Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Gil-Galen
(Huésped de la Posada
)
Raza: Elfa Noldo
Procedencia: Madrid
Edad: 43 años

       
Aspecto: Parece joven, pero su mirada es tan antigua como el mundo, una melena rubia como el oro le cae hasta mas allá de la cintura, recogida solo por una sencilla diadema con motivos florales, los ojos, almendrados, son de un verde brillante, como la hierba en primavera, es muy alta, y delgada, pero su delgadez le da un aspecto grácil.

Historia: Vivíamos en Tirion, en Tuna, grande era la belleza de los Árboles en aquella época, fueron unos años felices, a no ser por la mancha de Melkor, al que ahora llamamos Morgoth, había jurado volver.
Y así fue, volvió, con un ser oscuro y mezquino que destruyó los Árboles, y solo nos quedo la luz de las estrellas de nuevo, yo era joven, pero Ealisse me había enseñado como hacer florecer plantas, como llamar al viento, como susurrar a los animales, como crear niebla...
Morgoth nos arrebato la luz, y con ella arrebató a Fëanor, hermano de Fingolfin y Finarfin, sus joyas mas preciadas, los Silmarils, creados con la luz de los Árboles, y Fëanor juró venganza, y nos condujo en persecución de Melkor, pero el iba mas rápido, éramos muchos, algunos aun demasiado jóvenes, para seguir su ritmo.
Cuando llegamos a Alqualonde, la ciudad de nuestros hermanos Teleri, nos encontramos un espectáculo horrendo, me horrorice de ver como Fëanor, en su intento de conseguir los barcos-cisne, había dado muerte a todos los que lo habían intentado evitar. Sangre de nuestros hermanos extendida por las marmóreas calles de la preciosa ciudad, multitud de cadáveres componían un cuadro dantesco. Llore junto a mi madre por las vidas que se habían perdido, y por las vidas que se perderían por la locura que tenia Fëanor.
Pero el no quiso volver a Tirion, dijo que los Valar estarían enfadados y que le castigarían. Quería recuperar los silmarills y vengar la muerte de su padre Finwë.
Mi madre se unió a Finarfin y dijo que volvería a Tirion. Mi padre viajaba con Fingolfin, mas adelantado que nosotros. Allí vi por última vez a quien me dio el ser. Se agachó, me cogió por los hombros y me dijo estas palabras "Mi Estrella Brillante, no llores por lo que será, llora por lo que fue y lo que perdemos en el camino, muchas cosas perderás, y muchas cosas recuperaras, y muchas otras que creías olvidadas volverán, grandes en verdad serán vuestras desgracias, hija, pero ten esperanza, siempre mantén la esperanza, y saldrás victoriosa de múltiples batallas que se avecinan, mi camino no esta a tu lado ni del de tu padre, el es orgulloso, no retrocederá, pero si queda una sola esperanza esa eres tu, mi querida estrella, no lo abandones, eres nuestra esperanza, ayuda a curar las heridas de nuestro pueblo en Endor, te he enseñado bien, sigue aprendiendo, hija, mi Estrella" dicho esto me entrego un colgante forjado por nuestros herreros con dos flores brillantes de los Árboles grabadas en el, "esto te protegerá en los días oscuros que se avecinan, di a tu padre que le esperare hasta que acabe la canción si es necesario", dicho esto se giró y se unió a la hueste de Finarfin.
Llegué hasta donde se encontraba mi padre, hablando de cómo continuaríamos. Levanto la vista hacia mi.
-¿Y tu madre?
-Ha vuelto- fue mi única respuesta.
El me miró y miró a lo lejos, no dijo nada mas, pero tampoco hacia falta. Yo sabia que el la amada, el sabia que yo lo sabia, le dije las palabras que me había dicho y le enseñe el colgante, que en ese momento me reconfortaba mas que todas las palabras del mundo. Su mirada se entristeció y no volvió a cantar junto a Maglor hasta largo tiempo después. Siguió el camino junto a Fingolfin.
Entonces Fëanor vio que éramos muchos para coger los barcos de los Teleri, así que decidió que los primeros que atravesarían el mar serian los de su Casa. Mi padre murmuró algo en referencia a su poca confianza hacia Fingolfin, pero este confiaba en su hermano. Esperamos en la costa rocosa con impaciencia, los días pasaron lentamente. Yo pasaba los días mirando a lo lejos esperando ver las velas níveas de los barcos, peor en vez de ello solo veía el mar vacío.
Hasta que un día vi un gran resplandor rojo, a mi alrededor se arremolinaron todos, cerré los ojos, sin creer lo que pasaba, y vi como Fëanor quemaba todos los preciosos barcos-cisne, los más bellos que recorrieron los mares de Arda, y lloré por la pérdida y por la traición del hijo de Finwë y Miriel.
Y jure allí, ante la costa del Mar Circundante, un poco al sur de Helkaraxë que nunca confiaría en la palabra de Fëanor o de cualquiera de sus hijos, ya que nos abandonaba como simples cargas.
Largos días estrellados discutieron los mayores el camino a seguir. No podíamos volver a Aman, o eso decían. Orgulloso pueblo éramos entonces, y lo seguimos siendo. Se decidió atravesar el helado Helkaraxë, que solo lo habían hollado los Valar. Sabíamos que seria un camino largo y duro, pero éramos poderosos.
Durante el camino cayeron muchos de los nuestros. Bordeamos altas montañas heladas, nuestros pasos hacían crujir el hielo a nuestros pies, muchos cayeron en simas profundas cubiertas de nieve, muchos se quedaron sentados agotados, diciendo que nunca saldríamos de allí...
Fue un camino largo y duro, pero en todo momento el colgante de mi madre brillaba y me calentaba el corazón, y a mi lado viajaba Altariel, decidida a llegar a las Tierras Exteriores, al igual que mi padre, que no se separaba de Fingolfin ni de sus hijos.
Mientras caminábamos por las heladas estepas solo a la luz de las estrellas, vimos como se elevaba la Luna, me recordó el brillo de Telperion, parecía un barco, arqueado, viajando por la bóveda, solo mas tarde supe que en efecto era el último fruto de Telperion el que dio ser a la Luna que conocemos. Nos iluminó el camino a seguir, pero no tanto como para no seguir perdiendo a amigos y familiares en la travesía.
Pocos llegamos al final del camino, a Mithrim, pero aun éramos poderosos. Al llegar a Endor vimos asombrados como se levantaba desde Aman la Sol, brillante, dañando los ojos de las criaturas malvadas al servicio de Morgoth, dorado como Laurelin, aunque no tan brillante como había sido el Árbol, su último fruto iluminaba Arda durante horas.
Desde entonces camino por la Tierra Media. Mi destino, aun no lo conozco. Pero como todos los de mi raza, estoy unida a Arda.











Habilidades: ¡Soy una noldo! ¡Todo lo hago bien! ^_^

Armas: Ummmmmmmmm. Cuchillo, bastón de nogal, espada... creo que nada mas, en cuestion de armas, claro ^_^

 
 
Última modificación de Ficha:
Hospedado desde el día: lunes, 13 de diciembre de 2004 ...Han pasado 4787 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 0
Número de mensajes en la bandeja: 19
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

6.9/10 ( 12 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 157 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Gil-Galen tiene 19 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 06-05-2009 Hora: 11:35
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: Marc  
Fecha: 15-10-2005 Hora: 20:35
felicidades Gil-Galen!

Espero que seamos amigos!! Y por empezar.... porque no lo celebramos con una buena cerveza de mantecona!?

De: Elental  
Fecha: 15-10-2005 Hora: 04:17
Feliiiiiiiiiiiz feliiiiiz cumpleaños!!!
Espero que sea un día muy especial para ti...que cumplas dos mil millones de años más...
Espero relamente que lo celebres en la posada...asi podremos conocernos!!!
Saluuuuuuuuuud!

De: Lairwen  
Fecha: 26-12-2004 Hora: 18:59
Aiya Gil-Galen
Le escribia para darle la bienvenida, aunque es un poco tarde ya, pero bueno, entiendame, llevo bastante tiempo fuera y he venido hace poco, asique he querido ponerme al dia saludando a los nuevos huespedes, queda usted saludada!
Espero tenga una estancia agradable entre estas cálidas paredes.
Namàrië
Lairwen

Fecha: 24-12-2004 Hora: 06:57
Buen...digamos... tardes, noches o dias , da igual.

mandadme un mensaje pleveya...

Pd:Recordad, Naytzyrrk está contigo
1 2 3 4


Aportaciones de Gil-Galen

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped