas noticias desde el otro lado de las montañas y desde el sur, donde se asentaba la perdida ciudad de Tharbad. Ahora, que empiezo a enfocar mis pesquisas en el norte a este lado de las montañas, hacia el antiguo reino del rey brujo de Angmar, tendré que buscar el apoyo de compañeros si pretendo tener éxito.

En pocos días pienso partir, cuando termine de clasificar y traducir todos estos antiguos tesoros. No tengo miedo a perderme por los caminos, deseo que mi hija no se pierda tampoco. Pero no sé si fue elfo, hombre, enano o mediano quién dijo que:

“Todos los caminos conducen a la tierra Media, nada entonces he de temer”.

Edanna Dhae

Habilidades: Investigar en el conocimiento perdido, ahondar y escudriñar en viejas relíquias de tiempos antiguos intentando re-descubrir el conocimiento de los primeros padres.

Armas: Espada larga y curvilínea, arco y aljaba, ropas sobre túnica de cuero ceñida con un cinto. Una capa embreada para la lluvia y una gran bolsa. Un cayado la ayuda a recorrer los caminos.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 30-03-2008 Hora: 17:06
Hospedado desde el día: jueves, 14 de febrero de 2008 ...Han pasado 3806 días.
Registrado en el Foro: NO

Número de mensajes enviados: 0
Número de mensajes en la bandeja: 7
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

7.3/10 ( 4 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 40 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Edanna tiene 7 mensajes

De: Falas  
Fecha: 23-09-2009 Hora: 10:12
Feliz Cumple

De: Odnallap  
Fecha: 06-05-2009 Hora: 10:39
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: Falas  
Fecha: 23-09-2008 Hora: 00:54
Feliz Cumpleaños Edanna!!!!!!!!

De: Tathar  
Fecha: 22-02-2008 Hora: 10:00
Hola!!, un saludo y feliz recibimiento a esta posada, que te trae por aca?? sabes algo de las nuevas que hay en el pueblo??
Saludos afectivos, Tathar, ya sabes que siempre puedes confiar con alguien de la misma raza =)

De: Zeirkrad  
Fecha: 15-02-2008 Hora: 12:58
Sea bienveniida
1 2


Aportaciones de Edanna

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped