Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Hecil
(Huesped de la Posada
)
Raza: Hombre Dúnadan
Procedencia: Argentina
Edad: 23 años

       
Aspecto: 1,75 m de altura; melena negra rizada; tez blanca, un poco tostada; contextura del cuerpo atlética; ojos marrones, con matices verdes cuando se ven expuestos al sol; vestimenta desaliñada, como el pelo y toda la apariencia en si.

Historia: Un Montaraz del Norte, descendiente de los Dúnedain de Arnor.
Hijo de un Montaraz y una Hobbitina (por supuesto, su raro amor fue secreto en un principio). Mis padres tuvieron cinco hijos, y yo fui el menor, pero el único de aspecto Montaraz, pues los demás realmente parecían más bien Hobbits.
Nací en el año 14 de la Cuarta Edad. Los primeros años de mi vida los viví en familia, en Gondor, pues mi padre, quien luchó en la guerra contra el ejército de Sauron en el fin de la Tercera Edad, fue recompensado con una casa allí, cuando hubiera decidido formar una familia con mi madre. A mis doce años, mi familia ya no era lo que había sido, y mi madre finalmente decidió volver a la Comarca, separándose de mi padre, y llevándose a sus tres hijos más pequeños, pues los otros dos ya tenían edad para decidir, y decidieron quedarse en Gondor. Luego de idas y venidas, dos años después, decidí ir a Gondor nuevamente para ver a mi padre, y volver a contemplar el hermoso reino, y mi vida ya no fue la misma, pues en el viaje afloraron mis sentimientos de viajero, de buen Montaraz, y, aunque luego volví al agujero-hobbit de mi madre, pronto comencé a emprender viajes por mi cuenta, conociendo muchas gentes y razas, y siendo bienvenido en todos lados, haciendo muchos dispersos amigos. Entonces decidí que mi vida no era realmente la de un Hobbit que no cruzaba los límites de la Comarca, sino más bien la de un buen Montaraz, y amé la naturaleza y los largos viajes, y las distintas gentes que se volvieron amigos de inmediato. Pero debo decir que he sido olvidado por muchos, y en gran parte por mi familia, pues nadie salió en mi busca cuando partí. Es por eso y otras razones que comencé a llamarme a mi mismo Hecil -- que en quenya significa "uno perdido u olvidado por los amigos, abandonado, marginado, proscrito" --, pues en Gondor he aprendido sobre el Alto Élfico, y también se me llama Turambar (que, en sindarin, significa "amo del destino"), por la patente idea de que he tomado la firme decisión de forjar mi propio destino.
Siempre viajo con mi instrumento, pues realmente amo la música, y suelo volver a las grandes ciudades en busca de información y material de lectura, o en busca de buenos lugares donde tomar una buena cerveza, como el clásico Poney Pisador de Bree.

Habilidades: Música. En particular, guitarra
Dibujo
Amor por la literatura

Armas: Espada larga doble filo y tres dagas, aunque mi favorita es mi hermosa guitarra, con la cual asesino de un estocazo el silencio y el aburrimiento, y protejo valientemente las noches y los dias solitarios, y que atrae fervientemente buenos amigos.

 
 
Última modificación de Ficha: Día: 23-02-2014 Hora: 04:33
Hospedado desde el día: domingo, 23 de febrero de 2014 ...Han pasado 1157 días.
Registrado en el Foro: NO

Número de mensajes enviados: 5
Número de mensajes en la bandeja: 1
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

0/10 ( 0 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 1 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Hecil tiene 1 mensaje

Fecha: 23-02-2014 Hora: 04:03
Saludos, espero que disfruteis de vuestra estancia en Bree.


Aportaciones de Hecil

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped