Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Edrahil
(Huésped de la Posada
)
Raza: Elfo Noldo
Procedencia: Málaga
Edad: 41 años

       
Aspecto: Mi aspecto no es nada destacable pelo castaño, ojos cataños, tez clara, estatura media...¿es que no habeis visto nunca a un noldo?

Historia: Hola mi nombre es Edrahil,hijo de Nimwen la vanya y Olendhel el vidente noldo, y mi historia comienza a los pies del Taniquetil donde mi madre me dio a luz y donde pasé mi infancia y parte de mi juventud. Para los que no me conozcan y quieran saber, de mi madre heredé la alegría y la poca o mucha sabiduria que pueda tener; de mi padre el empeño pertináz en todo lo que hago, la lealtad y una sombra del futuro que será y que ilumina mis pensamientos de vez en cuando.
¿Qué más decir? ¿por donde empezar? Mi historia corre pareja a la historia de los Noldor. Cuando llegué a Tirion para conocer a mis parientes, la sombra de los arboles se había vuelto ya más alargada, la disputa entre los noldor había comenzado y todo el mundo albergaba ya designios secretos. Por doloroso que fuera había que tomar partido. Pero aunque mi padre había servido al Rey Finwe desde Cuivienen, yo me decanté por Finarfin y su familia, pues un afecto y una gran amistad me unian a todos ellos.Así, cuando llegó la hora nefasta en la que todo sucedió, partí de Amán, crucé el hielo crujiente y me establecí como capitán de Nargothrond ¿que sucedió? guerras y más guerras, todo el sufrimiento; todo está escrito, todo es sabido. Y yo fuí uno que por azar del destino(y un poco de ayuda de mis visiones) consiguió sobrevivir. Así la historia de Edrahil sólo entró en la historia de los cantos, cuando Finrod Felagund tiró su corona al suelo y pidió voluntarios para ir a Anband y recuperar lo que no era de Morgoth.
De esta manera, solo un puñado de hombres partimos a enfrentarnos al poder del Enemigo. Sin embargo, pese a todo su poder, Finrod fracasó antes de comenzar su empresa y todos fuimos hechos prisioneros por Sauron y todos sufrieron y todos murieron devorados y todas las historias en todos los escritos se olvidaron de mí, pues Finrod también salvó mi vida antes de morir en las fauces del licántropo. Y fuí yo quien llevó la nueva de todo lo que pasó a Nargothrond y fuí testigo de como los hijos de Feanor por fin fueron expulsados.
No me demoré mucho en Nargothrond ni entré al servicio de Orodreth; La muerte de Finrod, la flaqueza de los Noldor, la traición de Curufin y Celegorm...
Sin embargo no fue eso, la suma de todo eso, lo que me impulsó a abandonar el reino. Fue un mal presentimiento que me ganaba la voluntad dia tras dia y una oscuridad en el futuro de nargothrond, lo que me hizo abandonarlo.
Así pues me dirigí a Doriath y me puse al servicio de la Dama Galadriel que sabía de nuestra desventura en Tol Sirión y me acogió como a alguien de la familia. Así fuí de nuevo capitán de los Noldor y consejero de la Dama.
Sin embargo, poco tiempo permanecimos en Doriath; un grupo de Sindar y de Noldor refugiados nos dirigimos a Eriador, a través de las Montañas Azules; Y allí permanecimos a orillas del lago Nenuial, hasta que Morgoth cayó y cambió la forma del mundo.
La súbita caida del Mal, el cambio en las tierras del mundo, hizo renacer la esperanza en los corazones de todos; Sin embargo la gran guerra había acabado, Morgoth había sido derrotado y yo ahora deseaba volver a occidente. Númenor era mi oportunidad, una etapa antes de mi reclusión en Eresea; pero fue mucho más:
Me mezclé con los hombres y me embarqué hacia el promontorio. Al llegar encontré una isla extensa y virgen, la tierra más hermosa que vi nunca desde que salí de Amán;cuyo poder se podía sentir de abajo a arriba cambiendolo todo: vegetal, animal y espíritu. Durante mucho tiempo vagué sin proposito mezclado entre la gente, sin embargo, al cabo me puse al servicio de Tar Minyatur, pues mi corazón desaba formar parte de aquel pueblo y hacer que parte de ese cambio fuese a través de mis manos. Y así fue, a través de los siglos, ví como los Edain pasaron de vivir en chozas a residir en palacios, de ser lerdos a ser hermosos y sabios; y la grandiosidad de sus obras lo superaban todo.
Sin embargo, una vez más,tuve que abandonarlo todo y volver a la tierra media. La carta de Gil Galad a los numenoreanos no dejaba margen de elección a quien había visto la sombra; tenia que volver y luchar.
Algo me llevé de la Isla que ni siquiera yo esperaba cuando arrivé: el recuerdo de Tindómiel, hija de Elros, que descansa más allá de los círculos del mundo y dos hijos Olwen y Elentir que me esperan en occidente.
Así, una vez más me puse al servicio de la Hija de Finarfin y combatí la oscuridad.
Llegué a tiempo sin embargo, de asistir a la fundación de Ost-in-Edhil; Y huir de ella no demasiado pronto. Fuí testigo del triunfo de Tar Minastir en Eriador y volví a Númenor en sus últimos días, sólo para descubrir la corrupción de los numenoreanos; su sabiduría hecha añicos, su orgullo tornado en obstinación absurda, su grandeza en opresión, su libertad en sumisión a la voluntad del Enemigo. Escapé y no sin ayuda, pues los Eldar estaban proscritos y muchos pusieron en peligro sus vidas para asistirme; Así tuve que regresar sin cumplir mi misión ni entregar el mensaje de la Dama.
Una vez más el mundo cambió, esta vez como nunca lo había hecho, el mar se tragó la corrupción de Númenor y el mundo se volvió redondo; si, como lo oyes, ¡redondo!: primero plano, luego redondo y luego ¿quien sabe? ¡otra vez plano!¡de locos!¡pareciera que Eru no teminara de decidirse!
Los restos numenoreanos se habían asentado en la tierra media; Y el número de los años parecian cansados de contarse uno detrás de otro y querian empezar de nuevo. Pero ésto no sucedería hasta la derrota de Sauron; Así advino una vez más el enfrentamiento: La última alianza de elfos y hombres; La batalla de Dagorlad y el sitio de Mordor, en el cual casi pierdo la vida y sólo me salvé gracias a Elrond.
Tras la victoria, el reino de los elfos y el rey Gil Galad desaparecieron, los Edain de nuevo se alzaron y de nuevo cayeron en el fango; y la Oscuridad se extendía por la tierra media sin que pareciera que nadie pudiese detenerla.
Sin embargo la Oscuridad fue afrontada y derrotada y yo tomé parte en aquellos notables hechos: desde la educación de un muchachito dúnadan que se hacía llamar Estel y que me acosaba a preguntas sobre Númenor, hasta las batallas que se celebraron en el norte, en la Guerra del Anillo.
Hoy llevo a cabo "La última misión" de la Dama Galadriel en la tierra media"A tí el más leal de los amigos, sólo a tí, confío lo que más valoro" dijo, quien sabe si sólo por decir.
Sin embargo mi misión es acompañar a la Reina Arwen en la tierra media y no dejarla sola hasta que su espíritu abandone los círculos del mundo,volver y dar cuenta de todo ello.
Los días son breves en compañía de Arwen, Elessar y sus hijos, al mismo tiempo cumplo con mis deberes en Minas Tirith como consejero del cetro. No obstante viajo con cierta frecuencia sobre todo al norte cumpliendo con los encargos del Rey Elessar hasta que le llegue la hora de su destino.
.....Y esta es mi historia, si a alguien le interesa saber algo más de mí le diré que me gusta pasear por la playa,beber cerveza con los amigos, música y juegos.

Habilidades: Soy maestro sanador entre los Eldar, pues Elros me enseñó toda su ciencia, también soy maestro de la tradición pues conozco casi todas las historias(una vida tan larga da para mucho) y sea por una cosa o por otra, la gente me pide consejo.
La necesidad es una gran maestra, y por necesidad apredí a luchar y matar;el resultado es que sigo vivo. No obstante, en Amán, me deleitaba practicando deportes con mis hermanos
Mi habilidad menos valorada es la de diseñar y construir casas y edificios, los cuales, yo no sé porqué, tienen una extraña tendencia a derrumbarse¡y la gente piensa que es por mi culpa!¡que injusto!¡ya llegará mi oportunidad...!
Si alguien lee esto y piensa construirse algo...¡ya sabe!

Armas: Normalmente cuando estoy en Minas Tirith voy desarmado pero cuando salgo de viaje por esos caminos llevo a mi espada "Elensil" obra y regalo de las manos de Celebrimbor, el cual me la dio cuando residía en Eregión. También visto debajo de la ropa una antigua cota de malla forjada en el Reino bajo la Montaña.Tampoco te extrañes si me ves con un arco y flechas

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 24-09-2006 Hora: 14:45
Hospedado desde el día: lunes, 18 de septiembre de 2006 ...Han pasado 4139 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 2
Número de mensajes en la bandeja: 9
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

5.7/10 ( 3 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 76 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Edrahil tiene 9 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 06-05-2009 Hora: 10:41
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: Gwirdyon  
Fecha: 10-04-2007 Hora: 00:35
Feliz cumpleaños Edrahil, espero que pases un buen día y lo disfrutes en buena compañía. Saludos.

Fecha: 06-10-2006 Hora: 14:28
Bienvenido!! Veo que lleva una larga vida a sus espaldas, me encantará compartir cervezas junto al fuego mientras nos cuenta interesantes hitorias!

De: HdlTM  
Fecha: 24-09-2006 Hora: 17:33
Buenas tardes.
Le quitamos el bloqueo, pero antes le daremos un par de consejos:
- copie el escrito en un editor de textos y pase el corrector ortográfico;
- en cuanto a los nombres tolkienianos, búsquelos en la Enciclopedia del Poney o cualquier otra fuente a su disposición para escribirlos correctamente (pues ni Aman ni Tirion llevan tilde, y no sabemos que es Anband).

Vigile así mismo los signos de puntuación y el uso de mayúsculas.

Atentamente,
Hermandad de la Tierra Media

De: moltrun  
Fecha: 20-09-2006 Hora: 03:40
buen aventurados que sean tus dfias en esta posada, y asabes si necesitas algho solo haslo saberlo, ya nos encontraremso y brindaremso por tu llegada
1 2


Aportaciones de Edrahil

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped