Ir a Posada de Mantecona
 


 
 
 
 
Lila
(Huésped de la Posada
)
Raza: Maië
Procedencia: Mexico
Edad: 33 años

       
Aspecto: soy hermosa, puesto que mi estirpe asi lo designa: largos mechones dorados enmarcan el rostro de facciones finas, pero fuertes, soy una guerrera, los ojos grises centellean como si del fuego de arda se tratara; hombros de piel blanca y tersa, mas mis manos son habiles con la espada y la lanza, pero tambien saben hacer arte, de pies ligeros y voz profunda.

De mi noble espalda nacen, como si de el señor de las aguilas se tratara, unas alas de majestuosa presencia, mas son del color que solo se revela ante la luz lunar, asi que solo en algunas noches son visible(s. (Un regalo de Manwë y del sr. de las Águilas)

Historia: Cuando la tierra era joven y los árboles de Valinor aun inundaban la tierra de con su luz, vi por primera vez Arda, la tierra de los hijos de Ilúvatar, supe entonces que mi destino seria forjado en la tierra de los vastagos de su pensamiento.

Mi estirpe es la de los ainur, los creadores del mundo. Cuando nací, del pensamiento de Eru, el unico, mi primera vision fue la de un valar, el mas hermoso a mis ojos de todos ellos, me sobrecogia la fuerza de su liderazgo y su voz de mando al que nadie se resistia, ademas de ser diferente de todos los demas.

Pocos lo saben, pero pasaba ratos en compañía de este valar, y me enseñó mucho de lo que el sabia, y aun que poco fue el tiempo antes de que comenzara a crear problemas, me vastó para entender lo que los hombres llaman amor.

Su nombre ya nadie lo pronuncia, ni en la tierra media ni donde moran los señores del occidente, porque sus acciones mentiras y engaños, causaron mucho sufrimiento y a muchos causó solo lágrimas. Aun que en la epoca en que el mundo era joven, y aun después, lo llamaban Melkor.

Cuando Eru mando a los valar a que terminaran Arda, mi corazon se entristecio, porque ya no veria mas al mas bello de la raza de los valar.

Yo segui viviendo con Eru y los demas ainur que nos quedamos con él. Me enteraba entonces que se habia vuelto mezquino y lleno de envidia por las creaciones hermosas que hacian los demas valar, y que destruia las obras de sus hermanos y que se habia ganado la ira de Eru, mas para mi, en mis pensamientos, seguia siendo hermoso.

Largo tiempo después, cuando los demas valar, cansados de las fechorias de melkor, lo enfrentaron y lo llevaron ante Manwë para que fuera juzgado. Cuando me entere de esto le pedi a Eru que me dejara visitar valinor, porque queria ver a mis hermanos, pero claro que mi proposito era ver a melkor. Me atrevi a pensar que era una buena treta, y que engañar a Eru fue lo mas facil del mundo, pero nada se le escapa al Unico, el leyo mis pensamientos, pero aun asi, me dio licencia y me permitio ir a valinor.

Melkor fue juzgado por sus hermanos, pidio perdon, pero Manwë lo mando tener prisionero, y otra vez, mi corazon lloró.

Me sobrecogio la belleza de Valinor, la creación de mis hermanos era mas hermosa aun que en mis pensamientos, aun asi tenia el corazon sombrio.

Supe entonces dónde tenian prisionero a Melkor, cuando varda me llevo a conocer la cuidad, tenia ahí mi oportunidad y a espaldas de los valar, fui a verlo.

Cuando me encontre frente a su celda y lo vi, nisikiera lo pude reconocer, en sus ojos, donde antes habia sabiduría ahora habia odio y envidias, su hermosura habia menguado y no era la sombra de lo que en un principio fue, me aterro verlo y me desepcionó. Y Sali de ahí sin que el sospechara que puse un pie en aquel lugar.

Lloré, no hice mas que llorar en el camino de vuelta a la ciudad, pero entonces me encontre con Varda y supo lo que habia hecho y me envió con Manwë. Me sentia avergonzada y estúpida y con mucho miedo.

Después de lo que me parecio una eternidad de juicio, Manwë al fin habló y dijo –seas expulada de valinor, y aun que seas una ainur, estas ahora en mis dominios, y vagaras sola por los confines de la tierra media, pues me enterado que no solo has ido a las prisiones, sino que has ido explícitamente a ver a Melkor, el que tanto mal ha causado.

No lo podia creer, una hija de Eru, de las mas hermosas y sabias, ahora en tierra de seres inferiores, pero asi fue que vague sola por los bosques de la tierra media.

Todo era nuevo y duro para mi, senti el hambre y la sed, y por primera vez, miedo verdadero. No me metia con nadie, ni elfo ni hombre ni enano, tenia conocimiento de su existencia pero en cierta forma les temia un poco, supongo, por ser seres desconocidos para mi.

Después de un tiempo empece a adaptarme, llevaba una vida tipo montaraz, y no me era desagradable del todo, aprendi muchas cosas, aprendi a obtener mi alimento, a no ser vista, y lo mas relevante: a amar esta tierra, aun que aun no lo sabia y aun que añorara la estancia con Eru y los demas ainur. Aun mi corazon lloraba por Melkor y lo llevaba siempre en mis pensamientos, aun que mas que todo me atormentaban, porque ya no quedaba nada del Melkor al que ame.

Fue por ese entonces que me encontraba en la cima de una montaña, explorandola, grande fue mi
Sorpresa, cuando vi un ave, un ave de Manwë sin duda, ya que era la mas hermosa que habia visto en lo que llevaba de estancia en la tierra media.

Me acerque, pero solo para darme cuenta de que era una cria. Largo rato me quede admirandola, estaba tratando de aprender a volar, su madre estaba de caza y con seguridad no tardaria en volver, asi que decidi marchar. Cuando me di la media vuelta para seguir a donde mis pies me llevaran, oi un chillido, voltee y vi que el aguilucho habia caido del nido y se precipitaba a la sima. Sin pensarlo siquiera trate de salvarlo, pero yo tambien resbale y caimos…

Desperte, no se cuanto tiempo después, pero cuando vi alrededor,el aguilucho ya no estaba y pude ver que unas criaturas, que despues supe que no se trataban sino de orcos, lo habian secuestrado, no estaban lejos y les di alcance. Les hable (era la primera vez que hablaba desde mis expulsión de valinor) cuando me vieron, parecian asombrados, y cuando los vi, mi asombro no fue menor, no habia visto cosas como esas, que llegaban a lo grotesco a mis ojos que solo habian visto las creaciones que Ilúvatar. Aun que esto no duro mucho, y sin mas, se lanzaron hacia mi.

No sabia que hacer, nunca habia tomado lugar en batalla alguna, nisiquiera habia tomado un arma, pero entonces no se de donde, un fuego azul los alejo, sin pensar fui de tras de ellos que aun tenian en su poder al aguilucho y se los arrebate, y cuando uno trato de atacarme, en el contacto, se quemó, para mi total sorpresa, yo era una llama azul.

Huyeron despavoridos de mi, pero yo estaba igual de asustada y aturdida, pues no sabia que pudiera hacer eso, o incluso que alguien de mis hermanos pudiera, de pronto ya no habia mas llamas, y atendi al aguilucho.

Fue asi que lo lleve de vuelta a su nido y su padre me lo agradecio tanto, que intercedio por mi ante Manwë, quien en su benevolencia me perdono y despues me dijo que era designio de Eru que buscara mi propio destino, y decidiera de que lado iba a estar mi corazon. Entonces Manwë me dijo que si queria podia volver a valinor, pero ya no me podia alejar de la tierra media, que era ahora mi hogar. Fue asi que Manwë me dijo que le pidiera lo que quisiese, en recompensa por haber salvado al aguilucho, que era hijo del señor de las aguilas, y ademas era muy querido por Manwë. Le dije- creo que aun que te lo pidiera, señor de arda, no me lo podrias dar- y el dijo –tu pide, yo sere el encargado de juzgar-entonces dije-volar.

Manwë se quedo muy serio y al final dijo: tu deseo te sera concedido, solo si el rey de las aguilas accede a ayudarme-el señor de las aguilas que estaba presente accedio y dijo:-mi ayuda tendras.

Fue asi como Manwë y el sr de las aguilas me dieron alas, y que me quede a vivir entre ellas y las aprendi a amar, y luche junto a ellas en la guerra contra Melkor, que por él encontre mi destno y llegue a ser una guerrera sobresaliente, y entable amistades con los primeros hijos de Ilúvatar, quienes me enseñaron sus artes, y yo les enseñe las mias.


Habilidades:
Hechizar, lider por naturaleza, diestra con la espada y el arco, pintar y volar claro con mis alas nocturnas. Si me concentro lo suficiente, puedo hacer que una llama azul salga de mis ojos y tocarlo con las manos y no quemarme.

Armas:
Veela, mi espada y mi arco. Un cuerno y mis ojos.

 
 
Última modificación de Ficha:
Hospedado desde el día: martes, 07 de diciembre de 2004 ...Han pasado 5119 días.
Registrado en el Foro: NO

Número de mensajes enviados: 19
Número de mensajes en la bandeja: 22
 
 
 
Calificación de los Huéspedes:

6.3/10 ( 4 votos)

ayuda
votaciones
La Ficha más valorada:
Nessornë
Nessornë
 
 
 

Han visitado 131 personas esta ficha

Panel de Mensajes

Lila tiene 22 mensajes

De: Odnallap  
Fecha: 06-05-2009 Hora: 18:16
Buenos días, huested del sur, le invito a leer la canción (Poema) de la Cerveza. Saludos. eppp

De: Ithilien  
Fecha: 26-07-2006 Hora: 10:55
¡¡Felicidades!! Que paseis un agradable día

De: Elental  
Fecha: 26-07-2005 Hora: 17:19
Feliz cumpleaños!!!! Que cumplas mil millones de años más yq ue todos tus deseos se haganr ealidad...lo celebraras en la posada?!...
jejeje saluuud!

De: HdlTM  
Fecha: 26-06-2005 Hora: 06:56
Le informamos de que se está llevando a cabo una revisión a fondo de las fichas, a fin de que éstas se adapten a los nuevos criterios de la web, así como al contexto terramediense.
En este aspecto, su historia arranca desde un error fundamental: el último ainu en bajar, Tulkas, lo hizo MUCHOS MILENIOS ANTES de que los Árboles naciesen. Después de Tulkas, ningún ainu más cruzo las Fronteras del Mundo.
Por tanto, le pedimos que enmiende este y otros errores.

Atentamente,

Hermandad de la Tierra Media

De: Elenya  
Fecha: 21-05-2005 Hora: 22:35
Aiya mi queridisisisima amiga Lila!!
Mira para que no digas que una no pasa a visitarte , es que no tengo msn no sé que le pasa, pero bueno nomás te quería dejar un saludillo, para que no digas que no me acuerdo de ti y de las fotos!!!, pero al buena noticia es que ya las tomé , bueno cuídate mucho mujer, un besote .
Nai Eru varyuva len
Zin
1 2 3 4 5


Aportaciones de Lila

Relatos: Este huésped no tiene ningún Relato
Poemas: Este Huésped no tiene ningún Poema

Visita la Ficha de otro Huésped