Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Gwirdyon
(Huésped de la Posada
)
Raza: MedioElfa
Procedencia: Zaragoza
Edad: 42 años

       
Aspecto: Soy una medio-elfa menudita, con mechones rojos y dorados y orejas romas y pequeñitas. Mi estatura no va mucho más allá del metro sesenta y poseo la fuerza y la tenacidad de los elfos y la capacidad de asombro de los humanos; cualidad ésta última que el pueblo elfo ha perdido debido que su larga estancia sobre Arda ha hecho que ya nada les sorprenda.

Historia: Mi historia se remonta a mucho tiempo atrás, a aquellos años en los que los hombres de Oesternesse no se habían dejado llevar por la avaricia y vivían en completa armonía con los elfos que les enseñaban todo lo que sabían. Uno de esos númenoreanos de Andunie, se enamoró de una elfa blanca, lindar o teler, hija de un constructor de barcos en Alqualondë. Y de la unión de la elfa blanca y el hombre de Númenor nací yo, una medio elfa. Mi madre era descendiente de Cirdan, quien generación tras generación fue transmitiendo su sabiduría para construir naves y su amor por el mar.
Pasé mi infancia rodeada de barcos, de mar y de pescadores. Pero ya siendo muy niña vislumbraba un negro futuro para mi ciudad y para las gentes que en ella vivían. El don de la anticipación no me ha abandonado nunca y pocos meses después de abandonar Andunie junto con mis padres y hermanos, una gran catástrofe se cebó en nuestra ciudad. Dirigimos nuestros pasos hacia el interior y nos refugiamos en los bosques, donde pudimos contar con la inestimable ayuda de Elfwën, una gran amiga de la familia que ya había llegado a esa zona tiempo antes.
Al principio fue muy duro no volver a ver el mar, no sentir la libertad en cada aspiración ni el yodo y el olor a salitre en la piel. Nos acomodamos en Azog Araz, una ciudad situada en el noreste y bien comunicada con los principales puntos. Azog Araz es una ciudad azotada continuamente por vientos huracanados, lo que nos obliga a crear construcciones no muy altas para evitar ser destruidas por el viento. Mis hermanos se han acostumbrado a vivir aquí, e incluso han creado sus núcleos familiares propios y sus hogares; también yo, con otro medio elfo, pero aún así, una gran parte de mi corazón élfico mira hacia el oeste en busca de un asta, una vela o una pizca de brisa marina.
Me alejé de mi familia para unirme al ejército gondoriano, bajo las órdenes de Elessar. Me encomendaron una delicada misión, vigilar los acontecimientos que se estaban forjando en el sur, en Hârad. Bajo las órdenes de Faramir fui en busca de un guerrero y, por culpa de un antiguo enemigo mío, tuvimos que huir de Bree y arrastrar con nosotros a otros inocentes que durante el tiempo que duró aquella misión se fueron transformando en verdaderos héroes. Pero todo ésto lo podéis conocer más detenidamente en la historia "Empezando de Cero", ya que al final, como en todas las grandes historias, alguien se atrevió a plasmarla para la posteridad.
Continué mi formación en Rivendel, entre misión y misión, pues nunca estuve sin hacer nada más de una semana. Recuerdo que una vez conocí a un istar y un mago que nos embarcaron en la aventura de un Concilio que se celebró en Fangorn... Si queréis saber más de eso, lo podéis encontrar en la historia "Cuestión de honor".
En estos momentos sigo obserfando y estudiando a las gentes de la tierra media, y aprendiendo de sus distintas culturas, pues son tan variopintas que creo que nunca acabaré de conocerles.
Mi destino no está trazado todavía, por lo tanto, tendré que descubrirlo a medida que éste me vaya sorprendiendo a mí tambien.

Habilidades: Soy muy hábil con la palabra, rápida en el pensamiento y profunda en los sentimientos. Todo ello me permite contar historias estupendas a niños y elfitos.
También poseo un olfato muy fino y un paladar capaz de distinguir infinidad de matices, lo que me convierte en una buena cocinera.
Pero no sólo de pan se vive ni de palabras se alimenta el alma, así que también he aprendido a desarrollar mi astucia y a sacar partido de lo que encuentro por el camino, por lo que soy una gran negociante.

Armas: Mi intuición, que es mi mayor arma, ya que sin ella no podría usar correctamente todas las demás; un arco élfico con flechas que me regaló un armador de barcos antes de hacerse a la mar para siempre; una capa élfica, que encontré casualmente en una cueva en la que se habían escondido dos elfos para disfrutar de los placeres carnales a escondidas; una cuerda élfica muy larga, y no diré cómo la conseguí, al menos no por ahora; un cuchillo corto de hoja afilada, que también fue regalo de un amigo muy especial; una espada llamada "Nanife", y quizás algún día os contaré por qué se llama así, y la benevolencia de los Valar.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 21-05-2008 Hora: 16:41
Hospedado desde el día: sábado, 13 de enero de 2007 ...Han pasado 3905 días.
Registrado en el Foro: SI

Número de mensajes enviados: 640
Número de mensajes en la bandeja: 130
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

7.9/10 ( 60 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 1552 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Gwirdyon tiene 103 mensajes

De: Litsë  
Fecha: 08-02-2013 Hora: 11:01
Aiya!! Encantada de conoceros! Salud!

De: Aldera  
Fecha: 04-02-2013 Hora: 22:58
Aiya querida. Pasaba por aquí de paseo y de paso, os saludo y os deseo un buen día.
Encantada de conoceros.

De: Falas  
Fecha: 29-08-2011 Hora: 20:41
¡¡¡¡¡Felicidades!!!!!!!!!!!! En nada nos vemos guapetona!!!! Por lo pronto esta noche me tomaré una pinta a tu salud!!! Y otra a la mía ¡¡Fiestuqui! Qué ganas de achucharte!
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26


Aportaciones de Gwirdyon

Relatos:
El Hobbit de la luna Capitulo: 3
20-03-2007
El Hobbit de la luna Capitulo: 2
01-02-2007
El Hobbit de la luna Capitulo: 1
23-01-2007
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped