Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Giledhel_Narya
(Huésped de la Posada
)
Raza: Mujer Haradrim
Procedencia: León
Edad: 32 años

       
Aspecto: Nár es una mujer alta, de casi 1,80m, de complexión atlética y aún así con un cuerpo marcadamente femenino. Su piel es de un tono dorado durante todo el año, aclarándose algo en invierno y oscureciéndose en verano, y sus ojos son grandes y castaños. Su pelo, que le llega hasta el pecho, es del mismo color cambiante del fuego: unos rizos pelirrojos, color sangre en las sombras, del brillo del oro bajo el Sol, que en algunas situaciones lleva trenzado en muchas pequeñas trenzas. Numerosas cicatrices surcan su cuerpo, siendo las más llamativas las de su rostro: una desde la sien a la barbilla en el lado izquierdo, y otra sobre la ceja derecha. Otro detalle característico es el aro de oro que adorna su labio.

Historia: Nárya nació cerca de Umbar, hija de un corsario con sangre Haradrim y una mujer cuyos antepasados, decían, se remontaban hasta el mismísimo Anarion. A los cuatro años, poco después del nacimiento de su primer hermano, viajó con sus abuelos hasta el cercano Harad, donde pasó dos largos años en el Desierto, aprendiendo todas las costumbres de aquellos parientes suyos: aprendió un nuevo idioma, aprendió a bailar como solo los genios del desierto saben y, lo más importante, empezó su adiestramiento como curandera de manos de su abuela.
Tras esos dos años, volvió con sus padres, y al poco nació su segunda hermana. Cuando la niña contaba pocos meses estalló un conflicto que les obligó a huir a Harad de nuevo, atravesando el Desierto esta vez y llegando a las lejanas estepas en las que pastan los mûmakil. Esa estancia en el Lejano Harad le sirvió a la joven Nárya para aprender otro idioma más, otras costumbres, y encontrar un lugar que durante toda su vida consideraría su verdadero hogar. Aún así, esa primera estancia en el Lejano Harad no duró mucho.

Los siguientes años, de nuevo en el puerto que la vio nacer, fueron de cada vez a peor. Las constantes rencillas entre sus padres acabaron con la desaparición de su hermana, de solo tres años, y la muerte de su madre. Fue en ese momento en que se empezó a forjar su espíritu, su fuerza. Unos años después, su hermano se marchó de casa, dejándola sola con su padre y dando pie a que empezara la peor etapa de su vida. Una etapa que aún le cuesta recordar, que su memoria bloqueó para no tener que revivirla jamás.
A los diecisiete, se escapó de casa con un desconocido, con quien se casó y tuvo un hijo, Valandil. Otra vez, sin saber porqué, lo seguro se volvió arenas movedizas bajo sus pies, y su marido le arrebató al niño, dejándola de nuevo sola. Nárya marchó hacia el Sur, hacia sus raíces, y pasó unos años volviendo a aprender lo que el tiempo le había quitado.
Aprendió a cazar, aprendió a montar, aprendió a luchar, aprendió a curar... dejó atrás para siempre la inocencia y se convirtió en una mujer fuerte y decidida a recuperar a su hijo. Y con todo ese aprendizaje a sus espaldas, se encaminó hacia el norte, hacia Gondor, en donde los caminos le dieron un compañero. Conoció a nueva gente, volvió a enamorarse de ese dúnedain que un día encontrara a la vera del camino, y se enfrentó a su pasado para recuperar a su hijo.

Pasaron los años y contribuyó a fundar una Escuela que pronto adquirió renombre en la Tierra Media. Volvió a encontrar a sus hermanos, tuvo otra hija, Annâth, y el destino le arrebató a su segundo marido. Pero ella ya había aprendido la lección: la vida no es justa, el mundo da y quita a su antojo... pero cada minuto, cada segundo, por muchos golpes que recibiera, ella solamente iba a hacerse más fuerte y más sabia.

Por eso, ella sigue andando, descubriendo. Enamorándose, protegiendo a quienes la necesitan, dejándose proteger por quienes la quieren. Porque sabe que ni siquiera la muerte es el fin del camino.

Habilidades: Sus mejores habilidades son la medicina y el tiro con honda. Otro de sus puntos fuertes son los idiomas (no en vano da clases de Quenya en un prestigioso centro de estudios) y la danza, que aprendió de niña en el desierto del Cercano Harad. Cualquier "tarea" montada a caballo se le suele dar bien, desde cacerías a carreras, y tiene nociones básicas de como "conducir" un mûmak.

Armas: Una honda con la correspondiente bolsa de proyectiles metálicos. Dos dagas, una de factura dúnedain (Nársicil) y otra sureña. Lleva también una anket (espada larga) y un mangual.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 13-05-2006 Hora: 01:13
Hospedado desde el día: viernes, 12 de mayo de 2006 ...Han pasado 4598 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 23
Número de mensajes en la bandeja: 23
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

6.8/10 ( 15 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 278 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Giledhel_Narya tiene 19 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 06-05-2009 Hora: 11:35
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: Fastolph  
Fecha: 05-04-2007 Hora: 03:53
hola

De: Erendal  
Fecha: 10-09-2006 Hora: 10:46
Felicidades señora!!! Pselo muy bien en su cumpleaños!!

Fecha: 10-09-2006 Hora: 08:41
Felicidades señorita haradrim

De: Kajsa  
Fecha: 04-07-2006 Hora: 06:00
Hola Giledhel_Narya, me da mucho gusto conocerte, espero que seamos amigos, me a gustado la historia asi que te puse una calificacion
1 2 3 4 5


Aportaciones de Giledhel_Narya

Relatos:
Vornen, i yaiweo Nís[1]
13-05-2006
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped